«La ropa es una concepción de ti mismo que llevas contigo». - Henri Michaux (1899-1984), poeta y pintor belga

Buscar trabajo, escribir una carta de presentación, hacer un currículum y prepararse para una entrevista de trabajo nunca es algo divertido. Al contrario, prepararse para una entrevista es generalmente agobiante y estresante.

Según una encuesta, el 52 % de los entrevistadores pasan menos de un minuto mirando un currículum. El 56 % de los entrevistadores reciben, en recursos humanos, de 4 a 6 candidatos para hacer entrevistas individuales para un solo puesto (pero recursos humanos seguramente hubieses recibido decenas de candidaturas). Y en el 64 % de los casos, los candidatos pasan dos entrevistas.

¡Preparar tu entrevista es crucial! En este artículo, te indicamos cómo vestirte durante tu entrevista profesional.

Los/las mejores profesores/as de Desarrollo profesional que están disponibles
¡1a clase gratis!
Víctor
5
5 (18 opiniones)
Víctor
20€
/h
¡1a clase gratis!
Charles
5
5 (4 opiniones)
Charles
16€
/h
¡1a clase gratis!
Graeme
5
5 (10 opiniones)
Graeme
25€
/h
¡1a clase gratis!
Javiera
5
5 (18 opiniones)
Javiera
30€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (14 opiniones)
Ana
35€
/h
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (14 opiniones)
Silvia
13€
/h
¡1a clase gratis!
Alberto josé
5
5 (14 opiniones)
Alberto josé
25€
/h
¡1a clase gratis!
Verónica
5
5 (16 opiniones)
Verónica
30€
/h
¡1a clase gratis!
Víctor
5
5 (18 opiniones)
Víctor
20€
/h
¡1a clase gratis!
Charles
5
5 (4 opiniones)
Charles
16€
/h
¡1a clase gratis!
Graeme
5
5 (10 opiniones)
Graeme
25€
/h
¡1a clase gratis!
Javiera
5
5 (18 opiniones)
Javiera
30€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (14 opiniones)
Ana
35€
/h
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (14 opiniones)
Silvia
13€
/h
¡1a clase gratis!
Alberto josé
5
5 (14 opiniones)
Alberto josé
25€
/h
¡1a clase gratis!
Verónica
5
5 (16 opiniones)
Verónica
30€
/h
1ª clase gratis>

¿Por qué seguir un dress code para encontrar trabajo?

¿Cómo vas a pasar una entrevista de trabajo si vas a la empresa con pantalones cortos, zapatillas y una camiseta descolorida?

Razones por las que seguir un dress code en una entrevista
La vestimenta es muy importante a la hora de elegir a un candidato.

La cultura corporativa ha entrado en todos los estilos de vida y la esfera social. Así, se ha vuelto lógico y normal cuidar la apariencia frente a un superior jerárquico.

Los candidatos deben vestirse acorde con el tipo de empresa y puesto al que quieren optar. Es una situación formal que obliga a una vestimenta impecable, especialmente porque la ropa es un reflejo de tu personalidad.

Se dice que el hábito no hace al monje. Sin embargo, con un atuendo descuidado no causarás una buena impresión, a pesar de todas las habilidades que puedas tener.

El dress code forma parte de la comunicación no verbal, ya que difunde más del 90 % del mensaje que queremos expresar durante la entrevista. Entonces, además del fuerte apretón de manos, la sonrisa y las preguntas correctas, este elemento clave del lenguaje no verbal debe tenerse en cuenta lo máximo posible.

Vestirse para una entrevista puede marcar la diferencia respecto a otros candidatos (que también estarán bien vestidos para la ocasión). El proceso de contratación suele ser competitivo para el mismo tipo de puesto, por lo que, como resultado, la vestimenta es un punto importante que te hace destacar de los demás.

La personalidad y las aptitudes impactan en un 82 % en la selección de candidatos. De ello se deduce que también debes verte bien y estar cómodo con tu ropa. Pero a pesar de todo, no hay que presentarse con traje a una entrevista profesional para ser socorrista, por ejemplo. Por lo tanto, lo ideal es que uno adapte la vestimenta al entorno y al ámbito de la empresa.

Entonces, ¿por qué vestirse bien? Simplemente para ganar puntos desde los primeros segundos.

Uno podría descuidar la ropa para una entrevista por videoconferencia. Fijas la cámara web en la camisa blanca perfectamente planchada, pones tu «sonrisa Profident» y tienes el pelo limpio, mientras que de cintura para abajo estás en ropa interior o en pijama…

Se dice que este aspecto descuidado, sin duda, te impedirá responder correctamente a las preguntas desestabilizadoras, a menos que tengas una muy buena confianza en ti mismo.

Entonces, ¿qué vestimenta elegir según el tipo de puesto?

¿Te interesa saber también cómo prepararte una entrevista de trabajo?

Elegir tu atuendo según el tipo de puesto

Los sectores que contratan hoy en día no necesariamente requieren el uso de un traje con corbata o una vestimenta estricta; el mundo cambia y trae consigo cambios en la conducta.

Elegir tu atuendo según el tipo de puesto
Abogado, banquero, asesor: ¡muchos oficios requieren el uso de corbata!

Dependiendo del área, llevar unos vaqueros, una camisa blanca y posiblemente una chaqueta oscura puede estar bien, sobre todo en los oficios de informática y comunicación. No hay que ponerse corbata para pasar una entrevista para un puesto de consultor SEO, community manager o diseñador web.

Por otro lado, el traje y la corbata serán obligatorios en las profesiones de finanzas, banca y seguros o, por ejemplo, en el sector legal. La legal es una rama que contrata mucho, pero es un ámbito muy formal y normativo y la violación de los códigos de la profesión será suficiente para desestabilizarte o descalificarte.

En finanzas, derecho o recursos humanos, tu interlocutor probablemente será muy serio.

Si el Muro de Berlín todavía estaba en pie cuando el entrevistador se rió por última vez, tendrás que vestirte con un atuendo impecable.

Así, hay que adaptarse según el puesto que quieras conseguir, pero también hay que permanecer auténtico, natural y sobrio. No hay nada peor que una persona incómoda con su ropa: una camisa demasiado ceñida, un traje demasiado suelto o unos vaqueros mal ajustados, y ya se echa todo a perder.

¿Has preparado y repetido tu discurso en una simulación de entrevista en tu casa e imaginado tu entrada en la sala de la entrevista? Pues el siguiente paso es la elección de la ropa.

Tienes que informarte sobre la empresa con antelación para saber cómo vestirte. Consulta el sitio web, las páginas de Facebook, los perfiles de LinkedIn para saber cómo se visten los demás y así evitarás encontrarte fuera de lugar.

Las profesiones de comerciales, directivos de empresa, asistentes de recursos humanos, agentes inmobiliarios, asesores bancarios, agentes de seguros, etc. tienen que estar siempre en contacto continuo con clientes y/o socios comerciales, mientras que un diseñador gráfico, un desarrollador web o un profesor pueden permitirse un atuendo más informal.

Al mismo tiempo, deducimos que una camisa y unos vaqueros serán suficientes para conseguir un trabajo en los oficios relacionados con la informática, pero deberás optar por un estilo elegante (pero sobrio) para un puesto en una funeraria, de comercial o de vendedor de automóviles.

Es una tontería, pero la vestimenta también refleja las cualidades humanas, por lo que es un criterio inevitable que suplanta las habilidades profesionales.

Lee también nuestros consejos para pasar una entrevista de trabajo.

Entrevista: consejos para elegir la ropa

Para crear una primera impresión positiva durante una entrevista de trabajo, es imprescindible escoger bien la ropa, ya que lo que lleves puesto puede ser excluyente.

Consejos para elegir la ropa para una entrevista
Da una buena impresión a los entrevistadores: ¿cómo seducirlos con la ropa?

Aquí tienes algunos consejos para saber cómo vestirse.

Los criterios para vestirse adecuadamente

Sé natural y auténtico: no debes usar ropa que restrinja tu lenguaje corporal. Si sonríes y haces preguntas sin ser molesto o arrogante, obtendrás puntos, ya que los modales son una forma de argumentación.

La elección de los colores: se recomienda elegir colores neutros (beige, gris, negro, blanco, azul marino) porque no afectarán la intersubjetividad de los gustos. La parte de arriba suele ser de color claro para cubrirla con una chaqueta de traje azul marino o negra, por ejemplo.

Es importante vestirse de acuerdo con tu morfología: muñecas y cuello abierto, ropa más ajustada para los delgados, y más ancha para los no tan delgados, etc.

Consejos para la vestimenta femenina

Es recomendable que las mujeres usen trajes clásicos y sobrios. Deben evitarse los cortes muy ceñidos, las faldas demasiado cortas y los colores demasiado llamativos. Opta por un traje pantalón oscuro y una blusa color crudo, obviamente bien planchados. Este párrafo quizás sea un tanto sexista, pero, por desgracia, así lo es el mundo del trabajo. Y hay quien, desafortunadamente, no puede poner la ética por encima de un plato de comida, por lo que no hay más remedio que seguir estas directrices.

Lo primero que debes tener en cuenta es que los colores claros devuelven la imagen de un temperamento alegre y jovial, mientras que, por el contrario, los colores oscuros evocan firmeza, austeridad y rigor.

Por lo tanto, los colores dependen del tipo de trabajo buscado y las señales de empleabilidad que uno desea enviar al entrevistador.

Consejos para la vestimenta masculina

Para los hombres, el estilo ideal es menos diverso; el hombre tiene muchas menos opciones que las mujeres, aunque más posibilidades de acertar.

El atuendo clásico, que consiste en un pantalón, una chaqueta oscura y una camisa clara, es lo ideal. A veces, se puede añadir una corbata (comprueba si los demás candidatos llevan una o no, para ver si te la dejas o no durante la entrevista).

Saber diferenciarse y marcar la distinción es muy apreciado en el lugar de trabajo, ¡excepto cuando uno se pasa!

Planchar la ropa y sacarle brillo a los zapatos (de color claro si los pantalones son oscuros y viceversa) el día anterior es tan fundamental que casi no deberíamos mencionarlo.

En cualquier caso, y esto también se aplica a las mujeres, sé puntual, sonríe y ve limpio, ¡y todo irá sobre ruedas si sabes cómo combinar la sobriedad sin estresarte!

¿Quieres saber también cómo relajarte para hacer una entrevista?

Los/las mejores profesores/as de Desarrollo profesional que están disponibles
¡1a clase gratis!
Víctor
5
5 (18 opiniones)
Víctor
20€
/h
¡1a clase gratis!
Charles
5
5 (4 opiniones)
Charles
16€
/h
¡1a clase gratis!
Graeme
5
5 (10 opiniones)
Graeme
25€
/h
¡1a clase gratis!
Javiera
5
5 (18 opiniones)
Javiera
30€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (14 opiniones)
Ana
35€
/h
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (14 opiniones)
Silvia
13€
/h
¡1a clase gratis!
Alberto josé
5
5 (14 opiniones)
Alberto josé
25€
/h
¡1a clase gratis!
Verónica
5
5 (16 opiniones)
Verónica
30€
/h
¡1a clase gratis!
Víctor
5
5 (18 opiniones)
Víctor
20€
/h
¡1a clase gratis!
Charles
5
5 (4 opiniones)
Charles
16€
/h
¡1a clase gratis!
Graeme
5
5 (10 opiniones)
Graeme
25€
/h
¡1a clase gratis!
Javiera
5
5 (18 opiniones)
Javiera
30€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (14 opiniones)
Ana
35€
/h
¡1a clase gratis!
Silvia
5
5 (14 opiniones)
Silvia
13€
/h
¡1a clase gratis!
Alberto josé
5
5 (14 opiniones)
Alberto josé
25€
/h
¡1a clase gratis!
Verónica
5
5 (16 opiniones)
Verónica
30€
/h
1ª clase gratis>

La ropa que hay que evitar en una entrevista

Ropa prohibida en una entrevista de trabajo
Normalmente, esto es lo que por norma debe evitarse para una entrevista: ropa demasiado suelta, escotes demasiado anchos.

Sería una pena no conseguir un trabajo porque hayas elegido mal la ropa o una ropa que no se adapte a los códigos de la empresa en la que quieres trabajar.

Aquí tienes algunas prendas que hay que evitar:

  • Ropa muy ajustada.
  • Faldas demasiado cortas.
  • Vaqueros (depende del tipo de empresa).
  • Chándal.
  • Los escotes demasiado profundos.
  • Los colores vivos.
  • Las zapatillas.
  • Las camisetas.
  • Demasiado maquillaje.
  • Joyas demasiado ostentosas.

Es mejor evitar llevar más de tres colores diferentes y perfumarse tanto como para perfumar toda la oficina; los jefes de recursos humanos buscan personal cualificado, ¡no una varita de incienso!

Del mismo modo, debes evitar las prendas arrugadas, ya que son sinónimo de descuido y falta de atención. Es recomendable vestirse bien, pero con telas cómodas, para estar relajado.

Cabe destacar que los roles de género suelen estar muy marcados a la hora de hacer una entrevista de trabajo. Es decir, se espera que cada uno vaya vestido de acuerdo con los estereotipos de su sexo. Un ejemplo: un hombre que va en falda a una entrevista. A lo mejor es un excelente profesional con mucha experiencia pero, seguramente y por desgracia, los entrevistadores se van a quedar con que era un hombre que vestía falda. Lo que ha pasado es que un elemento que a priori no debería influir en la entrevista sí lo ha hecho y ha restado importancia a las habilidades y aptitudes del entrevistado.

Otro consejo: todo depende del puesto, pero puedes ir con un bolso de mano o un maletín profesional. Así, podrás guardar todos los documentos necesarios para adornar y pasar tu entrevista: un portátil, una agenda, un pequeño cuaderno para tomar notas, ejemplos de CV, bolígrafos...

¡Y listo! ¡Solo queda trabajar en tus puntos débiles para convertirte en el candidato ideal!

Psicología de los colores: cómo pueden afectar en la entrevista

Colores para una entrevista de trabajo
La paleta de colores cuenta con centenares de tonos.

La psicología del color es un campo de estudio que investiga cómo el color influye en la conducta humana y la percepción de lo que nos rodea.

En este apartado te vamos a presentar lo que, en general, puede transmitir cada color en una entrevista de trabajo. Como sabes, la percepción de lo que expresan los colores también tiene un componente cultural, así que esta percepción puede variar dependiendo de la nacionalidad de los entrevistadores.

  • Amarillo: un color llamativo que distrae.
  • Rojo: un color que transmite energía y entusiasmo y hasta un toque atrevido; puede causar buena impresión.
  • Azul: el azul clarito se percibe más festivo e informal mientras que el azul marino denota responsabilidad y tranquilidad.
  • Rosa: proyecta sensibilidad.
  • Naranja: es el color de la creatividad.
  • Violeta: transmite equilibrio emocional.
  • Marrón: denota seguridad y fiabilidad.
  • Negro: el color más elegante, aunque transmite que la persona es reservada. También muestra capacidad de liderazgo.
  • Blanco: optimismo, confianza, honestidad, un color positivo y transparente.
  • Gris: transmite que la persona que lo lleva tiene una gran lógica y capacidad de análisis.
  • Verde: se asocia con la naturaleza y con el ocio, por lo que no casa con un ambiente de trabajo.

Tras ver esta lista, se puede afirmar que con el color negro, blanco, gris y azul marino nunca fallan. Todos transmiten valores que se esperan de un trabajador. El único «pero» es que se puede dar la impresión de ser una persona muy plana. Todo depende de a qué puesto aspires. Si la entrevista es, por ejemplo, para ser animador sociocultural, ir todo de negro no jugará a tu favor, ¡mete algún color en tu vestimenta!

Vestimenta para una entrevista según los países

En un mundo tan globalizado es común que aunque trabajemos en nuestro país, la empresa para la que trabajamos sea extranjera. Así mismo, muchos jóvenes buscan sus primeros empleos en el extranjero. O también puede ocurrir que la empresa en la que trabajas en tu país te destine para un proyecto en otro país. Sea cual sea la situación, hay que tener en cuenta el país de origen de la empresa y el país en el que vamos a desarrollar nuestro trabajo a la hora de pasar una entrevista.

La empresa de reclutamiento theladders.com publicó un estudio en el que se explica que el 40 % de los expertos en recursos humanos rechazan candidatos por su vestimenta. Si a veces ya es difícil acertar con la vestimenta para un puesto en una empresa de tu país, ¡imagínate para una empresa extranjera!

Y es que ante candidatos muy similares, los entrevistadores se dejan guiar por otros aspectos menos tangibles: cómo viste, el feeling que han tenido con la persona, cómo es su expresión facial, etcétera.

Hay países que le dan más o menos importancia a la vestimenta.

Nuestro primer ejemplo de país en el que la vestimenta en una entrevista de trabajo tiene mucha importancia es Japón. La ropa que hay que llevar en la entrevista se puede considerar casi como un uniforme. No hay lugar para la imaginación. El código de vestimenta está estrictamente establecido: una camisa blanca, un traje negro, zapatos de traje/de vestir negros, una corbata negra y un maletín negro. Nada más. Si ningún detalle. Ningún complemento ni accesorio. Incluso el pelo debe respetar unas normas: ni barba ni pelo teñido. Apenas maquillaje. Además de la vestimenta, en Japón todo el proceso de la entrevista está sujeto a unos códigos de conducta detalladamente preestablecidos.

El dress code para una entrevista profesional.
La corbata ya es «demasiado».

En la mayoría de los países de Europa sigue ganando el conservadurismo. Para altos cargos, banca, seguros, venta o servicios jurídicos imprescindible llevar traje, y mejor si es de colores oscuros (negro, gris). Sí se permiten accesorios. Un reloj, unos pendientes o una sortija causará buena impresión. Llevar una mochila hasta hace poco no era nada profesional, ¡pero ahora ya han llegado al mundo del trabajo! Eso sí, no cualquier mochila vale. Los diseñadores y las multinacionales ya se han encargado de crear una mochila específica para altos cargos.

Para desgranar un poco las diferencias entre distintos países de Europa, vamos a ver características de algunos países en particular. En Francia, cuna de la haute couture, es habitual vestirse con marcas pero, ¡cuidado!, no es lo mismo vestirse con marcas que vestirse enseñando marcas. Los franceses para esto son muy discretos. ¿El típico bolso de Bimba&Lola que pone la marca en grande a lo largo de toda la correa del bolso? Sencillamente, una horterada. ¿El bolso de Louis Vuitton cuyo estampado es el logo de la marca? Difícil de digerir en Francia. Llevar este tipo de prendas y accesorios en una entrevista de trabajo en Francia hará que los entrevistadores perciban a la persona como alguien que va a presumir.

Codigo de vestimenta para una entrevista
¿Te han pagado por hacerles publicidad?

En Alemania mejor acudir a la entrevista con un maquillaje natural y las uñas sin pintar, o pintadas de un color beis o transparente.

Publica el periódico El País que en el distrito financiero de Londres (Reino Unido), denominado City of London, se hizo un estudio para saber porqué había tanta desigualdad en el acceso a puestos en banca y finanzas. El estudio quería dar respuesta a por qué los candidatos de clase media-baja nunca pasaban el corte, aunque estuviesen formados. Por los zapatos. Y en otras ocasiones por el corte de pelo. En la City de Londres un traje nunca se combina con zapatos marrones. Pero esto solo lo saben los que ya se han criado en este mundillo. El código de vestimenta se ha convertido en todo un techo de cristal para muchos jóvenes.

Por otro lado, el clima también influye en la manera de vestir. ¿Vas a ir de traje y corbata con 40 ºC? Ridículo. ¿Vas a ir de tacones por la nieve? Llévatelos en el bolso por lo menos... Hay aspectos que también son un poco de sentido común.

Startups y nuevas tendencias

Con origen en Estados Unidos, el estilo casual está ganando terreno. El auge de profesiones relacionadas con la informática han dado un giro a los códigos de vestimenta. Los desarrolladores y diseñadores web, informáticos, animadores 3D, y un largo etcétera de profesiones que se caracterizan por estar bien remuneradas y pasarse muchas horas sentado en frente de un ordenador. El resultado: prima la comodidad. Esto, por ende, se refleja en la dinámica de las empresas y también en cómo son los procesos de selección. ¿Tiene sentido ir a una entrevista de traje y corbata y después estar en vaqueros, tenis y camiseta todos los días? El «paripé» está llegando a su fin.

Así, desde Sillicon Valley se ha ido extendido esta vestimenta casual y por ejemplo, en las startups es lo normal. Si tienes un trabajo de oficina y trabajas en una empresa emergente te verás desfasado yendo de traje o de tacones. Y es que es precisamente lo contrario, en estas empresas jóvenes y dinámicas lo que se quiere ver es creatividad y un soplo de aire fresco, cada uno puede expresar su personalidad a través de su vestimenta. ¡Adiós a lo conservador y aburrido!

El dress code de los puestos de trabajo
¿Te hubieses imaginado ir de sudadera a la oficina?

Incluso en algunos ámbitos, como la política, hemos visto como en el último lustro las formalidades se han dejado a un lado y se utiliza la vestimenta como un arma política para transmitir uno u otro mensaje.

¿Qué opinas sobre los códigos de vestimenta? ¿Te gusta respetarlos y crees que cumplen una función o crees que es un paripé? Nosotras ni tan blanco ni tan negro. Hay un punto medio para todo. Hay ámbitos en los que creemos que sí se debe respetar el dress code. Por ejemplo, ir a un entierro con colores vivos es una falta de respeto, así como ir en chándal a una boda. ¿Qué opinas?

¿Necesitas un profesor de Desarrollo profesional?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 3 vote(s)
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.