Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La información imprescindible para dar clases de baile

Publicado por Marisol, el 13/03/2018 Blog > Arte y ocio > Baile > Manual de Instrucciones para el Profesor de Baile

«La danza es una forma de vida, la danza es el ritmo de la vida» – Samuel Lewis

¿Quieres ser profesor de baile, pero tienes muchas preguntas sobre la profesión, los cursos de formación, los lugares donde puedes enseñar o dar clases particulares?

Superprof ha creado un manual de instrucciones para el profesor de baile, que contiene toda la información que necesitas para dedicarte a ello y para que puedas expresar tu pasión todos los días. Entonces, ¿a qué esperas para lanzarte?

Cómo convertirse en profesor de baile

Cómo convertirse en profesor de baile Para ser profesor de baile deberás dominar varias disciplinas.

Antes de considerar dedicarte a la enseñanza, debes conocer las diferentes formas de acceder a la profesión y convertirte en profesor de baile. En este caso, las formaciones pueden ser de tres tipos:

  • Formación de baile tras una reconversión profesional (tras haber sido bailarín profesional, por ejemplo);
  • Formación universitaria, para hacer estudios de danza, formación musical, etc.;
  • Desarrollo profesional continuo, que te permite mejorar a lo largo de tu carrera.

Por otro lado, hay formación Profesional o No Profesional:

  • Las enseñanzas profesionales de Danza se imparten con validez académica oficial y te permiten la obtención de una titulación. Están orientadas a calificarte como futuro profesional para la incorporación al campo laboral propio de estas disciplinas.
  • Formación No Profesional: se trata de las escuelas de danza en donde se imparten estudios de danza sin validez académica oficial orientados a la formación de aficionados, sin limitación de edad. Su principal objetivo es dar un mayor conocimiento de estas disciplinas en edades tempranas, descubriendo vocaciones y aptitudes que podrán encauzarse en las enseñanzas profesionales.

Una vez que tengas las competencias necesarias para ser profesor de baile, debes pensar cómo quieres ejercer la profesión: ¿quieres ser profesor de baile en una institución educativa? ¿O de forma autónoma? Hay tres formas posibles de ejercer la profesión:

  • Como empleado,
  • Como autónomo,
  • Como voluntario en una asociación.

Dependiendo de la opción que elijas, podrás ser:

  • Profesor titular, en una escuela privada o pública, donde se enseña un baile específico;
  • Profesor sustituto, en una escuela o centro de baile, donde se enseñan varias disciplinas;
  • Profesor interino, para cursos de verano y talleres;
  • Profesor particular, tú tomas las decisiones en cuanto a tus alumnos y tus horas de clase;
  • Profesor de baile personal, enseñas durante un período específico a los alumnos, por ejemplo, una pareja que quiere aprender a bailar para su boda.

Ya sabes, si quieres saber cómo convertirte en profesor de baile, fórmate y empieza a buscar trabajo o un lugar para impartir tus clases.

Profesor de baile: dónde encontrar trabajo

Independientemente de la forma en la que ejerzas la profesión, aquí tienes los lugares principales donde encontrar trabajo como profesor de baile:

  • Conservatorios regionales,
  • Escuelas de baile,
  • Academias de baile,
  • Colegios, institutos y universidades,
  • Asociaciones de baile,
  • Centros coreográficos de tu región.

Según estos sitios, puedes enseñar tanto en un gimnasio, como en un salón de baile equipado como en un estudio clásico.

Dónde encontrar trabajo como profesor de baile En un estudio, en el exterior o en una institución: ¡el baile se enseña en todas partes!

Enseñar a bailar también implica encontrar una situación cómoda para ti. Por lo tanto, debes hacerte preguntas sobre tus deseos: ¿prefieres tener un contrato en un centro de enseñanza, pero que te ofrecerá menos libertad? ¿O quieres tomar todas las decisiones para impartir tus clases de baile con total libertad?

Enseñar a bailar correctamente también es saber cómo transmitir los conocimientos: dirígete a lugares que puedan contratarte según tus habilidades y tu experiencia. Para ello, nada mejor que buscar trabajo en un lugar de enseñanza de danza según las ciudades.

Las clases de baile en Madrid están más extendidas y son más numerosas que en las ciudades pequeñas. Puedes unirte a una compañía de danza en Madrid o montar tu academia de baile en una ciudad del país. Al inicio de tu carrera, es mejor que te centres en las grandes ciudades: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Bilbao, etc.

Una vez que hayas encontrado el sitio donde enseñar, es hora de definir el formato de tus clases particulares.

Profesor de baile: cómo dar clases de baile

Dependiendo del sitio donde impartas tus clases, se espera que como profesor de baile tengas una serie de cualidades:

  • Primero, una experiencia probada en danza, o al menos, un nivel técnico irreprochable;
  • Unas habilidades para la enseñanza infalibles, para adaptarte a tus diferentes alumnos;
  • Una gran confianza en ti mismo, para dar ejemplo;
  • Una gran capacidad de escucha, porque aprender a bailar es un ejercicio físico, pero también mental;
  • Entusiasmo, positividad y un deseo de seguir aprendiendo.

¡Dar lecciones de baile es una experiencia fantástica! De hecho, tienes muchas oportunidades:

  • Clases en grupo en un estudio de baile, en una escuela;
  • Clases individuales por la noche;
  • Clases privadas durante el día, en cualquier momento;
  • Clases de baile para parejas, para bailes de salón, por ejemplo;
  • Clases de baile en línea, para iniciar a los jóvenes más motivados;
  • Ser entrenador personal, para enseñar a bailar a una pareja por ejemplo (muy popular para preparar una boda);
  • Talleres de baile o cursos intensivos, para perfeccionar una técnica en poco tiempo.

Tipos de clases de baile ¡Hay muchos formatos de clases, pero lo que importa es la felicidad de tus alumnos!

La otra ventaja de dar clases de baile es que tendrás diferentes alumnos, desde adultos, hasta niños y adolescentes, o incluso personas mayores. En el contexto de proyectos asociativos, también podrías tener que trabajar con diferentes públicos: personas discapacitadas, jóvenes no sensibilizados al deporte… En resumen, las posibilidades son ilimitadas.

Por otra parte, los tipos de clases pueden variar según tus alumnos:

  • Algunos apreciarán una introducción a bailes originales como el vals vienés, muy elegante;
  • Otros simplemente buscarán clases de danza clásica, su tipo de baile favorito;
  • Otros querrán perfeccionar su técnica, por lo que será necesario adaptar el contenido de las clases;
  • Mientras que otros querrán a toda costa que les enseñes a bailar bailes de salón (aviso a los futuros novios).

No dudes en dar clases privadas adaptadas a tu audiencia y sus deseos.

Profesor de baile: hacer de tu pasión, tu profesión

«La danza es mi pasión». Esto es lo que debes explicar en la primera clase de prueba o en tu entrevista de trabajo.

Es un aspecto esencial: tu pasión determina tu inversión, proyección o incluso versatilidad. Ya sea enseñando bailes tradicionales u originales, o todos los bailes del repertorio musical, debes saber cómo adaptarte e improvisar.

Es posible que tengas que impartir diferentes clases de baile:

  • Clases de salsa
  • Clases de baile clásico,
  • Clases de tango,
  • Clases de rock
  • Clases de vals,
  • Clases de danza del vientre,
  • Clases de hip-hop,
  • Y muchas más.

Y también, a diferentes niveles, lo que implicará diferentes expectativas:

  • Nivel principiante (menos de un año de práctica),
  • Nivel intermedio (entre 1 y 5 años de práctica),
  • Buen nivel (entre 5 y 10 años de práctica),
  • Nivel técnico excelente (más de 10 años de práctica).

Sin embargo, si enseñas de forma autónoma, tienes que saber las categorías de baile, para adaptar tu oferta a tus posibles alumnos. Por lo tanto, encontramos los bailes:

  • Más buscados: danza clásica, bailes de salón, jazz, danza moderna;
  • Más técnicos: ballet, danza del vientre, tango argentino;
  • Más exóticos: salsa, bailes latinos, danza africana, kizomba;
  • Más modernos: Zumba, jazz moderno.

Consejos para ser profesor de baile ¡Especialízate y conviértete en un profesor de baile único!

Expresar tu pasión a través de la enseñanza de la danza te invita a destacar sobre los demás con originalidad: si tienes la oportunidad de elegir el programa, la densidad o el formato de las clases de baile, ofrece momentos únicos para compartir. ¡La danza también es una cuestión de sentimiento! Es por eso que puedes invertir en proyectos a largo plazo:

  • Conciencia de los beneficios de la danza para las asociaciones,
  • Acompañamiento de una pareja para hacer la boda perfecta,
  • Ayudar a los niños desfavorecidos que desean aprender a bailar.

Finalmente, sé creativo y deja que tus alumnos expresen su pasión enseñándoles de todo, desde la armonía de los pasos de baile hasta el arte del movimiento en el escenario. Esto puede hacerse a través de:

  • La preparación de un espectáculo de baile colectivo,
  • La organización de una fiesta con los miembros de la escuela,
  • De un baile, con motivo de un evento en particular,
  • Un festival de baile para los habitantes de la ciudad.

En Superprof, nos centramos en el deseo de nuestros profesores de invertir en sus alumnos: simplemente es la clave del éxito para todos.

Convertirse en profesor de baile, se aprende, pero todos sabemos que enseñamos como bailamos, es decir, con ganas y pasión. ¡No esperes más para convertir esta pasión en tu trabajo a tiempo completo!

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar