Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las obras de arte más conocidas de la historia de la pintura

Publicado por Marisol, el 28/07/2019 Blog > Arte y ocio > Dibujo > Los 10 Cuadros Más Famosos de la Historia

«La ciencia de la pintura es tan divina que transforma la mente del pintor en una especie de mente de Dios» – Leonardo da Vinci

Todos los días, entre 15 000 y 20 000 personas visitan la Mona Lisa en el Museo del Louvre. Este es quizás la obra de arte más famosa del mundo. Sin embargo, muchos otros artistas han marcado la historia de la pintura. Velázquez, Goya, Picasso, El Greco, Degas, Renoir, Kandinsky, Rembrandt, Vermeer, Courbet, Seurat, Klimt, Pissarro, Mondrian, Caravaggio, Warhol, Caillebotte… crearon muchas pinturas famosas. Aquí están las diez pinturas más importantes de la historia.

¡Descubre con Superprof lo imprescindible que hay que saber sobre pintura!

La Gioconda de Leonardo da Vinci

¿Quién no conoce a la famosa Mona Lisa? Sin siquiera haberla observado en el Museo del Louvre, es imposible no conocer esta famosísima obra de arte. Pintada por Leonardo da Vinci a principios del siglo XVI, la obra representa el retrato de una mujer que sería la esposa de Francesco del Giocondo, una florentina llamada Lisa Gherardini.

La Gioconda es el cuadro más famoso de la historia ¡Una visita obligada en el Louvre!

La historia cuenta que Leonardo da Vinci, llamado por el rey Francisco I de Francia, hizo sus maletas para instalarse en el castillo de Clos Lucé en Amboise, cerca de una de las residencias del rey. La pintura al óleo se expuso en el Palacio de Versalles, y ahora está expuesta en el Louvre y está extremadamente protegida para evitar que los visitantes la estropeen.

Una de las razones de su fama es que la obra fue robada en 1911 por un italiano que quería devolver la obra a su país de origen.

Además, la composición de la pintura atrae especialmente a los amantes del arte. De hecho, el retrato está enmarcado de una manera original para aquella época, ya que es como una foto de identidad hoy en día. Pero además del encuadre, se observó que la Mona Lisa nos mira siempre sin importar desde dónde la observemos. Un misterio aún estudiado hoy en día y que muestra la genialidad de Leonardo da Vinci.

¿Quieres saber también cuáles son los pintores más importantes de la historia?

Guernica de Pablo Picasso

El Guernica, gran obra de Picasso, expuesta en el Museo Reina Sofía de Madrid, tiene unas dimensiones de 3,5 metros por 7,8 metros. Es una de las obras más importantes del siglo XX y es testigo de un acontecimiento terrible: el bombardeo alemán a la ciudad del mismo nombre que la pintura en 1937. Pablo Picasso desea retransmitir el horror, pero especialmente el sufrimiento de los habitantes españoles durante la guerra civil del país. El bombardeo provocó casi 2000 muertes.

La composición de la pintura y su tamaño la convierten en una obra impresionante y abrumadora. El lienzo se mantuvo durante mucho tiempo en el MoMA de Nueva York, según el deseo del pintor. Éste regresará a España en 1981, una vez falleció el general Franco.

La libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix

Es, sin duda, una de las pinturas más famosas del Louvre. La libertad guiando al pueblo fue pintada por el pintor romántico Eugène Delacroix en 1830, y luego expuesta en el Salón de París de 1831. El título de la pintura era Escenas de barricadas en referencia a la revolución de las Tres Gloriosas que seguirá a la Revolución Francesa. Durante la Restauración, y durante el reinado de Carlos X, estallaron disturbios en París y surgieron barricadas para defender las libertades del país. Así es como se establece la Monarquía de julio.

Delacroix optó por representar la libertad bajo la forma de una mujer que lleva el gorro frigio, símbolo de la revolución y la bandera francesa. Su postura recuerda a las estatuas antiguas.

La pintura se utiliza a menudo como un símbolo de la república y la democracia. Se ha expuesto en el Louvre desde 1874.

Pinturas francesas conocidas El pintor romántico utiliza códigos antiguos para representar a la libertad.

La balsa de la medusa por Théodore Géricault

Llamada en un primer momento Escena de un naufragio por su autor, Theodore Gericault, la Balsa de la Medusa es una de las pinturas más famosas de la corriente romántica, un movimiento artístico que se centra en los acontecimientos actuales de la época. Esta pintura, de 491 cm de alto y 716 cm de ancho, pintada entre 1818 y 1819, representa un triste acontecimiento ocurrido en 1816, frente a la costa de Senegal. 

Una fragata de la marina real se hunde en las costas de África. Su capitán, inexperto, no puede enderezar la embarcación. Como los botes no eran suficientes para el número de marineros, los oficiales restantes tuvieron que construir una balsa con los restos del barco. De los 150 hombres de la balsa, solo 10 sobrevivieron a las tormentas y los episodios de canibalismo que afectaron a la tripulación.

Para realizar esta obra, el pintor Géricault realizó un auténtico trabajo de investigación al buscar toda la información necesaria para adherirse lo más posible a la realidad. En el fondo, incluso se dibuja un bote de rescate que da esperanza a los varados, pero en vano porque no lo verán.

Lee también nuestro artículo sobre la historia de la pintura.

Impresión, sol naciente de Claude Monet

Pintado en 1872 por Claude Monet, Impresión, sol naciente marcó la historia del arte al crear el movimiento impresionista. Claude Monet reproducía en esta época el puerto de Le Havre en un estilo totalmente desconocido para la época. Frente a temas serios y actuales del romanticismo, Monet prefiere resaltar las escenas diarias como la salida del sol.

El nombre «impresionista» viene de los críticos de arte de la época que se burlan de este nuevo estilo creado en Impresión, sol naciente. Sobre todo en el periódico satírico Le Charivari, los críticos se divierten criticando a artistas como Renoir, Pissaro y, por supuesto, Monet. El periódico dirá en particular:

«Monet, Pissaro y Mademoiselle Morisot parecen haber declarado la guerra a la belleza».

Esta crítica de la época dio origen al gran movimiento de los impresionistas. Alejándose de los trabajos muy académicos de la época, los pintores impresionistas disfrutan pintando momentos de la vida cotidiana utilizando colores más vivos. Con esta pintura, Claude Monet es considerado por los historiadores del arte como un auténtico líder del movimiento.

La noche estrellada de Van Gogh

La noche estrellada es la obra maestra del pintor postimpresionista Vincent Van Gogh. El cuadro lo realizó en el sanatorio de Saint-Rémy-de-Provence, donde se recluyó hacia el final de su vida. Fue pintada a mediados de 1889, trece meses antes de su muerte. Desde 1941 forma parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Según comentaba el artista en una de sus cartas a su hermano Theo, esta era la visión del pueblo que él contemplaba por la madrugada desde su ventana. La gran estrella iluminada de blanco, que el artista define en su carta como “la estrella de la mañana”, es realmente el planeta Venus según los expertos.

Considerado como el magnum opus de van Gogh, el cuadro ha sido reproducido en numerosas ocasiones.

Cuadros famosos de Van Gogh «La noche estrellada» es conocida como una de las pinturas más famosas de la historia.

El jardín de las delicias de El Bosco

El jardín de las delicias es el nombre contemporáneo con el que se conoce a una de las obras más conocidas del pintor neerlandés Jheronimus Bosch (el Bosco). Se trata de un tríptico pintado al óleo sobre tabla de 220 x 389 cm, compuesto de una tabla central de 220 cm x 195 cm y dos laterales de 220 cm x 97 cm cada una (pintadas en sus dos lados) que se pueden cerrar sobre dicha tabla.

Es una obra de contenido simbólico, sobre el que se han ofrecido variadas interpretaciones. Obedece a una intención moralizante y satírica que iba a hacer fortuna ya en su época, como demuestra la temprana aparición de copistas e imitadores.

Considerada como una de las obras más fascinantes, misteriosas y atrayentes de la historia del arte, el cuadro forma parte de los fondos de exposición permanente del Museo del Prado de Madrid, donde ingresó como depósito del Patrimonio Nacional en 1939.

El grito de Edvard Munch

El grito, pintado en 1893, es la obra principal del pintor noruego Edvard Munch. Representante de la pintura expresionista y el arte moderno, este pintor se inscribe en los mismos rasgos que artistas como Van Gogh o Gauguin.

La obra El grito representa una forma humana, mirando al espectador con una mirada horrorizada. El fondo no es muy claro, pero podemos observar la barandilla de un puente en colores naranja y azul. También distinguimos otras siluetas.

Esta obra de Munch inspira miedo y angustia. Munch se suele describir como un artista torturado. Sufrió muchos acontecimientos dramáticos que marcaron su vida como la muerte prematura de su hermana mayor y de su madre. También hubo desórdenes mentales en su familia.

Esta pintura es conocida en todo el mundo y se ha robado muchas veces, dando mucha popularidad a la pintura. También podríamos imaginar que la obra inspiró la máscara de la película Scream. 

Descubre también los pintores contemporáneos más conocidos.

Las meninas de Diego Velázquez

Las meninas (como se conoce a esta obra desde el siglo XIX) o La familia de Felipe IV se considera la obra maestra del pintor español Diego Velázquez.

El tema central es el retrato de la infanta Margarita de Austria, colocada en primer plano, rodeada por sus sirvientes, «las meninas», aunque la pintura representa también otros personajes. En el lado izquierdo se observa parte de un gran lienzo, y detrás de este el propio Velázquez se autorretrata trabajando en él.

Es una de las obras pictóricas más analizadas y comentadas en el mundo del arte y aun así, no todos los historiadores están de acuerdo en su significado, género e incluso fecha. Espejos, cuadros dentro de cuadros, gente que mira a los ojos al espectador… Los secretos que oculta este lienzo de figuras a tamaño natural son casi tan fascinantes como su asombrosa técnica.

Las interpretaciones son múltiples, y traen de cabeza a historiadores desde hace siglos. De hecho, ya existe un desorden psiquiátrico propio: el Síndrome de la Fatiga de Las Meninas (SFLM), que padecen algunos investigadores que se pasaron buscándole el sentido al cuadro.

Obras famosas de Velázquez Actualmente, se halla expuesta en el Museo del Prado de Madrid.

Persistencia de la memoria de Salvador Dalí

La pintura Persistencia de la memoria es una de las obras más importantes de este gran pintor del movimiento surrealista. Pintado en 1931, el óleo sobre lienzo representa la playa de Portlligat en la que los relojes parecen derretirse bajo el sol. Dalí parece aquí compartir la idea del paso del tiempo y su angustia ante esta realidad.

La obra es más conocida por el público bajo el nombre de Los relojes blandos. El artista se habría inspirado en el queso camembert durante una comida. Para admirar la obra, es necesario ir al Museo de Arte Moderno de Nueva York. 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar