Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuál es el interés de aprender crochet?

Publicado por Marisol, el 03/10/2019 Blog > Arte y ocio > Costura > 20 Razones para Aprender a Hacer Ganchillo

«La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado, mientras que la imaginación abarca todo el universo» – Albert Einstein

Catherine Bouenard tiene el récord de velocidad de tejer, pudiendo hacer 264 puntos en tres minutos.

Pero no te preocupes, no es necesario tener la misma destreza para hacer ganchillo correctamente. Lo que importa es tu deseo de aprender y el placer que se siente al tejer a ganchillo ropa de bebé, una bufanda o un gorro para ti y para tus seres queridos.

¿Todavía dudas en aprender ganchillo? Aquí tienes 20 buenas razones para elegir el ganchillo entre todos los pasatiempos creativos.

El ganchillo es fácil

Ventajas de hacer crochet ¡En Coachella, el ganchillo está claramente de moda!

Probablemente ya te hayan dicho que aprender a hacer punto es fácil. ¡El ganchillo es aún más fácil! Y si ya has hecho punto para hacer pompones en tu infancia, debería ser muy fácil para ti. De primeras, si para hacer punto hay que aprender a manejar dos agujas, solo se utiliza una para hacer ganchillo.

Por supuesto, es como todo: hay que aprender y probablemente te equivocarás al principio. Pero hoy en día es muy fácil aprender haciendo labores sencillas como una bufanda, una funda para lámparas o un tapete.

Hay muchos tutoriales disponibles en Internet para aprender las diferentes técnicas básicas, como la puntada de resbalón, el punto al aire, la puntada de malla apretada y tu primer círculo o anillo mágico.

El ganchillo no es anticuado

El ganchillo tiene la reputación de ser una actividad para abuelas. Sin embargo, el DYI (Do IT Yourself), o hacer las cosas a mano, está muy de moda.

La generación anterior no ha mostrado interés por el crochet, pero la nueva se ha apropiado de esta afición para crear un nuevo estilo de vida. Personalizar tu ropa y crear bolsos, elementos decorativos y otros accesorios se ha convertido en el nuevo pasatiempo de moda.

La lana está presente cada invierno y todos los años en las pasarelas está por todas partes. Además, teniendo en cuenta que la moda es la segunda industria más contaminante, crear tu propia ropa adquiere un significado completamente nuevo, más ético y respetuoso con el medio ambiente.

¿Todavía no te convence? Busca el festival de Coachella. ¿Qué llevan van las jóvenes? ¡Ropa de ganchillo muchas veces! 

Aprender crochet porque es divertido

Si hacer punto a menudo está limitado por su reputación anticuada, también es porque permite realizar labores menos divertidas. El punto y el ganchillo son parecidos y, aunque puedes comprar ovillos de lana en los mismos sitios (Las Tijeras Mágicas, Crochet10, DMC), la técnica de los ganchillos permite imaginar muchas más posibilidades de labores divertidas.

Podrás divertirte desde el principio y no hay necesidad de adquirir una técnica increíble para hacer que los trabajos sean aún más divertidos.

El ganchillo permite realizar labores variadas

El crochet es una actividad divertida ¿Y si haces animales de peluche de ganchillo?

Funda amigurumi, chal, suéter, poncho, funda de lámpara, alfombra… ¡Las posibilidades son infinitas en crochet! No solo se limita a la ropa, sino que puedes crear toda tu decoración de ganchillo, desde macramé a cuadros hasta verduras de ganchillo.

Hay tutoriales para absolutamente todo y son adecuados para principiantes. Así que olvídate de comprar decoración y lánzate a la creación de un búho de peluche.

El ganchillo es práctico

No necesitarás invertir en el mejor material y tener todos los tamaños de aguja para comenzar. Una aguja de ganchillo, un ovillo de lana ¡y listo! 

Por lo tanto, puedes llevar tus labores a medio hacer a todas partes, sin la necesidad de llevar una bolsa enorme. Un ganchillo mide unos 15 centímetros y no pesa mucho (sobre todo si es de plástico). Mételo en tu bolso y practica siempre que tengas la oportunidad.

Si, por ejemplo, vas a la universidad o a cualquier otro establecimiento educativo y tienes la oportunidad, ¿por qué no haces ganchillo en clase? ¡Pero no nos hacemos responsables de las protestas de tus profesores!

Hacer ganchillo reduce el estrés

Los estudios lo han demostrado: el ganchillo ayuda a reducir el nivel de cortisol, la hormona del estrés y aumenta los niveles de las hormonas de la felicidad, la dopamina y la serotonina. Al reducir el estrés, tu cuerpo se relaja, tu ritmo cardíaco se ralentiza y te sientes mejor.

Betsan Corkhill es una terapeuta británica que ha investigado los efectos terapéuticos de hacer punto y ganchillo. Encuestó a más de 3545 tejedores y tejedoras y más de la mitad de los participantes dijeron que tejer los hacía «muy felices». Muchos de ellos también afirman que solo practican esta actividad con el propósito de relajarse, reducir el estrés y dar rienda suelta a la creatividad.

Este mismo estudio demostró que existe una relación entre la frecuencia de tejer y el estado de ánimo y los sentimientos percibidos. Los que hacen punto o ganchillo más de tres veces por semana están más tranquilos, más felices, menos ansiosos y más seguros.

Corkhill concluyó que «tejer tiene importantes beneficios psicológicos y sociales que pueden contribuir al bienestar y la calidad de vida».

Concentrarte en el ganchillo te permite entrar en un estado casi meditativo, pero sin pasarse, porque es mejor contar el número de puntadas para no tener que comenzar una fila una y otra vez. El ganchillo te permite mantener tu salud mental y escapar de tu vida cotidiana, que a veces puede ser estresante.

«Hacer punto o ganchillo para alcanzar un estado mental meditativo podría permitir a una población mucho más amplia experimentar los beneficios de la meditación, ya que esto no implica tener que entender, aceptar o comprometerse en un período de aprendizaje prolongado de la práctica. Es un efecto secundario natural de tejer» – Betsan Corkhill

El ganchillo mantiene sano el cerebro

El crochet es bueno para la salud ¿Estás esperando a un amigo o en la sala de espera del médico? ¡Saca tu ganchillo en lugar de tu móvil!

Además de reducir el estrés, el ganchillo y otras actividades creativas ayudan a mantener sano el cerebro. Hacer un trabajo de ganchillo puede mejorar tus habilidades cerebrales.

  • Resuelves desafíos mentales y problemas,
  • Haces ganchillo en conciencia plena,
  • Desarrollas la coordinación mano-ojo y la conciencia en el espacio,
  • Aprendes constantemente y puedes transmitir tus conocimientos a los demás,
  • Mejoras significativamente tu capacidad de concentración,
  • Ganas paciencia y perseverancia.

Seguir un patrón y un recuento repetitivo de puntos incluso te ayudaría a mejorar la memoria y las habilidades matemáticas, sobre todo el cálculo mental.

Incluso Albert Einstein es conocido por haber tejido entre sus proyectos porque le permitía calmar su mente y despejarla.

El ganchillo permite conservar la agilidad de las manos

Hacer ganchillo o punto también tiene la ventaja de que sirve para mantener la agilidad de los dedos.

Para los más jóvenes, el ganchillo no solo reduce el riesgo de artritis en los dedos y las manos, sino que también ayuda a desarrollar destreza y habilidades motoras. De hecho, se trata de hacer pequeños movimientos precisos con todos los dedos. Ganas flexibilidad control de tus gestos a medida que aprendes.

El ganchillo desarrolla también el placer de sentir, de conmoverse. Acurrucarse en un sillón con una taza de té, una vela encendida, tu ganchillo y tu ovillo de lana es muy agradable, ¿verdad? Al fin y al cabo, el ganchillo es un momento muy hygge, tendencia de los países nórdicos que se refiere a un estado de bienestar adquirido por un momento reconfortante.

Hacer ganchillo para desarrollar la confianza en uno mismo

Al practicar crochet, podrás crear piezas únicas para ampliar tu fondo de armario. Y decirles a tus amigas «lo he hecho yo» cuando te pregunten de dónde has sacado ese cárdigan tan chulo o este top veraniego ¡es muy gratificante!

El ganchillo aporta un sentimiento de orgullo y realización. Puede que tengas dificultades para completar algunas labores, pero superarlas te dará más confianza en ti mismo y en tus habilidades para resolver problemas.

El ganchillo permite crear vínculos sociales

Hacer amigos gracias al crochet ¡Evita hacer ganchillo junto a tu gato!

Con el ganchillo, ¡podrás hacer amistades! Puede que no lo sepas, pero probablemente hay un club de ganchillo en tu ciudad o algunas cafeterías dedicadas al crochet. Los adeptos de esta actividad suelen reunirse alrededor de una bebida caliente y pastas para charlar, intercambiar y dar consejos.

Tener una pasión común crea un vínculo al instante. Y con las redes sociales de hoy en día, también es posible charlar sobre el ganchillo en los grupos de Facebook. No dudes en pedir consejo si encuentras dificultades o en enseñar tus labores para obtener consejos.

El crochet ahorra dinero

Al hacer tu propia ropa y accesorios de ganchillo con ovillos de lana o hilos de algodón, no tienes que comprar tu ropa en las tiendas. Puedes hacer tus propios suéteres para el invierno, tu traje de baño para el verano o unos peluches para tus hijos.

Y si sabes crochet, podrás arreglar tu ropa cuando sea necesario: pantalones rotos, manteles deshilachados, chaqueta con un agujero… Podrás reparar las prendas que tanto te gustan sin tener que llevarlas a la modista. Te ahorrarás muchos gastos de desplazamiento y mano de obra, a veces bastante altos.

Además, cuanto más ganchillo hagas, más dinero ahorrarás, ya que podrás reutilizar las sobras de ovillos, hilos y telas para hacer nuevas prendas. No es necesario tirar tu ropa: haz prendas nuevas con las viejas y reutiliza los ovillos viejos para hacer nuevas creaciones.

El ganchillo te da autonomía

Si haces tus trabajos de ganchillo, ya no dependes de los horarios y calendarios de las modistas o costureras, que suelen estar siempre ocupadas. ¿Alguna vez has visto a tu abuela quejarse de que aún no había recuperado su vestido de su costurera? ¡No! Porque ella era quien hacía arreglaba su ropa.

Practicar el crochet te permite ganar autonomía porque puedes decidir cuándo haces tu trabajo y solo eres responsable del tiempo que pases haciendo una labor de ganchillo. Así te darás cuenta de cuánto tiempo lleva crear una prenda desde cero, arreglar un botón, un dobladillo o una cremallera.

Hacer crochet regularmente ayuda a mejorar

Como todo, hacer ganchillo se aprende. Al principio, tendrás la impresión de que no puedes conseguirlo, pero la ventaja del ganchillo es que puedes mejorar poco a poco y muy rápidamente.

Es fácil aprender rápidamente, siempre que practiques con regularidad. Te volverás muy hábil para coser prendas tú misma y aprenderás las diferentes técnicas de ganchillo:

  • La anilla de cadenas,
  • La puntada de resbalón,
  • El punto al aire,
  • La puntada de malla apretada,
  • El punto medio alto,
  • El punto alto,
  • Los aumentos,
  • Las disminuciones invisibles,
  • La cadeneta,
  • El círculo o anillo mágico,
  • El punto granny

También aprenderás otros conceptos que podrás copiar de los principales diseñadores, con un patrón usado por alguien de tu entorno o mediante manuales de ganchillo. De esta manera, podrás aprender a añadir coloretes a tus animales de peluche, hacer extremidades articuladas, crear un círculo perfecto o coser una pieza plana.

La ventaja del ganchillo es precisamente poder mejorar continuamente. ¡Siempre puedes hacerlo mejor!

Crear tu propia ropa con crochet ¡Podrás hacer jerséis personalizados!

El ganchillo es bueno para el planeta

¡El crochet es ecorresponsable! La industria textil es la segunda más contaminante del planeta. Al ocuparte tú misma de la creación de tu ropa y accesorios, comprarás menos en las tiendas y no participarás en esta contaminación debido a la constante renovación de las colecciones.

Del mismo modo, puedes reutilizar telas viejas y ropa vieja para crear nuevas prendas en lugar de tirarlas. Al reciclar tu ropa vieja, evitas el desperdicio y el planeta te lo agradecerá.

Finalmente, puedes elegir los hilos de algodón y la lana de manera ecorresponsable. El algodón orgánico, por ejemplo, usa la mitad de agua que el algodón tradicional. 

Si te preocupa el bienestar animal, opta por lana sintética o natural (lino, bambú, cáñamo, ortiga). Aunque las ovejas necesitan ser esquiladas de vez en cuando para evitar que alberguen un ecosistema completo (garrapatas y otros parásitos) que pueden hacerlas sufrir, la demanda mundial de lana es tal que las condiciones de esquileo de los animales son inhumanas.

Aunque una lana sea «made in Spain», eso no garantiza el buen trato del animal. Opta por lana de oveja que haya sido esquilada respetando al animal en granjas artesanales.

Interés del crochet: tener un pasatiempo creativo

¡El ganchillo ayuda a evitar el aburrimiento! Es un pasatiempo tan bueno como leer un buen libro, la jardinería o el bricolaje. Entonces, en lugar de ver una serie cuando estás aburrida, ¿por qué no haces crochet?

Mira a tu abuela: ¡siempre con el ganchillo en la mano! Si esta actividad fuera tan restrictiva y agotadora, sin duda no lo haría sin parar y tú tampoco. Aprender ganchillo es sobre todo querer practicar un pasatiempo creativo.

El ganchillo te permite relajarte al mismo tiempo que haces prendas y accesorios para ti y para los demás. El ganchillo te hace olvidar todas tus preocupaciones diarias: no tienes tiempo para pensar en ellas, ya que estás pensando en la fabricación de tu prenda, medir, cortar, contar la cantidad de puntadas…

El tiempo se detiene cuando haces crochet, solo piensas en ello y olvidas todas tus pequeñas preocupaciones y problemas cotidianos que pueden nublar tu mente. ¡Y es más económico que una escapada con amigos o una sesión de masajes!

El ganchillo te hace más paciente

El ganchillo exige ser meticuloso y si no lo eres, aprenderás a serlo. Por lo tanto, será más fácil mantener el control de ti mismo, estar más tranquilo a diario y mirar las cosas desde otra perspectiva.

El manejo de las agujas, el ganchillo y los alfileres te permite ganar paciencia, cualidad esencial al trabajar y al encontrarnos con personas constantemente. Serás más zen en el trabajo y más paciente en los puntos que te molestan.

No es suficiente dominar las técnicas básicas para saber hacer ganchillo: antes que nada, debes centrarte y ser meticuloso para hacer un trabajo tan detallado. No te preocupes, cuanto más ganchillo hagas, más fácil te resultará. La concentración se trabaja y aumenta a medida que avanza la práctica. Empieza poco a poco ¡y pronto podrás hacer crochet durante horas sin darte cuenta!

Hacer crochet para crear tus propios patrones

A medida que avances en el ganchillo, querrás ir más allá y crear tu ropa y tus accesorios desde cero. Será la hora de crear tus propios patrones de costura.

Aprenderás a crear patrones y, una vez que adquieras esta habilidad, ¡nada te detendrá!

Hacer ganchillo para tener prendas únicas

¿Estás cansada de vestir como los demás con prendas de Zara, H&M o Mango? Con el ganchillo, puedes tener tu propio estilo según tus gustos y no los de la moda.

Al principio no será fácil y es mejor comenzar con prendas sencillas como una bufanda, un gorro o un top. ¡Pero ese es el desafío! Te divertirás mucho haciéndolo y te sentirás orgullosa de ti misma y de tus logros.

Además de ser un hobby, el ganchillo te permite diseñar tu propia ropa.

El ganchillo es bueno para el medio ambiente ¡No dudes en crear una cuenta de Instagram o Pinterest para enseñar tus logros!

Hacer crochet para enseñar tus trabajos en las redes sociales

¿Estás cansada de ver las mismas publicaciones en las redes sociales? ¿Instagrammers en lugares maravillosos (e irreales), publicaciones poco naturales, anuncios engañosos?

¿Y si enseñas tus trabajos para variar? El ganchillo y el DIY están de moda y publicar tus logros te permitirá unirte a una comunidad de adeptos para charlar y compartir consejos acerca de tu pasión.

Hacer ganchillo mejora la vida familiar

Crear labores para toda la familia te acerca a tus hijos y a tu pareja. ¿Por qué no haces del crochet una actividad familiar? ¿Un fin de semana lluvioso? ¡Saca las agujas de ganchillo y todo el mundo a tejer!

Así no solo podrás compartir tiempo con tu familia sino también compartir los beneficios del ganchillo con ella: paciencia, autoestima, relajación…

Hacer ganchillo para hacer regalos a tus seres queridos

¿Es el cumpleaños de uno de tus amigos? ¿La fiesta de inauguración de la casa de tu primo? ¿El bautizo del hijo de tu mejor amigo?

En lugar de comprar cualquier baratija en una tienda de decoración o una prenda, puedes crear un regalo original y totalmente personalizado. La persona apreciará aún más el esfuerzo que has realizado para personalizar tu regalo.

Hacer crochet para decorar tu casa

El ganchillo no está reservado para la ropa y los accesorios.

¿Has oído hablar de la tendencia hygge de los países escandinavos? Como hemos dicho antes, hace referencia a una «sensación de bienestar, un estado de ánimo alegre y un ambiente íntimo y cálido».

Se utiliza mucho para la decoración de interiores: mantas, fundas de sillón, cubrevelas, cojines, tapetes… ¡De ti depende decorar tu casa como más te guste!

Entonces, ¿quieres aprender a hacer ganchillo? ¿Cuándo empiezas?

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar