Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las diferentes maneras de certificar tus competencias lingüísticas en inglés

Publicado por Marisol, el 23/12/2016 Blog > Idiomas > Inglés > Cómo Justificar tu Nivel de Inglés

Do you speak English? Una pregunta que te pueden hacer en muchas situaciones. Puedes responder que sí, pero ¿cómo lo puedes demostrar?

Durante una entrevista de trabajo o una conversación telefónica, puedes demostrar lo que vales cambiando fácilmente de un idioma a otro, pero es imposible demostrarlo en el CV o en un anuncio (de profesor particular, por ejemplo).

Por eso, ya sea para conseguir un trabajo donde exigen a personas bilingües o para encontrar alumnos a los que impartir clases particulares o cursos de ingles online, tienes que poder demostrar tu nivel de inglés mediante un título o un certificado de inglés.

Vamos a ver los que hay, en función de tu situación y tus expectativas.

Los exámenes que validan un buen nivel de inglés

¡Hay que ver cómo te hace trabajar Superprof con tanto estudio y tanto examen! Pero ya se sabe: tienes que ganarte tus recompensas con el sudor de tu frente, aunque tampoco hay que exagerar.

Que la palabra «examen» no te asuste. No hay aprobados ni suspensos, sino que los candidatos se clasifican, según sus competencias, en una escala (que varía según el examen). Por tanto, se mide con precisión el nivel de cada uno, y eso es lo que verán los que lean tu CV.

De todos modos, vamos a empezar por hablar sobre los tres títulos de inglés más famosos, cuyos nombres seguramente conocerás: TOEFL, TOEIC y GMAT.

Exámenes inglés William Shakespeare: ¡un modelo para todo anglófilo!

El TOEFL

Vamos a ser metódicos (que es la primera garantía de éxito en estos exámenes) y vamos a empezar por el Test of English as a Foreign Language, más conocido por su acrónimo: TOEFL.

Como su propio nombre indica, el TOEFL se dirige a un público no nativo, por lo que es especialmente popular entre las instituciones de educación superior y los estudiantes o jóvenes profesionales.

Fue creado en 1964, gracias a la iniciativa de la Universidad Americana de Princeton, a través de su Educational Testing Service (ETS). Como es una empresa privada, el TOEFL (válido durante dos años) es de pago, al igual que sus dos competidores de los que vamos a hablar ahora.

El TOEFL se compone de preguntas de opción múltiple y se puede hacer de dos formas (la versión CBT, es decir, por ordenador y sin Internet se ha eliminado):

  • En papel (PBT), sobre 677 puntos;
  • Por Internet (iBT), sobre 120 puntos.

Por supuesto, se evalúan tanto la comprensión oral (de 1h a 1h30) como la escrita (aproximadamente 1 hora), además de la expresión escrita (20 minutos) y la expresión oral (20 minutos, utilizando un micrófono).

El TOEIC

El TOEIC (Test of English for International Communication), también conocido como ETS, creado en 1979, es la continuación del TOEFL. La principal diferencia es que se centra más en el mundo de la comunicación internacional, y por tanto en el trabajo globalizado. El TOEIC se utiliza en más de 150 países de todo el mundo, y por miles y miles de empresas.

Inicialmente, solo se trataba de poner a prueba la comprensión oral y escrita (listening y reading) en dos horas. Los resultados se basan en una escala de 990 puntos, con diferentes colores para categorizar el nivel de los participantes.

Lógicamente, después el ETS añadió una versión específica para la expresión (de nuevo oral y escrita, en 1h20), titulada Speaking & writing.

El GMAT

Por último, el Graduate Management Admission Test (GMAT) da un paso más en el mundo profesional en general, y en el de la gestión, los negocios y la dirección de empresas en particular. Pionero en este campo, ya que fue creado en 1953 por el GMAC (Graduate Management Admission Council) de los EE.UU., es como el rey de estos certificados.

Es muy completo y parece imprescindible para acceder a un MBA en cualquier lugar. Algunas multinacionales, pero especialmente las universidades y escuelas superiores de renombre (más de 3000), exigen notas muy altas en sus procesos de selección o admisión.

El GMAT dura cuatro horas, poniendo a prueba todas las habilidades lingüísticas con una puntuación máxima de 800 puntos. Las matemáticas, o al menos la lógica, tienen su importancia.

En el certificado figuran los resultados obtenidos durante los cinco años anteriores, por lo que se puede ver de un vistazo si el candidato ha mejorado o empeorado con los años.

Los certificados de lengua inglesa

Además de los tres gigantes que acabamos de mencionar, hay otros muchos certificados para demostrar tu nivel de inglés según tu situación.

El ETS ha desarrollado pruebas más sencillas que el TOEFL y el TOEIC para satisfacer las necesidades de todo el mundo. Está por ejemplo el TOEIC Bridge, para estudiantes de secundaria (o para personas con un nivel básico e intermedio) y el TOEFL Junior para los más peques.

Certificados nivel inglés Tendrás que estudiar mucho para aprobar tus exámenes de inglés.

La Universidad de Cambridge, institución de renombre en el Reino Unido, es otro importante proveedor de certificados.

El KET (Key English Test) otorga el nivel A2, mientras que con el PET (Preliminary English Test) y el FCE (First Certificate in English) conseguirás, respectivamente, los siguientes niveles: B1 y B2. Por último, los que tengan más nivel podrán conseguir el nivel C1 haciendo el CAE (Certificate in Advanced English) o el C2 (el nivel máximo) haciendo el CPE (Certificate of Proficiency in English).

Dejando a un lado los certificados académicos, los certificados de Cambridge también son reconocidos en el ámbito profesional: el BULATS multilingüe (Business Language Testing Service) se tiene en cuenta en empresas de muchos países para seleccionar a su personal. ¡Es ideal para certificar tu nivel en francés, alemán, español e inglés!

El British Council no se queda atrás con su famoso IELTS (International English Language Testing System), que seduce cada año a casi tres millones de candidatos. Los países británicos a menudo lo exigen en inmigración. Dependiendo del resultado, obtendrás una equivalencia en la escala del MCER.

Títulos y certificados para impartir clases de inglés

En teoría, no es obligatorio contar con ningún título oficial para dar clases particulares a domicilio. Sin embargo, para captar y dar confianza a tus posibles alumnos, siempre es mejor poder darles garantías, es decir, demostrar un buen nivel de inglés para que tengan la seguridad de que controlas los verbos irregulares, la gramática y el vocabulario de este idioma.

Aprender inglés La inmersión lingüística es la mejor escuela de idiomas.

Para enriquecer tu perfil, serán muy apreciados uno o más certificados de los que acabamos de hablar.

Si es necesario, hay otros aspectos que puedes destacar. Por ejemplo, un nativo les da mucha confianza a los padres, y también los profesores que hayan pasado varios años en el extranjero, en un país de habla inglesa, ya sea porque sus padres se mudaron allí o porque se fueron para estudiar o trabajar.

Lo importante es ser completamente bilingüe, y por tanto, practicar el idioma. No hay nada mejor para eso que una inmersión. Un curso intensivo de inglés en un país anglófono no siempre es suficiente, ya que se lleva a cabo en un tiempo muy corto.

Por otro lado, si quieres convertirte en profesor funcionario, obligatoriamente tienes que tener estudios superiores (por ejemplo, el Grado en Estudios Ingleses), el Máster de Profesorado y superar unas oposiciones.

Consejos para aprobar el GMAT

Con estos consejos, lo sabrás todo acerca de cómo sacar buena nota en el GMAT. ¿Cómo va a conquistar un general una ciudad sin saber sus puntos fuertes y débiles? Pues pasa lo mismo con los exámenes. Para afrontar el reto de aprobar cualquier tipo de examen, es imprescindible preparárselo bien y tomárselo en serio. Te damos algunos consejos para sacar una buena nota en el GMAT:

  • Tienes que fijarte como objetivo no estar más de dos minutos con cada pregunta.
  • Te recomendamos que leas las respuestas antes del enunciado de la pregunta. Después tienes que analizar cuidadosamente la pregunta, para proceder a continuación a la eliminación de las respuestas claramente erróneas.
  • Utiliza siempre un borrador antes de responder en el examen.
  • Para prepararse el examen, el esencial establecer un horario de estudio intensivo y practicar tu inglés suscribiéndote a revistas anglosajonas, por ejemplo.
  • Además, recurrir a un profesor particular es una excelente opción para tenerlas todas contigo.

Certificados de inglés Debes dominar el inglés como si fuera tu lengua materna para conseguir una buena puntuación en el GMAT.

Para demostrar tu nivel de inglés, ya ves que no faltan oportunidades, y aquí es donde está el problema. ¿Cómo elegir entre todos estos certificados? Empieza por saber cuál es tu nivel de inglés y tus aspiraciones; después, elige en función de los datos que te hemos proporcionado.

El GMAT no le interesará a un anglófilo enamorado de la literatura que odia las ciencias puras; el TOEIC no es adecuado para alumnos de secundaria y universidad; el KET y el PET no le servirán de nada a un bilingüe, etc.

¡Venga, ahora es el momento para empezar a estudiar!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar