¿Tienes un excelente nivel de inglés y auténticas cualidades en pedagogía? ¿Has pensado en dar clases de inglés para llegar a fin de mes pero no sabes por dónde empezar?

Entre el precio de las clases, la metodología y la búsqueda de alumnos, estás perdido. ¡Aquí tienes algunos consejos para que te conviertas en un superprofesor de idiomas!

¿Qué hay que tener en cuenta antes de dar clases de inglés?

Antes de lanzarte a la aventura de impartir clases de inglés, aquí te dejamos algunas cosas que debes tener en cuenta.

consejos para ser profesor de ingles
Lánzate a la aventura de impartir clases de inglés.

1. Ser un buen profesor

Un buen profesor de inglés debe tener las mismas cualidades que cualquier buen pedagogo: paciencia, comprensión, saber escuchar, empatía... No obstante, ¡dar clases de ingles madrid no es lo mismo que dar clases de matemáticas!

Para ser un buen profesor tendrás que hablar en inglés lo más a menudo posible. ¿Por qué no acudir a un consejero en pedagogía para que te dé algunos consejos relativos a la enseñanza?

También puedes pedir consejo en tu entorno: si conoces a un profesor de francés, de matemáticas... ¡Poco importa! La pedagogía es independiente de la asignatura. Tienes que instaurar una verdadera relación de confianza entre el alumno y tú y poder ofrecerle tu apoyo de forma profesional.

Aún piensas: "¿cómo enseñar inglés?"

2. Algunos consejos para enseñar inglés

Dar clases de inglés siendo profesor particular puede que sea tu actividad principal o que simplemente sea algo que hagas para sacarte algo de dinero extra. En cualquier caso, debes saber cómo impartir clase.

En función de tus estudios, deberás elegir el tipo de alumnos y el nivel del idioma que eres capaz de enseñar. Evidentemente, no es lo mismo una clase de inglés para un niño de primaria que para un adulto que quiere mejorar tu expresión oral para encontrar un buen trabajo.

En relación con esto último, lo ideal es que conozcas a la perfección el programa académico correspondiente al nivel de tus alumnos para que seas capaz de responder a todas sus preguntas, proponerle ejercicios acordes a su nivel y optimizar así el proceso de aprendizaje del alumno. No dudes en hacerles preguntas para asegurarte de que han comprendido todo lo que les has explicado.

Un consejo fundamental es que prepares las clases con antelación y te asegures de que van a durar el tiempo justo y de que están bien adaptadas a las necesidades y los objetivos de cada alumno. Lo ideal es que las clases sean tanto formales para que tus alumnos aprendan lo máximo posible, como interesantes e interactivas para que sea todo más ameno y la motivación no decaiga.

Por último, ten en cuenta que es mejor que las clases sean siempre en inglés, a menos que el alumno no entienda algo en concreto, como un aspecto de la gramática algo más complejo.

3. Elegir cómo quieres ejercer de profesor de inglés

tipos de profesores
Si optas por ser profesor autónomo, ¡tendrás que aprender a gestionar tus declaraciones!

Como sabes, para impartir clases de inglés, tendrás que decidir cómo quieres ejercer de profesor. Puedes dar clase en colegios e institutos públicos tras conseguir una plaza de funcionario o impartir clases particulares como autónomo. ¡O hacer ambas cosas!

En el primer caso, ya sabes que tendrías que aprobar unas oposiciones, un proceso largo y duro pero que tiene como recompensa la seguridad de tener trabajo para toda la vida.

En el segundo caso, deberás informarte sobre los trámites legales que implica ser profesor autónomo.

Lo primero que tienes que hacer es darte de alta en Hacienda, presentando el modelo 037 para darte de alta en el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas). Es gratuito y a partir de este momento podrás empezar tu actividad y emitir facturas. Después, tienes que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), presentando el modelo TA0521 en una administración de la Seguridad Social. Infórmate sobre los diferentes descuentos de los que puede que tengas el derecho a beneficiarte. Una vez hecho esto, debes informarte sobre cómo tienes que declarar tus ingresos (facturas, declaraciones trimestrales…).

Finalmente, otra alternativa sería conseguir trabajo en instituciones privadas como en una academia de idiomas, por ejemplo. En este caso, tendrías que enviar tu CV a los establecimientos que te interesen y pasar una entrevista para conseguir el empleo. No te tendrías que preocupar de nada más, porque tendrías un sueldo fijo que te pagaría la institución.

Ser bilingüe y profesor de inglés

Ser bilingüe es más que hablar, leer y escribir en inglés... ¡Es también pensar en inglés! En otras palabras, dominas el inglés como tu lengua materna.

Eso no es suficiente sin embargo para ser un buen profesor de inglés. ¡Tendrás que prestar además atención a diversos aspectos cruciales!

como ser profe de ingles
Para ser profesor de inglés, no basta saber el idioma.

¿Se necesita algún título para poder enseñar inglés?

Para ser profesor particular de inglés, no es necesario ningún diploma: filología inglesa, grado en derecho, máster de física y química, ingeniero... Sea cual sea tu recorrido académico, puedes enseñar inglés si así lo deseas. No es obligatorio contar con ningún título en inglés para dar clases particulares.

Además, tu perfil atípico podría al contrario marcar la diferencia frente a un profesor certificado. Puedes perfectamente estar siguiendo un curso de informática y tener un excelente nivel de inglés además de cualidades de transmisión de conocimientos.

Aun así, los títulos nunca están de más y te ayudarán en tu carrera como profesor, ya que te darán mucha credibilidad y serán muy útiles para dar la confianza necesaria para que los potenciales alumnos contacten contigo.

Entonces, ¿puedo dar clases de inglés si soy bilingüe?

¿Cómo hacerse profesor de inglés?

Enseñar una lengua extranjera no es fácil. Tienes que organizarte y seguir una metodología para enseñar inglés de forma adaptada.

Dar clases particulares no se hace sin más, tienes que tomar ciertas medidas antes de lanzarte a la aventura: programa, métodos educativos... ¡Infórmate antes de lanzarte a ciegas!

Aprende a dar cursos de ingles en sevilla.

¿Tienes las cualidades necesarias?

Además del conocimiento necesario, hay ciertas cualidades que debes tener para impartir clases. Por ejemplo, la paciencia y la empatía son cualidades primordiales para un profesor particular.

Si eres paciente, podrás enseñar mejor a tu alumno al tomarte tu tiempo para entender sus lagunas y sus dificultades. Como sabes, un alumno no mejora de la noche a la mañana, así que deberás armarte de paciencia para no desanimarte en caso de que tu alumno progrese lentamente.

cualidades de un buen profesor
Para ser buen profesor, ¡hay que ser paciente!

Además de paciencia, debes ser capaz de poner en práctica un buen método de enseñanza y tener pedagogía, que podríamos definir como el arte de enseñar dando deseo por aprender.

Y para ello, hay que tener gusto por transmitir conocimientos, otra cualidad que forma parte de ser profesor. Esta generosidad hará que te guste ayudar a un alumno a progresar. Tener un profesor particular que demuestra su entusiasmo al impartir una clase a un alumno es esencial para que este mejore y se involucre por completo en tus clases.

Por último, debes de tener mucha empatía con tus alumnos y la comunicación debe estar presente en todas tus clases y desde el primer contacto. Debes establecer una buena relación profesor-alumno, por lo que tener don de gentes y empatía y ser sociable te ayudará a dar una buena impresión a tus alumnos o a sus padres durante el primer contacto. ¡Ideal para que te elijan como profesor!

¿Cómo encontrar alumnos para tus clases de inglés?

Para hacerte una clientela, hazte varias preguntas... Para empezar, ¿dónde quieres dar clase? ¿Prefieres las clases de inglés a domicilio, las clases en línea o las clases de ingles barcelona?

Una clase a domicilio permite trabajar a proximidad, los intercambios cara a cara son más enriquecedores y directos. Sin embargo, hoy en día las herramientas digitales permiten impartir clases de idiomas por medio de Skype, que es prácticamente como una clase real.

Dar clases de forma presencial implica desplazarse. Las clases por Internet implican por tanto una mayor libertad.

Una vez que estés seguro de tu forma de funcionar, será fácil encontrar alumnos para tus clases de inglés.

Empieza con el boca a boca

Lo primero que puedes hacer para conseguir más alumnos es recurrir al boca a boca. Solo tienes que comentarles a tus familiares y amigos que impartes clases de inglés a domicilio.

Seguro que así encuentras a tus primeros alumnos, ya que las redes de amigos y conocidos funcionan muy bien para ampliar los contactos. Tus primeros alumnos (o sus padres) hablarán de ti con sus compañeros (o con los demás padres) si están contentos con la calidad de tus clases.

Coloca anuncios

como ser profesor de ingles
No olvides darte a conocer en los establecimientos escolares de tu ciudad.

Otra cosa que puedes hacer para conseguir más alumnos es colocar tu anuncio en el tablón de los colegios e institutos de tu pueblo o ciudad. Además, puedes aprovechar la oportunidad para hablar con algún profesor de inglés para enterarte de una manera más directa de si puede haber alumnos a los que les cuesta aprender inglés y que quizás estén interesados en unas clases particulares.

No dudes tampoco en colocarlo en el supermercado de la esquina, en la panadería, etc.

Internet, tu mejor aliado

Hoy en día, es fundamental tener presencia en Internet si proporcionas cualquier tipo de servicios, y las clases particulares no son una excepción a la regla. Tienes muchas opciones a la hora de darte a conocer como profesor. Puedes publicar un anuncio en los típicos sitios web de anuncios clasificados y también inscribirte en plataformas de clases particulares, como Superprof, para aumentar el número de alumnos con facilidad.

Cuando redactes tu anuncio, debes cuidar la ortografía para dar una buena impresión y detallar con precisión tus estudios, tu experiencia en la enseñanza, cómo son tus clases y algún valor añadido para que te elijan a ti y no a otro.

¿Por qué no creas además tu propia página web? Aumentarás tu presencia en Internet indicando tus habilidades, tu experiencia y estudios y, por supuesto, tus datos de contacto. ¡Será como una tarjeta de visita virtual!

Otro consejo que nunca falla es aparecer en las redes sociales. En este caso, la mejor red social es LinkedIn. Con un perfil atractivo, podrás ampliar tu red de contactos y conseguir aumentar el número de alumnos.

¿Qué tarifa establecer para tus clases de inglés?

¿Cuánto cuesta una clase particular de inglés?

precios clases ingles
Fija los precios de tus clases en función de ciertos criterios.

En Superprof, tienes libertad para fijar tu tarifa según tu estimación personal. Sin embargo, hay varios criterios que debes tener en cuenta a la hora de establecer tu precio como profesor de inglés, como tus estudios, tu experiencia, la competencia…

En primer lugar, en cuanto a los estudios, si un profesor una excelente formación con estudios superiores tanto del idioma como de la enseñanza en general, puede subir un poco sus tarifas.

Las estancias en el extranjero para hacer cursos de inglés o trabajar en un país de habla inglesa también hará que tu formación sea de calidad y que los padres o tus alumnos adultos estén dispuestos a pagar un poco más.

En segundo lugar, tu experiencia en la enseñanza es otro aspecto que puede variar tu salario de profesor. Por ejemplo, si tienes experiencia con alumnos que quieren mejorar su expresión oral en inglés, podrás subir un poco los precios de esas clases.

Además, debes tener en cuenta los precios de la competencia. Nuestro consejo es que eches un vistazo a los anuncios o perfiles de los profesores de inglés de tu ciudad y que tengas en cuenta la media para no bajar o subir demasiado tu precio. Normalmente, en las ciudades grandes, los precios serán más elevados que en los pueblos pequeños.

Por último, el precio de tus clases también puede variar dependiendo de si eres nativo de inglés o no. Un nativo puede subir un poco los precios de sus clases simplemente por el hecho de que tanto padres como alumnos sienten más confianza un nativo que por un español que sabe inglés. Ya, es injusto, pero es así.

Lo mismo pasa si eres uno de los muchos estudiantes que quieren pagarse sus estudios impartiendo clases particulares de inglés. En general, los precios son más bajos para este tipo de profesor.

Si estás empezando, lo más recomendable es proponer tarifas atractivas. ¿Por qué no propones precios que sean más económicos cuantas más clases sean? ¿Y ofrecer la primera clase gratis?

Recuerda que los alumnos tienen donde elegir hoy en día. Pueden consultar cientos de perfiles y elegir el que más les conviene. Aprende a venderte.

¿Cómo organizar tus clases de inglés?

Primero, como hemos dicho, debes recopilar la información necesaria:

  • ¿Qué edad tiene tu alumno? Enseñar a un alumno de escuela de primaria o de segundo de bachiller es por supuesto diferente. En el primer caso, tendrás que privilegiar los juegos educativos.
  • Es esencial que sepas el nivel de inglés de tu alumno: ¿principiante, intermedio o avanzado?

El inglés para todos sí, ¡pero no del mismo modo! Para organizar tus clases de inglés, tendrás que adaptarte. El inglés para principiantes es más complejo: con clases de ingles para niños, tendrás que concentrarte en las bases de la lengua de Shakespeare. Los verbos irregulares, las listas de vocabulario inglés por temas, la gramática inglesa y la pronunciación son las prioridades.

Para un alumno que quiere ser bilingüe en inglés piensa en trabajar más la expresión oral. No olvides sin embargo realizar ejercicios que le permitan aprender la gramática, pero trata sobre todo de hablar e interactuar mediante conversaciones. Cuanto más se practica la lengua inglesa más se desarrolla la fluidez y la destreza oral.

Si se trata de un estudiante o un adulto, ¿por qué no aprovechar para perfeccionar sus competencias lingüísticas con el inglés empresarial? Si un alumno prepara el TOEIC o el TOEFL, busca ejercicios de preparación disponibles en Internet y realiza exámenes de prueba.

También pueden contactarte alumnos que necesiten clases de apoyo. Tendrás que hacer una puesta al día para hacerle progresar en inglés. Tu ayuda con los deberes le resultará indispensable, tendrás que tener una metodología perfecta.

organizar clases de ingles
Es importante tener en cuenta los objetivos de tu alumno.

Como ves, no es lo mismo impartir clases de inglés para niños, para adultos, clases nocturnas o en verano... Cada alumno tiene sus propios objetivos y puede haber una gran variedad, por lo que la preparación de tus clases particulares depende de ellos.

Una vez establecidos, deberás impartir tus clases de inglés adaptadas a estos últimos, tanto en la práctica, como en el enfoque psicológico.

Para establecer los objetivos, lo mejor es tener una charla previa con el alumno o sus padres antes de empezar con la enseñanza. Así podrás crear un programa y unos ejercicios adaptados a las necesidades de tu alumno.

Por otro lado, el apoyo escolar tiene que ser regular: tendrás que acompañar al alumno a lo largo del curso escolar, así que tendrás que estar disponible para aceptar tal misión. El acompañamiento escolar es un compromiso personal en el éxito educativo del alumno.

No solo tienes que proponer tus servicios para ayudarle, tendrás que ofrecerle también y sobre todo apoyo psicológico, ya que animar a los alumnos en gran dificultad escolar es primordial. Más que un empujón, tendrás que darle confianza en sí mismo para que pueda revisar en las mejores condiciones.

Una cosa es segura: estarás seguramente muy orgulloso de su éxito escolar. Para ayudarle a hacer sus deberes las clases particulares a domicilio no son necesariamente lo más práctico. Puedes también ayudarle a hacer sus deberes en línea.

Infórmate sobre el tiempo que el alumno quiere seguir las clases. Si tu alumno desea aprender inglés rápidamente, ¿por qué no proponerle un curso de ingles intensivo?

inventivo. Busca ejercicios interactivos de inglés o propón clases en grupo. El aprendizaje de la lengua tiene que ser lúdico y divertido. Encontrarás numerosas aplicaciones móviles que proponen juegos de inglés. Dispones igualmente de una infinidad de páginas de inglés que permiten perfeccionar su nivel del idioma. Encontrarás ejercicios para aprender inglés gratuitamente o inspirarte de la BBC learning English o British Council.

Pon deberes: puedes mandar leer un documento, escuchar música en inglés o ver películas en VO con subtítulos. Estos ejercicios lúdicos son excelentes medios para retener nociones de la lengua inglesa.

¿Necesitas un profesor de Inglés?

¿Te gustó este artículo?

4,31/5 - 39 voto(s)
Cargando…

Coral

Soy traductora e intérprete de inglés y francés. Además de trabajar en la publicación de artículos, subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.