Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ofrecer clases particulares en grupo: pautas y consejos

Publicado por Raquel, el 26/12/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Cómo Dar Clases Particulares Grupales

Hay un proverbio chino que dice: «Si no cuenta con el apoyo de un tutor, el árbol se acabará torciendo».

Las clases de apoyo escolar, ya sean grupales, individuales, a domicilio o en lugares públicos son una modalidad de enseñanza magnífica que permite a los alumnos recibir un seguimiento personalizado, ideal para su éxito académico.

El mercado de las clases particulares no ha hecho más que crecer en los últimos años y actualmente mueve millones de euros anualmente. Si te apasiona la docencia, esta opción puede ser estupenda para llegar con más soltura a fin de mes y disfrutar de una gratificante profesión.

En este artículo nos centramos en las clases particulares para grupos de alumnos.

Las ventajas de dar clases grupales

En la actualidad hay un gran número de opciones de clases de apoyo escolar dentro del panorama educativo nacional. Podemos recurrir a academias o asociaciones, por ejemplo, pero también podemos optar por plataformas digitales de contacto como Superprof.

También puedes decantarte por una solución más tradicional: consultar anuncios en tablones o páginas de redes sociales.

Y ¿cuál es la ventaja de dar clases colectivas? Pues, para empezar, que los alumnos pueden disfrutar de un aprendizaje conjunto y beneficiarse de las preguntas, dudas y reflexiones de otros compañeros.

Por lo general, las clases grupales no exceden los diez alumnos. Algunos profesores prefieren mantener clases todavía más reducidas (con 4 o 5 alumnos) para que las sesiones sean efectivas y todos tengan tiempo para participar.

Las clases de idiomas, de matemáticas, de biología o de otras disciplinas pueden ser mucho más enriquecedoras si se desarrollan con un grupo limitado de personas.

Las clases colectivas se organizan según el nivel académico de los alumnos (primaria, secundaria, Universidad, etc.) y permiten así seguir una pedagogía específica. A pesar de la heterogeneidad de los grupos, los ejercicios y las prácticas se adaptarán al nivel medio de la clase para que todos los alumnos se beneficien al máximo de las sesiones y puedan seguir el programa académico más indicado.

Además, las clases grupales también permiten crear un vínculo especial entre los alumnos y con el profesor.

Además, este tipo de clases suelen seguir un perfil más intensivo que las individuales.

Eso sí, debemos tener en cuenta que la modalidad grupal de enseñanza no es la más indicada para algunas disciplinas específicas.

Este es el caso, por ejemplo, de las clases de música. Las clases de guitarra, batería, violín (o cualquier otro instrumento) pueden resentirse si se organizan en grupos, ya que el ritmo y la progresión de los alumnos se verá ralentizada.

Intercambio de saberes. Las clases colectivas permiten a los compañeros compartir su aprendizaje.

Otra ventaja significativa para las familias es que las tarifas de los alumnos tienden a reducirse cuando las clases son grupales. Los profesores, por su parte, se evitan un mayor número de desplazamientos para llegar a más alumnos y no tienen que invertir tantas horas en preparar cada sesión de clase. Por ejemplo: si cuatro alumnos del mismo nivel están en una misma clase, los profesores tienen que preparar una única sesión grupal y desplazarse a un solo domicilio o local; mientras que de la otra manera, tienen que preparar cuatro sesiones diferentes y desplazarse a cuatro domicilios distintos.

Solo hay que buscar una metodología de trabajo adecuada para todos. Puede parecer una tarea complicada (y desde luego es más difícil adaptarse a un grupo que a un solo alumno), pero solo requiere atención, práctica y experiencia.

Cómo organizar clases particulares para grupos

Otra pregunta que nos hacemos al empezar con este tipo de clases es: ¿cómo podemos organizar las sesiones para grupos?

He aquí cinco consejos esenciales que queremos compartir contigo:

  • Prepara una ficha de repaso de la clase anterior (o clases anteriores).
  • Elabora fichas conceptuales (definiciones, ejemplos, esquemas y diagramas, etc.).
  • Reserva una parte de la clase a las explicaciones más teóricas y otra a las cuestiones prácticas.
  • Prepara una lista de preguntas para poner a prueba la comprensión de tus alumnos o involucrarles más en cada explicación para que las sesiones sean más amenas.

Al final de cada clase, recomendamos a los profes que hagan una introducción a los contenidos de la siguiente clase o de la programación oficial que vayan a abordar. De este modo, los alumnos tendrán claros cuáles son sus avances y en qué punto del proceso de aprendizaje están.

Esto es algo que recomendamos principalmente a los profesores de ciencias humanas y sociales (historia geográfica, ciencias políticas, ciencias económicas y sociales), así como a los profesores de idiomas.

Los profesores también deben disponer de material pedagógico adaptado a su profesión: mesa, sillas, diccionarios, encerados, proyectores, ordenadores con WiFi, libros de texto, etc.

El aula debe estar limpia y debe ser un lugar tranquilo y con luz, y el/la profesor/a debe tener también una presentación corporal impecable.

El desarrollo de las sesiones debe ser homogéneo, claro y progresivo para que todos los alumnos, independientemente de si son estudiantes sobresalientes, en situación de fracaso escolar o con dificultades de aprendizaje, se sientan cómodos y puedan aprender.

Como docente, también debes ser capaz de llamar su atención y mantenerles motivados, hacer que ganen confianza en sí mismos y que tengan ganas de aprender. Para ello, es esencial que los impliques por completo en cada clase.

Utiliza debates o intercambios para que compartan sus opiniones, utiliza juegos didácticos o actividades, usa ejemplos o casos prácticos (si puedes extraerlos de sus experiencias personales, todavía mejor).

Organiza tus sesiones con tiempo. Las clases grupales requieren una preparación previa: ¡no lo olvides!

Ten en cuenta que también puedes recurrir a la autoformación en las clases grupales, sobre todo si trabajas con alumnos de secundaria: pídeles que evalúen sus propias competencias, que intercambien sus apuntes y se los expliquen a sus compañeros, que hagan trabajos de investigación, etc.

Las clases grupales con los más pequeños pueden convertirse en todo un laboratorio pedagógico, en el que se entremezclen la pedagogía Montessori, Freinet, Steiner…

Dónde podemos dar clases particulares a grupos

Otra de nuestras grandes preguntas: ¿dónde podemos dar clases grupales? ¿Hacemos que todos los alumnos se desplacen a nuestro domicilio? ¿Alquilamos un local para dar clases?

Cuanto mayor sea la ciudad, más complicado puede ser encontrar un lugar en el que dar clases grupales, ya que hay que tener en cuenta el tiempo y los gastos de transporte.

Una de las primeras opciones de las que dispones es ofrecer tu propio domicilio (o un local que alquiles) para dar clases, siempre y cuando los alumnos estén dispuestos a desplazarse y puedan hacerlo dentro de los horarios marcados. Eso sí, ten en cuenta que muchas familias de niños pequeños no estarán dispuestas a dejar que sus hijos vayan en metro, en autobús o caminando largas distancias hasta el lugar de las clases.

Otra opción está en dar clases en casa de uno de los alumnos del grupo; una alternativa perfecta si los alumnos son todos amigos entre sí.

Si das clases de deporte (yoga, pilates, entrenamiento personal, etc.), es más fácil que puedas quedar con tus alumnos en algún lugar público: parques, payas, campos, etc.

Puedes descubrir lugares estupendos en los que dar clases.

Por otra parte, las clases de materias académicas serán más indicadas para desarrollarse en lugares cerrados, ya sean domicilios, locales o incluso bares o cafeterías.

He aquí algunas ideas de los lugares en los que puedes dar clase en función de la materia que impartas:

  • Clases de deporte: en zonas de exterior, en estados, canchas de baloncesto, playas, parques, etc.
  • Clases de Lengua Castellana o Matemáticas: en domicilios o locales especializados.
  • Clases de ruso, francés, inglés u otros idiomas extranjeros: en una asociación, en entornos culturales, en domicilios o locales.
  • Dar clases de música (de instrumentos o de canto): en asociaciones o en el domicilio del alumno o el profesor (en función del instrumento y de los desplazamientos).
  • Clases de natación: en piscinas municipales o de urbanizaciones.
  • Clases de biología: en parques naturales, parques botánicos, playas, bosques, etc.

Los grupos pueden descubrir nuevos conceptos fuera del aula. ¿Por qué no dar clases de biología en un parque?

Otro entrono estupendo para las clases grupales son las bibliotecas, ya sean municipales o universitarias, sobre todo si tienen aulas de estudio o reservados en los que podáis hablar tranquilamente en voz alta sin miedo a molestar a otras personas que estén estudiando.

Qué tarifa establecer para las clases grupales

¿Cuánto le cuestan a las familias las clases en grupo y cuánto puede ganar el profesor?

Resulta complicado mencionar un precio concreto para las clases grupales de toda España, puesto que la tarifa varía en función de factores muy diversos (experiencia del profesor, nivel académico de las clases, zona geográfica, sector económico y social de la zona, disciplina enseñada, etc.).

Por lo general, una hora de clases de apoyo escolar oscila los 9,70€, aunque en algunos lugares podemos encontrar clases por menos de 6€ y en otros pueden llegar a costar 45€.

El sector de las clases particulares tiene una actividad muy dinámica, que se encuentra en pleno crecimiento. Si a esto le añadimos el hecho de que las desigualdades académicas en colegios e institutos es cada vez mayor, y que cada vez son más los padres conscientes de que los niños con dificultades (dislexia, disortografía, dispraxia, etc.) necesitan ayuda extraescolar, no nos extraña que la demanda de profesores particulares no haga más que aumentar.

Distribuye tus clases para disfrutar de tus días libres. Los profesores deben saber organizarse para contar también con tiempo libre para ir de vacaciones.

Entre los factores más determinantes de la tarifa horaria de los profesores encontramos:

  • La experiencia del profesor particular.
  • Su nivel de titulación.
  • Los gastos de desplazamiento (que suelen estar incluidos en el precio de las sesiones).
  • El nivel académico del alumno (son más económicas las clases a estudiantes de primaria que a alumnos de bachillerato, por ejemplo).

Una vez pactado el precio de las sesiones entre el grupo, los profesores podrán calcular el dinero que recibirán mensualmente. Si una hora de clase son 15€, con 5 alumnos cada sesión serán 75€. Si al mes el profesor ofrece 8 clases, el total de ese único grupo al mes serían 600€ (frente a los 120€ que ingresaría por las clases individuales).

En muchas ocasiones los profesores acuerdan tarifas reducidas para grupos, sobre todo cuando estos están formados por hermanos o familiares.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar