Italia... Este país del sur de Europa nos evoca a todos lo mismo: "la dolce vita", la fontana de Trevi en Roma, la ascensión espectacular y la caída del célebre Imperio Romano...

Sin embargo, nuestro paladar no puede negarlo: Italia nos evoca también el gusto, los sabores, los perfumes de sus productos regionales.

Según el sociólogo Claude Fischler, la cocina italiana sería incluso la más popular del mundo. ¡Y cómo no creerlo! Por su simplicidad, su frescura, sus virtudes, la gastronomía italiana seduce hasta a los más recalcitrantes.

Ya seas principiante en cocina o formes parte de los mejor formados, Superprof te propone aquí las mejores recetas de la cocina italiana. Después de leer este artículo te convertirás en un profesional de la cuccina della mamma.

Las recetas de pizzas italianas

El consumo de pizzas en España es muy elevado. Sin embargo, y muy a pesar de algunos chefs italianos, las pizzas no siempre se hacen como es debido.

Para elaborar una pizza digna de ese nombre, lo más importante es hacer bien la base, el elemento principal: ¡la masa de la pizza!

recetas italianas autenticas
La masa de pizza es el elemento clave para hacer bien tu receta.

Tiene que ser fina y crujiente y contener los siguientes ingredientes:

  • Harina , rica en gluten y que da a la masa su elasticidad
  • Sal, alrededor de 25 gramos por kilo de harina
  • Levadura de panadería
  • Agua (¡pero no aceite de oliva!)
  • Paciencia, porque hay que trabajarla durante al menos 30 minutos y dejarla reposar al menos (atención, hemos dicho "al menos") ocho horas.

Se extiende sin rodillo de cocina y se hornea en un horno a alta temperatura. Ahora que tienes la base, hace falta la guarnición.

«Si existe un plato universal, no es la hamburguesa, sino la pizza, porque se limita a una base común -la masa- de la que cada cual puede disponer, acomodar y expresar su diferencia Fraternidades» - Una nueva utopía - Attali

La pizza es seguramente el plato mundialmente más famoso. Por eso, aquí tienes la lista no exhaustiva de las mejores recetas de pizzas tradicionales italianas.

Descubre también las distintas interpretaciones de la cocina italiana en el resto del mundo.

1. La pizza margarita

La pizza margarita es sin duda alguna la estrella de las pizzas.

¡Es la especialidad italiana por excelencia! Su simplicidad supo seducir a Margarita de Saboya, para quien fue creada, pero sabrá seducir el paladar de tus invitados más exigentes.

Se compone de:

  • Salsa de tomate
  • Albahaca
  • Aceite de oliva italiano, preferentemente
  • Mozzarella

2. La pizza marinera

Ne te equivoques: la pizza marinera no es una pizza con marisco, contrariamente a lo que su nombre podría hacer creer. La comían los marinos italianos, para quien fue creada en la hermosa ciudad de Nápoles.

mejores recetas italianas
Elige productos frescos.. ¡e italianos, preferentemente!

Pero no hace falta tener un espíritu marinero para poder apreciarla:

  • Salsa de tomate
  • Tomate fresco
  • Albahaca
  • Ajo finamente cortado
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Cuatro o cinco anchoas (opcional)

3. La pizza napolitana

Aquellos que han estado en Nápoles todavía se acuerdan: la pizza napolitana es una bendición, y al igual que las otras, deleita nuestro paladar por su simplicidad.

Aquí también son necesarios ingredientes de calidad:

  • Tomates cherry, preferentemente
  • Mozzarella de búfala
  • Orégano
  • Albahaca
  • Parmesano reggiano, el auténtico

¿Vives en la ciudad condal? ¡Encuentra cursos cocina barcelona en Superprof!

4. La calzone

La calzone, conocida así por su forma de empanada (la masa de la pizza se pliega para envolver los ingredientes), las hay para todos los gustos.

¿Quieres aprender a hacer una calzone y sorprender a tus invitados? Aquí tienes una receta de una calzone rellena de jamón, queso y huevo:

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 gr de jamón cocido
  • 200 gr de queso
  • 4 huevos
  • Albahaca picada
  • Sal
  • Perejil

Para la masa:

  • 250 gr de harina
  • 15 gr de levadura prensada
  • 150 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite virgen extra
  • 1 pizca de sal

Primero, para hacer la masa, debes colocar la harina y la levadura en un bol grande y añadirle el agua, el aceite y una pizca de sal. ¡Y a amasar! Hazlo durante 6-8 minutos hasta conseguir una bola. Luego debes taparla con un trapo y dejarla fermentar durante 30 minutos.

Pasado ese tiempo, hay que cortar la masa por la mitad y, tras añadir un poco de harina, estirar las dos partes con un rodillo hasta que queden bien finas. Coloca un plato grande boca acabo encima de cada trozo y córtalos en forma de círculo.

Después, debes rellenar la masa con el jamón troceado y el queso y el tomate en lonchas, salpimentar y añadir un poco de albahaca. Cierra los bordes como si fueran empanadillas y hornéala a 220º C durante 18 minutos.

Como ves, es bastante fácil y ¡está deliciosa!

Las recetas de pasta italiana

Catorce mil millones: esta cifra exorbitante es en realidad el número de platos de pata que se consumen cada año en el mundo.

Y confesémoslo: ¿quién no tiene en la cocina por lo menos dos paquetes de pasta? Fusili, macarrones, espaguetis, ravioli: ¡hay casi tantas variedades como ciudades italianas, no nos vamos a quejar!

mejores recetas de pasta
Carbonara o boloñesa: ¡hacer bien la cocción de la pasta es esencial!

Se cocina al dente, es decir, "al diente". Cocinadas así, son a la vez mejores para la salud y con mejor gusto. Por lo general, sácalas un minuto antes del tiempo de cocción recomendado en la caja, para que tengan un puntito crujiente al masticar.

No hay que dudar tampoco en hacer que la pasta se contonee en un gran volumen de agua: la pasta que se siente libre, ¡es una pasta exquisita!

De todos modos, sabes que la cocina italiana es mucho más que pizza y pasta, ¿verdad?

5. La pasta a la carbonara

Es el plato más consumido en el mundo, preferimos advertírtelo ya antes de cometer una afronta contra los italianos: ¡la pasta carbonara no lleva nata!

La auténtica pasta italiana es a base de:

  • Cebolla, ajo, beicon que hacemos revenir en la sartén con un poco de aceite de oliva.
  • Dos huevos batidos con parmesano.

Es todo, y es simplemente delicioso, sabroso... ¡no hay adjetivos suficientes para describirlo, a decir verdad!

6. La pasta a la salsa boloñesa

La exquisita salsa boloñesa está compuesta de:

  • Carne picada de ternera y cerdo
  • Cebolla
  • Zanahorias
  • Apio
  • Tomates
  • Vino blanco
  • Caldo de carne
  • Leche (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Para hacer una riquísima salsa boloñesa, sigue nuestros pasos:

Pocha la cebolla, el apio y la zanahoria con aceite de oliva a fuego lento tras haberlas picado y añade la carne picada hasta que se haga. Añade el vino blanco y sube el fuego para que se evapore.

Después hay que añadir el tomate picado en trozos y dejar que se cocine durante unos veinte minutos. Si ves que la salsa se va quedando seca, puedes ir añadiendo agua, caldo o leche hasta que quede una rica salsa espesa de carne y hortalizas estofadas.

7. La pasta al pesto

El auténtico pesto genovés, que acompaña maravillosamente bien la pasta, se compone de:

  • Piñones
  • Hojas de albahaca frescas
  • Ajos
  • Aceite de oliva y sal

¿Y cómo se hace la salsa de pesto? ¡Te lo contamos enseguida!

Lo primero que hay que hacer es separar las hojas de albahaca del tallo, que no nos interesa porque amarga, las lavamos y las secamos muy muy bien, pero con cuidado de no romper ninguna hoja. Esto es importante. Para secarlas, debes colocarlas sobre una hoja de papel absorbente de cocina, poner otra hoja encima y presionar ligeramente con la palma de la mano.

Después, hay que pelar los ajos y cortarlos en dos, y tostar los piñones en una sartén, sin aceite. Junta todos los ingredientes junto con la mitad del aceite y un poco de sal, y tritura la mezcla.

Cuando veas que no haya trozos de albahaca ni de piñones, añade el resto del aceite y tritura de nuevo. ¡Y ya estaría lista tu salsa de pesto!

8. La lasaña

Hecha al horno, la lasaña es una variedad de pasta en forma de placas que se superponen en capas sucesivas en un plato entre dos capas de guarnición. ¡Pero eso seguro que ya lo sabías!

Para la guarnición, tú eliges: la lasaña tradicional es a la boloñesa, pero se puede hacer de espinacas con ricota, de salmón, o de lo que te apetezca.

¿Quieres saber cómo preparar una deliciosa lasaña de carne? ¡Aquí te dejamos una receta para que triunfes en tu cocina!

Ingredientes:

  • 12 láminas de lasaña
  • 70 gr de parmesano rallado
  • 300 gr de carne picada
  • Medio vaso de vino blanco
  • 250 gr de tomate entero pelado
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

​Para la bechamel:

  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • Medio litro de leche
  • Sal
  • Pimienta
platos italianos
¡Conseguirás una lasaña riquísima!

Primero vamos a pochar la zanahoria y la cebolla después de haberlas picado, en una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva. Después, tienes que añadir la carne y remover un poco hasta que se haga por completo.

Ahora, debes añadir el medio vaso de vino blanco y ponerlo a fuego alto para que se evapore. Una vez el vino evaporado, debes pelar y quitarles las pepitas a los tomates, añadirlos a la mezcla y dejar cocer durante media hora. Salpimentar.

Mientras, puedes hacer la bechamel. Para ello, hay que derretir la mantequilla en una sartén y añadir la harina. A continuación, debes añadir poco a poco la leche previamente calentada sin parar de remover hasta llevarla a ebullición. Tras salpimentar y reducir el fuego, debes dejar que se haga durante unos 20 minutos, removiendo para que no se formen grumos.

Si no quieres calentarte la cabeza haciendo la bechamel, ya sabes que puedes comprarla en cualquier supermercado.

A continuación, hay que cocer al dente las láminas de pasta con sal y secarlas colocándolas de forma separada sobre un trapo para que no se peguen.

¡Y ya solo queda montar la lasaña! Para ello, debes poner una primera capa de láminas sobre una fuente para horno tras untar la base de mantequilla. Pon una capa de la mezcla que hemos preparado y otra de bechamel, añade queso rallado y otra capa de pasta. Y así hasta que se te acaben los ingredientes. Termina de montarla con una capa de queso.

Mete la lasaña en el horno y cocínala a 180 º durante media hora.

Las recetas de risotto italiano

El primer elemento que hay que tener en cuenta si queremos prepara un auténtico risotto como en Italia, es el arroz.

Elegimos la variedad Arborio o Carnaroli, que se producen en el norte de Italia.

9. El risotto tradicional italiano

Atención, querido lector: sea cual sea el acompañamiento de tu risotto, tienes que respetar y dominar esta base para que te salga bien.

receta risotto
El risotto italiano se cocina con vino blanco: ¡elige el seco, preferentemente!

El risotto es casi un arte. Estos son los ingredientes:

  • Cebolla
  • Vino blanco seco
  • Queso parmesano
  • Caldo de carne o de verduras
  • Mantequilla o aceite
  • Sal y pimienta

Para hacer un buen risotto, lo primero es pochar la cebolla en una olla con un poco de aceite o mantequilla y añadir un poco de caldo ya caliente. Salpimenta, añade el vino tras cinco minutos de cocción y sube el fuego para que se evapore.

Incorpora el arroz y muévelo durante un par de minutos. Debes ir añadiendo un vaso de caldo caliente cada vez que el arroz lo absorba hasta que quede al dente.

Añade el queso parmesano rallado, apaga el fuego, comprueba si necesita sal y tapa la olla para que repose 5 minutos.

10. El risotto con tinta de sepia (al nero di seppia)

El risotto con tinta de sepia es originario de Venecia, y es en los restaurantes de la ciudad de las góndolas donde encontramos los mejores.

Te hará falta, además de los ingredientes de base, medio kilo de marisco, un sobre de tinta de sepia y cebollas.

11. Risotto con setas

Simplemente añadimos setas a la receta del risotto tradicional, pero también se puede hacer con champiñones.

12. Los arancini

Normalmente se comen como antipasti, los arancini son bolas de arroz fritas originarias de Sicilia, isla del sur de Italia.

¿Tienes curiosidad por saber cómo hacer unas ricas arancini? ¡Sigue leyendo!

Ingredientes para 18 bolitas:

  • 200 gr de arroz para risotto
  • 100 ml de vino blanco
  • 750 ml de caldo de verduras o pollo
  • Sal y pimienta
  • 50 gr de queso parmesano rallado
  • 50 gr de jamón
  • 50 gr de mozzarella fresca
  • Aceite vegetal para freír

Para empanar:

  • Harina de trigo
  • 1 huevo
  • Pan rallado

Para prepararlas, primero tienes que hacer el risotto (más arriba te explicamos cómo hacerlo). Cuando este se enfríe, haz bolitas de arroz, mete en el centro trocitos de jamón y mozzarella y ciérralas bien para que no se salga el relleno.

Ya solo hay que empanarlas con harina, huevo batido y pan rallado y freírlas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas. Antes de servir, hay que escurrir el exceso de aceite. ¡Y a disfrutar de esta delicia!

Las recetas de platos italianos tradicionales

Italia no se puede resumir a la pasta y a la pizza, por suerte. Eso significaría que no dispondríamos de esas recetas de platos italianos típicos, ¡lo que habría sido una pena!

13. El osso bucco

Este plato italiano completo y muy popular, que se acompaña a menudo con arroz o patatas, se compone de:

  • 4 rodajas de ossobuco
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 litro de vino blanco
  • Harina
  • 2 cucharadas harina de maíz refinado
  • 3 patatas
  • Agua
  • Aceite virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Estos son los ingredientes para 4 personas. Y ¿cómo se prepara?

Salpimienta y empana la carne en harina y fríela en una sartén con 3 cucharadas de aceite. En una olla rápida, coloca la carne y la verdura bien picada (excepto los ajos, que se deben dejar enteros) y añade el vino y un vaso de agua. Cuece los ingredientes durante 15 minutos (desde que empiece a salir vapor) con la olla tapada.

Después, separa la carne, retira la grasa de la salsa con un cazo y tritura la salsa con una batidora. Para espesar la salsa, añádele la harina de maíz refinada una vez disuelta en agua.

Calienta la carne con la salsa durante 5 minutos y añade las patatas como acompañamiento (fritas, cocidas, patatas paja…).

14. Escalope a la milanesa

A la vez fina, crujiente, dorada (sí, todo a la vez) la auténtica receta de escalope de ternera a la milanesa solo tiene un secreto: ¡el pan rallado!

platos tradicionales italia
Para rebozar el escalope a la milanesa, elige pan blanco.

Te hará falta:

  • Filetes de ternera lechal
  • Pan blanco rallado, al que se le pueden añadir algunas especias
  • Huevos
  • Mantequilla clarificada

15. La parmigiana

Otra receta de antipasto (un antipasto, los antipasti) que te conquistará por su simplicidad.

Se trata de berenjenas rebozadas en harina y huevo, que se superponen en capas un poco como con la lasaña, habiendo añadido entre cada capa mozzarella, parmesano y salsa de tomate.

No olvides elegir productos italianos, y ala, ¡al horno!

16. El carpaccio

Delicioso como entrante, el auténtico carpaccio está compuesto por tiras de ternera cruda finamente cortadas, sobre las que se añade parmesano, aceite de oliva, albahaca y a veces un poco de rúcula.

Existen variantes, como el carpaccio de salmón, de berenjena, con tomate y mozzarella...

¿Quieres tomar cursos de cocina? ¡Entra en Superprof!

Las recetas de los mejores postres italianos

Antes de pasar al famoso digestivo italiano, el limoncello, o al café ristretto como en Roma, ¡no hay que olvidarse de los postres!

Los postres italianos han sabido exportarse a nuestros restaurantes y nuestras cocinas, seguramente porque también representan la excelencia de la gastronomía italiana.

17. El tiramisú

Este espectacular postre al café es sin duda el más conocido de todos, y basta con probar un auténtico tiramisú italiano para comprender la emoción que suscita.

receta tiramisu
Por una vez, ¡vas a tener que dejar que tu café se enfríe!

Estos son los ingredientes que necesitas para hacer bien un tiramisú:

  • 500 gr de queso mascarpone atemperado
  • 2 huevos
  • 350 ml de café
  • 80 gr de azúcar
  • 30 gr de cacao en polvo puro
  • 20 bizcochos de soletilla caseros

¡Vamos allá! Primero hay que preparar el café y dejar que se enfríe.

Mientras tanto, preparamos la crema. Para ello, debes montar las claras de huevo a punto de nieve ligero y, por otro lado, batir las yemas con el azúcar hasta que no haya grumos y quede de un color amarillo pálido.

Añade el queso a las yemas azucaradas tras removerlo un poco y mezcla con movimientos suaves. Incorpora las claras y sigue removiendo suavemente hasta conseguir una crema suave y cremosa.

A continuación, coloca una capa de bizcochos en un molde tras mojarlos con el café frío y añade una capa de crema por encima. Repite el proceso y espolvorea el cacao en polvo. Por último, hay que dejarlo en el frigorífico y servir al día siguiente sacándolo de la nevera unos 15 minutos antes. ¡Qué delicia!

18. La panna cotta

Otro best-seller de la cocina italiana, la panna cotta es un postre sencillo originario de la región piamontesa.

recetas postres italianos
Te aconsejamos la panna cotta con culis de frambuesa: ¡una delicia!

¿Preparamos una deliciosa panna cotta? Para unas 6 u 8 raciones, necesitarás:

  • 500 ml de nata para montar
  • 300 ml de leche entera
  • 50 gramos de azúcar glas
  • 1 palo de canela y cáscara de limón (opcional) o una cucharadita de extracto de vainilla para aromatizar
  • 4 hojas de gelatina

Primero, hierve la nata en un cazo con la leche, el azúcar glas, la canela y el limón (o la vainilla), y retírala del fuego cuando empiece a hervir. Añade las hojas de gelatina bien escurridas tras ponerlas en remojo en agua y mezcla bien.

Cuela la mezcla, viértela en un recipiente amplio y métela en el frigorífico tras taparlo con film transparente.

Vierte la panacota en moldes y vuelve a meterlos en el frigorífico tras taparlos durante como mínimo 5 horas.

Puedes acompañarla con coulis de frambuesa, de chocolate, de caramelo... ¡Las variantes son infinitas!

19. El panetonne

En Italia, el panetonne es el postre por excelencia de las fiestas de fin de año. Pero también ha sabido encontrar su lugar en Europa, y sobre todo en España, por suerte.

Este brioche con levadura, pasas y fruta confitada y bastante complicado de preparar: pero con un poco de práctica, sin duda lo conseguirás:

  • Levadura y harina rica en gluten
  • Agua tibia y azúcar glas
  • Yema de huevo
  • Mantequilla, sal y miel de azahar

Como aderezo, la receta original lleva pasas, naranja y cidra confitada, dos vainas de vainilla y ron. ¡Pero puede que prefieras las pepitas de chocolate!

20. La cassata

Originaria de Sicilia, la casatta es un pastel delicioso que se hace con:

  • Bizcocho
  • Ricotta
  • Azúcar glas
  • Naranja confitada
  • Chocolate

Además de licor y agua para el remojo.

Ya tienes todo lo necesario para preparar las mejores recetas de la cocina italiana tradicional. Paciencia, pasión y práctica son los ingredientes de base. Sin embargo, un profesor de cocina  italiana también podrían hacerte progresar aún más rápido.

Buon appetito!

Si deseas tomar un curso cocina madrid, encontrarás muchos profesores disponibles sobre nuestra plataforma.

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Coral

Soy traductora e intérprete de inglés y francés. Además de trabajar en la publicación de artículos, subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.