Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cuándo impartir clases de apoyo escolar

Publicado por Marisol, el 07/12/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Cuándo Dar Clases Particulares

¿Estás preparado y motivado para dar clases particulares madrid o en cualquiera otra ciudad de España? Pues ahora solo te queda establecer tu estrategia, tu plan de acción.

Después de dar visibilidad a tu perfil, investigar la manera en la que puedes ejercer esta profesión de forma legal y fijar el precio de tus clases, ahora tienes que plantearte la cuestión del timing.

Cada uno, según su actividad principal y sus aspiraciones, es libre de impartir sus clases cuando quiera. Pero tener en cuenta estas posibilidades te será útil para saber cómo tener la mejor oportunidad de encontrar clientes potenciales y qué perfiles te convendrán más o menos según el caso.

Las vacaciones escolares: ¿el mejor momento para dar clases particulares?

Para un maestro o profesor que imparte clases en un centro público, ofrecer clases particulares durante las vacaciones escolares puede hacerle ganar bastante dinero.

Pero hay que pensarlo bien para evitar sorpresas desagradables y poder trabajar a largo plazo, así que lo ideal sería reservar unos días para ti mismo, y tener las vacaciones de Navidad enteras para descansar, por ejemplo.

Liberados del ritmo escolar habitual, los niños pueden hacer un balance de sus conocimientos y deficiencias, sus facilidades y dificultades con un profesor que les proporcione un seguimiento personalizado. Este tipo de «balance de competencias» anticipado puede ser muy útil para volver al cole adoptando la velocidad adecuada en septiembre.

Horarios clases particulares Navidad: entre las reuniones familiares y los deportes de invierno, los jóvenes y los profesores tienen menos disponibilidad a final de año.

En vacaciones se pueden tener varios días libres seguidos (una semana de cinco días, por ejemplo) y es el mejor momento para organizar cursos intensivos, de los que hablaremos con más detalle más adelante. Para los estudiantes que lleven retraso en una asignatura concreta, nada mejor que un curso intensivo de repaso para evitar quedarse atrás.

En cuanto al tema económico, se puede ganar bastante. Si eres un currante, como los alumnos tienen una mayor libertad y flexibilidad de horario, puedes trabajar muchas horas seguidas, pero cuidado con cansarte demasiado. Aunque dar clases particulares a un alumno o dar clases particulares online es menos cansado que impartir una clase a 30 alumnos, puedes acabar exhausto igualmente.

Las ventajas de ser profesor particular en verano

¡Ay, el verano! El momento perfecto para irse de excursión a la montaña o tomar el sol en la playa, pero ¡mientras unos se divierten, otros tienen que trabajar! Y no solo en hoteles y restaurantes… Muchos padres suelen recurrir a clases de apoyo escolar para sus hijos precisamente en este momento, lo cual es una gran oportunidad para los profesores particulares.

En julio y agosto, los estudiantes tienen, por lo general, mucho tiempo libre. Hay mucha demanda, por lo que los profesores pueden llenar su agenda de estudiantes.

Las ciudades turísticas populares pueden ser minas de oro para encontrar alumnos para tus clases particulares, pero también las grandes ciudades. ¡Y enseñar al aire libre para disfrutar del sol puede ser una buena iniciativa!

Horarios clases pariculares Incluso en verano rara vez se deja de lado el trabajo por completo: ¡acuérdate de tus deberes de verano!

Un profesor con experiencia sabrá sacarle el mayor provecho a la estación estival ofreciendo programas de repaso en verano: con la creación de un calendario de varias horas, teniendo una mejor consideración de las necesidades de los niños… Así matarás dos pájaros de un tiro: tendrás más horas de clases y podrás ofrecerlas más caras.

Tu trabajo se verá recompensado, pero también el del alumno, que se dará cuenta enseguida de los resultados de sus esfuerzos: ¡ya se sabe que uno está menos estresado durante el verano!

Más allá de las dificultades académicas, hay otro tipo de alumnos que demanda clases particulares en verano. Se trata de personas que quieren ir más allá de los planes de estudio por diversas razones: para conseguir matrícula de honor en Bachillerato, para prepararse los exámenes o profundizar en una disciplina que les gusta especialmente.

Dar clases a domicilio después de clase

Esta opción se puede llevar a cabo durante todo el año.

Se trata de dar clases particulares después de clase, aunque también los sábados o incluso los domingos. En resumen, este es la opción más «clásica»: aprovechar el año escolar para ayudar con los deberes después de clase.

Se trata de un complemento salarial, una actividad secundaria (o segundo trabajo) muy flexible y práctica que puede ejercer tanto un profesor titulado, que esté estudiando el Máster en Formación del Profesorado o se esté preparando unas oposiciones, como un estudiante o un profesional.

En las grandes ciudades españolas, muchos estudiantes se ofrecen para dar clases particulares en función de sus capacidades y cualificaciones. Es una gran idea para financiar sus estudios, cuando una beca no es suficiente (o incluso no se benefician de una).

Para muchos, es una excelente manera de poner a prueba sus habilidades para la enseñanza y estar por primera vez al otro lado de la pizarra. ¡Es una buena ocasión para hacer tus pinitos en la enseñanza a domicilio!

Por último, sería un error creer que solo los niños y los jóvenes necesitan clases a domicilio. Para aprender un nuevo idioma, consolidar su dominio del inglés de negocios o progresar en una afición como el piano, la guitarra o el dibujo, muchas personas de todas las edades buscan clases particulares. ¡Y tú puedes proporcionárselas!

Dar clases particulares con cursos intensivos semanales

Antes ya hemos mencionado de pasada la existencia de los cursos intensivos. Se organizan principalmente durante las vacaciones, gracias a los amplios horarios disponibles, tanto de los estudiantes como de los profesores experimentados.

Horarios clases particulares Cursos intensivos: ¡no hay edad para repasar y ponerse al día!

Pero ¿qué son en realidad? Pueden ser cursos intensivos de idiomas, como por ejemplo de español para extranjeros que quieran aprender nuestro idioma rápidamente.

También pueden ser cursos de apoyo escolar puro y duro, pero repitiendo mucho las cosas para que el alumno progrese adecuadamente. Como puedes imaginar, estos cursos los organizan a menudo estructuras especializadas, como las academias de apoyo escolar, a veces con clases grupales. Debido a que hay mucha demanda, a menudo se deja de lado el seguimiento individual para asegurar el progreso grupal y se alternan las clases magistrales con la ayuda con los deberes en función de cada caso. Dar clases intensivas de una semana puede ser la clave del éxito escolar.

Convertirse en profesor particular especializado en la preparación de exámenes

En general, la preparación de exámenes es solo una forma más de un curso intensivo. Por ejemplo, prepararse la selectividad (o ahora, la reválida) y aprobarla es un paso muy importante para los alumnos, ya que de ella depende su futuro académico y, por tanto, su futuro profesional. Hay mucho en juego.

Esta preparación no tiene por qué ser un curso intensivo de todas las asignaturas, sino que el profesor particular puede ayudar al alumno para preparar un exámen en particular (o varios, dependiendo de las calificaciones del profesor). El profesor particular debe conocer el plan de estudios y la metodología de corrección de los ejercicios.

¡Pero cuidado con cansarse demasiado! Siempre está bien, para estar intelectualmente estimulado, hacer cosas diferentes para evitar caer en una rutina agotadora.

Horarios clases particulares Para prepararse los exámenes, como la selectividad o la reválida, es imprescindible recibir clases de repaso.

En conclusión, es esencial pensar un plan de trabajo antes de lanzarse, y saber cuándo se quiere impartir clase y cuándo se quiere descansar.

La respuesta será diferente dependiendo de si eres un estudiante que imparte clases o un profesor titulado. También dependerá del tiempo de descanso que quieras tener. Algunos prefieren trabajar con regularidad durante todo el año con un horario diario razonable, mientras que otros preferirán trabajar intensivamente algunas semanas para estar libres durante las vacaciones. Es una elección personal y relativa, que puede variar de un año a otro.

Si ya sabes lo que quieres, ¡solo te queda lanzarte a buscar alumnos para dar tus primeras horas de clases!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar