Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Métodos para aprender la costura doble

Publicado por Marisol, el 07/10/2019 Blog > Arte y ocio > Costura > Cómo Aprender la Técnica de la Costura Francesa

«La moda es la última etapa antes del mal gusto» – Karl Lagerfeld

Según una encuesta de Ipsos, el 75 % de los españoles afirma que practican una actividad creativa durante su tiempo libre. Y entre ellas, tejer, bordar, hacer punto de cruz y coser se han convertido en pasatiempos populares tanto para jóvenes como mayores.

Pero ¿cómo aprender a coser para hacer tu propia ropa u otras creaciones? Te explicamos los pasos necesarios para aprender y progresar con la técnica de la costura francesa. ¡Así que coge tus tijeras y agujas!

¿Qué es la costura francesa?

A la hora de confeccionar una pieza de costura, el costurero o la costurera puede elegir entre diferentes técnicas de costura: puntadas en zigzag, una costura inglesa, una costura francesa…

Esta última técnica no es la más rápida ni la más sencilla, pero es fácil de aprender para los principiantes. Es uno de los métodos que se enseñan en un taller de costura para aprender a coser correctamente.

Qué es la costura francesa ¡La costura francesa es resistente!

También llamada doble costura, la costura francesa consiste en coser la costura dos veces y formar dos líneas paralelas. Realizada a mano o con una máquina de coser, ofrece una costura más que resistente para tus creaciones. Sin embargo, la máquina de coser le dará un aspecto más estético que cosiendo a mano.

Además, hacer esta costura a mano requiere mucho tiempo, ya que es necesario coser dos veces. Por el contrario, hacer la costura francesa con la máquina puede requerir diez minutos según el tamaño de la costura.

Por qué usar la costura francesa

En clases de costura, o de forma totalmente independiente, no siempre está claro qué tipo de costura utilizar para la pieza que quieres crear. Entonces, ¿por qué elegir la costura francesa antes que otra técnica de costura?

Aprender a coser significa no solo conocer las técnicas, sino también saber cómo considerar un proyecto y una tela y elegir el tipo de costura adecuado para hacer piezas de costura específicas.

Cada estilo de costura depende de la tela que elijas (si es gruesa o no, si puede deshilacharse, etc.), además del proyecto que quieras llevar a cabo. No hacemos las mismas costuras para los pantalones que para la ropa interior.

La costura francesa es particularmente adecuada cuando se necesita una costura resistente. Es por eso que a menudo se usa para los accesorios de casa (cojines, cortinas…) o para la fabricación de pantalones, sobre todo en la entrepierna.

Esta costura es resistente por el hecho de que se cose dos veces, por lo que es reconocida hoy en día por ser una de las costuras más fiables. Por ejemplo, las camisas para hombres se cosen sobre todo con esta técnica.

Los pasos para realizar una costura francesa

Aunque la costura francesa no parece ser la más sencilla, es muy posible realizar esta costura siendo principiante. Debes ir paso a paso y no ir demasiado rápido. Aquí tienes las explicaciones para realizar correctamente tu primera costura francesa.

Primero, elige las dos telas que quieres unir y colócalas frente con frente. El frente es la cara de la tela que será visible una vez que se complete la costura. Ambas piezas de tela deben estar escalonadas una de la otra, de modo que la tela de la parte superior debe estar desplazada unos pocos milímetros (aproximadamente 6 o 7 mm son suficientes) en comparación con la de abajo.

Cómo hacer una costura francesa ¡Debes coser correctamente en paralelo!

Usando varios alfileres, une las dos piezas de tela para que no se muevan. La técnica consiste en colocar los alfileres perpendiculares a la futura costura para que la máquina pueda pasar por encima.

Entonces tienes que coger la máquina de coser. La costura debe hacerse a 1,5 cm del borde de la tela de abajo, que es la que sobresale. Recuerda terminar la costura con puntadas hacia atrás.

Una vez hecho este primer trabajo, separa las dos piezas de tela para que cada «frente» quede sobre la mesa. Dobla el margen de costura más ancho (es decir, la tela sobrante de la costura) sobre el margen de costura más pequeño.

Siempre del revés, ahora se trata de coser en línea recta la parte doblada con la tela de debajo. La dificultad es que debes tener cuidado de hacer que la segunda costura sea paralela a la primera.

Finalmente puedes darle la vuelta y comprobar si las dos costuras son paralelas. La puntada debe verse limpia. No olvides hacer puntadas hacia atrás en cada costura para evitar que se rompa con el tiempo.

¡Y ya estás lista para hacer faldas, pantalones, chaquetas o cortinas de la mejor manera posible!

Realizar la costura francesa siendo autodidacta

Como hemos dicho, la costura francesa no es una de las técnicas más fáciles, pero se puede hacer muy bien al comenzar a coser. ¡Siempre que practiques! No esperes hasta el último minuto o un proyecto urgente para aprender a hacer la costura francesa.

Aunque te hemos dado todos los pasos, es aconsejable practicar varias veces para habituarte y realizar la costura cada vez más limpiamente. Para ello, puedes usar tus trozos viejos de tela para coserlos. A mano, la técnica requiere mucha más práctica porque hay que tener mucho cuidado de coser bien para que la costura no parezca descuidada.

Aprender a hacer la costura francesa Practica tanto como puedas para dominar esta nueva técnica de costura.

Para aprender acompañado, podrás encontrar muchos tutoriales de costura en Internet, sobre todo en YouTube. Además de nuestras explicaciones, los videotutoriales te darán una idea del resultado final esperado. Algunos libros de costura también ofrecen tutoriales para ayudarte en el proceso. 

Para mantener la motivación de aprender una nueva técnica de costura, desafíate a ti mismo y organiza proyectos de costura como la confección de una funda de cojín o coser unos pantalones.

Tener un propósito específico y una aplicación real ayuda a comprender mejor la utilidad de este tipo de costura y a mantenerse motivado. Traje, bolsillos, ropa y accesorios, ¡haz lo que quieras!

Aprender la costura francesa en un taller de costura

Otra forma de aprender a coser a mano o con máquina de coser es unirse a talleres de costura que organizan las mercerías u otras tiendas especializadas en aficiones creativas. Estos talleres se organizan regularmente sin tener que comprometerse todo el año. De forma puntual, puedes asistir a unas horas de clases de costura.

Este sistema te permite no estancarte con cosas que quizás ya conozcas, como poner una cremallera o las técnicas de entelado. ¡Solo tienes que unirte al taller dedicado a la técnica de la costura francesa y listo!

Durante estos talleres, te supervisa un profesional de la costura y te muestra todos los puntos técnicos de este método. La ventaja es que puedes crear tu propio proyecto de costura personal y tus propias creaciones y pedirles consejos a costureros o costureras más experimentadas.

Y no te preocupes si no tienes todo el material de costura necesario, porque en el taller te prestarán algunos materiales para el buen funcionamiento del taller, como por ejemplo una plancha. Aunque esta herramienta no es esencial para realizar esta técnica de costura, puede ayudarte a doblar el sobrante para formar la segunda línea de costura. 

Aprender la costura francesa con clases particulares

Algunas personas tienen horarios partidos o simplemente no les gusta asistir a clases grupales de costura. Si es tu caso, puedes recurrir a un profesor particular de costura para mejorar la técnica de la costura francesa.

Tomar clases particulares puede ser una buena idea si quieres hacer una pieza de costura perfecta para un regalo o si estás planeando cambiar de trabajo y necesitas poder dominar perfectamente la costura francesa. También es una oportunidad para aprender cosas nuevas y de forma personalizada.

Clases particulares de costura francesa ¿Listo para hacer tus propios vaqueros?

Hacer un dobladillo, usar una máquina de coser, coser en zigzag, hacer una costura inglesa, usar patrones de costura… Con clases particulares, es mucho más fácil trabajar rápidamente y, por tanto aprender rápidamente, al tener un profesor para ti.

¡Así que saca tus agujas y tu máquina de coser y a practicar!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar