Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Los puntos de costura imprescindibles para toda costurera

Publicado por Marisol, el 09/10/2019 Blog > Arte y ocio > Costura > ¿Cuáles Son los Diferentes Tipos de Costura?

«El único poder revolucionario real es el poder de inventar» – Joseph Beuys

Bordado, punto, crochet, punto de cruz… Las actividades manuales y creativas son cada vez más populares entre los jóvenes. ¡Se acabaron los clichés! Cada año, el número de costureros y costureras no hace más que aumentar. ¿Es una nueva moda o se trata de una pasión auténtica por el hilo y los patrones de costura?

Lo que es seguro es que la costura ofrece muchas ventajas. Para confeccionar una prenda, coser un regalo hecho a mano, arreglar las cortinas, decorar tu casa… La costura desarrolla la creatividad y la imaginación.

Pero ¿cómo iniciarse en la costura? ¡Compra accesorios de costura y descubre las diferentes costuras básicas que una costurera principiante debe aprender!

La costura abierta y la costura cerrada

Existen diferentes métodos para coser y terminar una costura correctamente. Cada método debe usarse para obtener el mejor resultado final posible.

La costura abierta y la costura cerrada forman parte de los diferentes métodos utilizados por modistas y costureras.

Aprender la costura abierta y la costura cerrada ¡Prepara tu plancha!

El método de la costura abierta se usa generalmente cuando las telas usadas para coser son muy gruesas. Se trata entonces de separar los dos sobrantes de cada lado planchándolos firmemente con una plancha. De esta manera, los dos pliegues están cada uno a un lado y no superpuestos, lo cual hace posible que ya no se vea la costura, que podría verse demasiado gruesa desde el exterior.

Para hacer una costura abierta, primero debes yuxtaponer los dos frentes de las telas y luego fijarlos para que no se muevan. Después, usando una máquina de coser o a mano, debes coser a un centímetro desde el borde de las dos telas.

Una vez finalizada la costura, solo queda doblar cada sobrante sobre la tela correspondiente y planchar los dos lados. De esta manera, los sobrantes tomarán el doblez y no se moverán.

Esta técnica es ampliamente utilizada para coser pantalones, faldas o chaquetas. Por el contrario, la costura cerrada se utiliza para todas las creaciones finas, como camisas, blusas o lencería.

La principal diferencia entre los dos tipos de costura es que en la costura cerrada (o acolchada) se doblan los dos extremos del sobrante al mismo lado. No tienes que separarlos, ya que los tejidos son finos y no hay necesidad de dividirlos. También puedes usar la remalladora para unir los dos extremos de la costura para que no se separen.

Puedes comenzar tu creación utilizando el método de la costura cerrada y, luego, si es demasiado gruesa, cambiar a la costura abierta.

Ambas técnicas son muy fáciles de aprender y puedes practicar en casa por tu cuenta. Sin embargo, si prefieres estar acompañado, puedes participar en talleres de costura que organizan las mercerías o pedir ayuda a un profesor particular de costura.

Cómo aprender la técnica de la costura francesa

Entre todas las técnicas de costura, la costura francesa es quizás una de las más resistentes de todas. También llamada doble costura, la costura francesa consiste en coser dos veces en forma de dos líneas paralelas.

Las costureras suelen utilizar esta técnica para hacer camisas o para coser vaqueros o tapicerías. Es particularmente adecuada para coser la entrepierna de los pantalones y todas estas zonas de tensión de la ropa.

Aprender la técnica de la costura francesa ¡La costura francesa es sólida y perfecta para los vaqueros!

Para aprender la técnica, puedes recurrir a un profesor particular, a un profesional en un taller de costura o aprender a hacer esta costura de forma autodidacta en YouTube. Para ello, deberás practicar regularmente para lograr una costura limpia y resistente.

Para comenzar, elige las dos piezas de tela que quieres usar únelas frente contra frente. Las piezas deben estar escalonadas para que una de las telas pueda doblarse sobre la otra.

Pon alfileres en las dos piezas para que no se muevan a la hora de coser. Pasa por encima la máquina de coser si dispones de una.

Cuando termines la primera costura, separa las dos piezas de tela para colocar los frentes en una mesa. Dobla el sobrante más largo sobre el sobrante más corto y cose nuevamente. No olvides los puntos hacia atrás y obtendrás una bonita costura francesa.

La dificultad de este método radica en el hecho de que las dos costuras deben estar paralelas para que la costura salga bien. ¡La práctica parece ser la única forma de dominar esta técnica de costura!

Los pasos para coser un sobrehilado

El sobrehilado es una puntada que se utiliza para finalizar las costuras que necesitan pliegues. Este puede ser, por ejemplo, el caso de los bordes de los bolsillos de los vaqueros.

El sobrehilado consiste en pasar, con el hilo y la aguja, alrededor de la tela y coser siempre hacia el mismo lado, lo cual crea una especie de bucles alrededor de la tela. El sobrehilado también se puede usar para evitar que la tela se deshilache, por lo que a menudo se usa para los dobladillos.

Aprender la técnica del sobrehilado ¿Te apetece coser a mano?

Para practicar el sobrehilado, te recomendamos que empieces con retales en lugar de utilizar directamente una prenda. En primer lugar, debes coger dos piezas de tela y colocarlas frente contra frente.

Al igual que con otras técnicas de costura, debes poner alfileres en las telas para que no se muevan.

Debes empezar clavando la aguja en una de las telas desde el interior. En otras palabras, tienes que clavar la aguja en el frente de uno de los dos tejidos para luego llegar al reverso. Una vez que la aguja haya salido por el otro lado, hay que hacer un bucle con el hilo de coser pasando sobre los dos sobrantes (los dos márgenes de costura) y clavar la aguja en el reverso de la segunda tela. Esta vez, hay que clavar la aguja en ambas piezas de tejido al mismo tiempo. Así el hilo rodea los dos extremos de la tela.

El sobrehilado debe continuar de la misma manera a lo largo de la costura. En cada punto, la costurera rodea la tela y siempre clava la aguja en el mismo lado. La aguja también sale siempre por el mismo lado.

Algunos deciden reforzar la costura cosiendo un sobrehilado doble. En este caso, se debe hacer el mismo trabajo, pero en la dirección opuesta a la costura que ya se ha hecho. 

Para reforzar la costura, también es posible usar hilo de bordar en lugar de hilo de coser, ya que suele ser más grueso y más resistente.

Cómo aprender a coser en zigzag

En las clases de costura, los principiantes siempre aprenden a realizar el punto zigzag. Al igual que el punto recto, el punto zigzag es imprescindible cuando se quiere aprender a coser cualquier tipo de tela.

De hecho, el punto zigzag se usa no solo para coser dobladillos u ojales, sino también para reforzar el trabajo de costura en telas elásticas. 

Aprender la técnica del zigzag Con estas técnicas de costura, podrás hacer tu propia ropa.

Cuando se trata de un tejido flexible y elástico, es muy difícil encontrar la tensión del hilo adecuada para que la costura quede limpia e impecable. El punto zigzag ayuda a las costureras en este proceso.

La mayor ventaja del punto zigzag es que puede variar dependiendo de su longitud y su anchura. Así, dependiendo de tu proyecto de costura, es bastante fácil adaptar el punto de costura en zigzag a cualquier situación. 

Punto bordón para los ojales, punto satén, puntada ancha, puntada clásica… ¿Cómo hacer un buen punto zigzag? Este punto se puede coser a mano o con una máquina de coser.

Usando una máquina de coser se hace muy rápido. Simplemente elige el modo correspondiente de la máquina, levanta el prensatelas, desliza la tela, baja el prensatelas y comienza a coser. Puedes aprender a coser este punto tanto por tu cuenta como con clases de costura.

A mano, el ejercicio de costura lleva más tiempo. Tras hacer la puntada hacia atrás, es aconsejable hacer una primera puntada en una dirección para realizar una parte del zigzag y luego darle la vuela a la costura para terminar de formar el zigzag. Durante la segunda parte, la aguja debe pasar por los primeros orificios pero en la dirección opuesta para completar las partes donde el hilo aún no ha pasado.

Después, termina la costura con un punto hacia atrás y el ejercicio habrá finalizado. Sin embargo, debes prestar atención a la tensión del hilo para que no esté ni demasiado tenso ni demasiado suelto.

Hilo de coser, agujas, alfileres, tijeras, bobinas, remalladora… ¡Prepara tu equipo de costura y realiza bonitas piezas de costura! ¡A practicar!

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar