Este artículo va dirigido a todas las personas que menstrúan y que hacen yoga. Incluso si no tienes la regla, tal vez te interese este artículo para conocer más sobre este tema e incluso ayudar a alguna persona que conoces que padecen dolores menstruales. Este texto es un buen comienzo para encontrar algunas respuestas a una cuestión que todos nos hemos planteado en algún momento.

Hablar de la regla sigue siendo tabú en pleno siglo XXI. En algunas culturas, incluso es algo «sucio», «maldito» que aparta a las mujeres de la sociedad y de sus quehaceres durante los días del periodo. En España se puede decir que hemos recorrido bastante camino y sobre todo las nuevas generaciones ya hablan mucho más abiertamente del tema. Pedir una compresa o un tampón no debería ser ninguna vergüenza. Decir que estás mal porque tienes la regla menos. ¡¿Aún encima que estamos padeciendo dolores hay que poner buena cara?! Desde nuestra experiencia personal, así como vemos que entre personas que tienen la regla la conversación se ha vuelto más normal, para aquellas personas que no tienen la regla parece que sigue siendo un tema en el que no se sienten muy cómodas. ¿De verdad es mucho pedir tener unas nociones y poder hablar abiertamente de algo que afecta a la mitad del planeta?

No nos vamos a extender más en este tema, pero sin duda da para una buena charla. En este artículo vamos a desgranar tes puntos principales sobre la menstruación y la práctica de yoga:

  • ¿Se puede hacer yoga cuando se tiene la regla?
  • ¿Se debe adaptar la práctica durante este periodo?
  • Para las que sufren dolores mensuales agudos, ¿el yoga puede aliviar?

Estarás pensado, ¡menudas preguntas! La respuesta es fácil: sí, no y sí. Bueno, vamos a argumentarlo un poquito más y darle una explicación razonada.

Por supuesto, no todas las personas son iguales en cuanto a su menstruación. Tendrás que adaptar tu práctica en función de tu cuerpo.

Descubre todo lo que debes saber para hacer yoga estando enfermo o lesionado.

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Hacer yoga durante la regla

Si formas parte de ese grupo de personas que sufren tanto durante la regla que no pueden salir de la cama, tienen fiebre o vómitos, es bastante probable que no asistas a tus clases de yoga durante algunos días. Si tu cuerpo te pide reposo, no lo fuerces.

La gran mayoría de personas que menstrúan, en torno al 80 %, sufren cada mes de síndrome premenstrual o reglas dolorosas, por no mencionar a las personas afectadas de endometriosis para las que la regla puede convertirse en un auténtico calvario.

Antes de continuar, destacar que la decisión de ir a yoga durante la menstruación solo depende de ti. No hay ninguna contraindicación en seguir tus clases habituales, pero veremos que hay excepciones.

Al contrario, es beneficioso durante este periodo, tanto a nivel físico como emocional.

Durante los días que tenemos la regla, en el que normalmente nuestro nivel de energía decae, seguramente te apetezca hacer yoga de forma más suave. O no. Cada cuerpo es distinto. Habrá personas que, por el contrario, no sientan necesidad de cambiar sus hábitos.

Encuentra a tu profesor de clases de yoga para principiantes en Superprof.

Al hacer yoga vas a poder, adaptando tu práctica, actuar para paliar algunos síntomas del síndrome premenstrual, los dolores y también:

  1. Estimular tu mente.
  2. Reducir tu nivel de estrés.
  3. Aliviar tus dolores abdominales y calambres.
  4. Relajar la parte inferior de tu espalda.
  5. Recuperar un mejor nivel energético.

¿Sabes si se puede practicar yoga con tendinitis¿Y con escoliosis?

¿Qué posturas de yoga evitar durante la menstruación?

Evitar las posturas invertidas con la regla.
Hay algunas posturas que no son las más recomendadas para los días de regla.

Descubre también cómo aliviar los dolores articulares gracias al yoga.

Aunque formes parte de ese grupo de personas para quienes la regla no es sinónimo de incomodidad, ni de dolor, ni decambios de humor... ¡Enhorabuena! Aunque es importante saber que algunas posturas de yoga se desaconsejan.

Si eres un ferviente practicante de yoga (un yogui) probablemente ya lo hayas comprobado, no todas las posturas son buenas para todos los días del mes.

¿Cuáles son las posturas a evitar durante la menstruación?

  • Las posturas de torsión profunda (Ardha Matsyendrasana): pueden ser beneficiosas el resto del mes porque estimulan los órganos internos. Durante la regla, es posible que si practicas estas posturas aumente el sangrado porque ponen el vientre en tensión. Por este motivo, será mejor que evites estas posturas cuando tienes la regla...
  • Las posturas invertidas (Sirsasana, Sarvangasana): puede que no lo sepas, pero las posturas invertidas pueden cortarte la regla. Una ventaja, me diréis... Y, sin embargo, lo sentirás durante tu siguiente ciclo, cuando el sangrado sea más abundante y además te resulte más doloroso. Además, al impedir el sangrado y dejar que se estanque y vuelva a subir al útero, puede favorecer la endometriosis. En resumen, nada de posturas invertidas durante la regla.

¿Te interesa saber también qué ejercicios de yoga alivian la ciática? ¿Y los dolores vertebrales?

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Aliviar los dolores menstruales gracias al yoga

¿Eres de los que no sueltan la bolsita de agua caliente para aliviar los dolores menstruales? Es el momento de descubrir las posturas que van a aliviarte y ayudarte a pasar este periodo (¿lo pillas?) más serenamente...

La idea es favorecer las posturas suaves, sin forzarse, y privilegiar las posturas que abren la espalda, alivian los calambres uterinos y permiten incluso regular el flujo sanguíneo. Descúbrelas tanto en las clases de yoga online como con tu profesor particular de yoga.

No hacer giros profundos o posturas invertidas.
Los problemas de la regla se pueden aliviar con determinadas posturas.

Descubre también los beneficios del yoga postnatal y para el dolor de espalda.

¿Qué posturas se desaconsejan? Las posturas de pie que te cansen rápidamente y todas aquellas que hagan trabajar demasiado el vientre. ¿Qué posturas se aconsejan?

  • La postura del niño (Balasana): imprescindible en yoga. Es la postura de relajación por excelencia.
  • La postura del gato (Marjarasana): relaja la espalda y favorece además la circulación de energía en el cuerpo.
  • El perro boca abajo: esta postura dinamiza el cuerpo y estira la columna vertebral, así como la parte inferior de la espalda, que muchas veces duele durante la regla.
  • La postura del cadáver (Savasana): ideal para concentrarse en sí mismo y recobrar la energía.
  • La postura de la diosa (Supta Baddha Kanasana): postura de relajación, permite abrir la región pélvica y reducir los dolores menstruales.

Con dolores o sin ellos, durante la regla el yoga te ayudará a sentirte bien y relajarte. No dudes en hacer yoga en casa con una clase de yoga online si no quieres tener que desplazarte para ir a clase de yoga.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo hacer yoga con la Wii.

Trucos y consejos cuando practicas yoga durante la regla

Cada persona vive de forma distinta los días que tiene la regla. El mayor consejo que podemos darte es que escuches tu cuerpo y tus sensaciones. En realidad, esto no es solo aplicable para los días del periodo si no para la vida en general. Escuchar a tu cuerpo es parte de la filosofía y de la cultura del yoga. Y al igual que el resto de días del mes, las posturas que hagas dependerán de tu nivel de yoga y de lo que seas capaz de hacer. Algunas personas son capaces de realizar decenas de posturas de yoga durante una clase y otras tan solo realizan dos o tres. Y no por ello están trabajando menos, simplemente trabajan de distinta forma, según las capacidades de cada uno.

Por lo tanto, recuerda: escúchate. 

Clases de yoga menstrual
¿Recuerdas lo que era sentir cada parte de tu cuerpo y escuchar tu respiración?

Según algunas tradiciones de estilos de yoga no se recomienda su práctica durante la menstruación. Otras tradiciones indican que basta con no practicarlo los 2-3 primeros días de la regla. Y luego hay la rama que afirma que sí se puede practicar yoga durante la regla, pero tiene que ser una práctica adaptada. Por lo que hemos investigado no hay estudios que contraindiquen la practica de yoga durante la menstruación pero sí se recomienda en numerosos estudios que la práctica esté adaptada.

No nos cansaremos de repetirlo, en el yoga es fundamental no forzar las posturas. A veces queremos conseguir sí o sí una postura y estamos forzando los músculos y nuestros cuerpo nos está diciendo que no es capaz. Basta. En otra sesión lo conseguirás.

A algunos les gusta ponerse a prueba y para ello se ponen al límite cuando practican yoga o cualquier otro deporte. Nosotras solo te decimos que para el yoga, como en la vida, hay que saber hasta dónde puede uno llegar.

Volviendo al tema que nos ocupa, durante los días del periodo está aún más desaconsejado forzar las posturas. Al fin y al cabo el yoga es una actividad para destensar y liberarse, no para ponerse en contra de nuestro propio cuerpo.

Durante la regla tendemos a tener una carencia de hierro por la pérdida excesiva de sangre, lo que resulta en una falta de energía. No dudes en comunicarle a tu instructor de yoga que estás con la regla o que no te sientes bien, para así adelantarle que no podrás realizar todas las posturas que vaya indicando durante la sesión de yoga. Del mismo modo, si crees que no vas ser capaz de seguir el ritmo de clase y no te sientes cómodo yendo a yoga, puedes hacer una clase online de yoga  en casa.

Como ya hemos comentado, ya sea en la academia de clases de yoga o cuando practicas yoga en casa, durante la regla es conveniente priorizar las posturas estables y relajantes. Mejor dejar para otro día las planchas y los abdominales.

Otro tema del que poco se habla es de que a algunas personas durante la regla no les apetece vestirse como el resto de los días. Estamos hinchados, con dolores. Hay quien va igual de cómodo con un vaquero pero muchos prefieren algo flojo. ¿Y que me dices de los pantalones blancos o claros? Que tire la primera piedra quién nunca haya evitado ponérselos durante la menstruación.

Otras muchas personas tampoco usan la misma ropa interior, ¿quién no tiene en el cajón las llamadas «bragas de regla»? Y no son bragas especialmente diseñadas para los días de regla; pero no se sabe muy bien porqué en los días de reglas preferimos llevar unas bragas más cómodas y que protejan más. Nosotras creemos que la razón reside en que llevar un hilo entre las nalgas nunca es cómodo, y menos con la regla.

Superprof está en todas partes, así que puedes probar nuestras clases de yoga en Valencia si te pilla cerca.

El ejercicio físico está recomendado para el periodo de menstruacion
¿Cómo definirías con palabras cómo te sientes en los días de regla?

La respiración

Realizar ejercicios de respiración nos ayuda a aliviar los dolores menstruales y el síndrome menstrual. Como sabes, en la práctica de yoga es muy importante saber respirar. Realizar yoga correctamente es sinónimo de respirar correctamente. Aprender a respirar bien permite oxigenar el cerebro, lo que repercute en todo nuestro cuerpo y nos ayuda a sentirnos mejor.

Incluso si no te apetece practicar yoga durante los días de regla, puedes simplemente hacer ejercicios de respiración. Te ayudarán de igual modo a relajarte y a calmar algunos dolores. Esta es parte de la magia del yoga, no solo te aportará beneficios en las sesiones, sino que es un estilo de vida que te otorga beneficios en muchísimos aspectos de tu día a día y de tu vida.

Los ejercicios de respiración puedes realizarlos acostado en el sofá o en la cama o sentado en una silla o en el suelo. ¡Cómo más te apetezca en ese momento! Recuerda los ejercicios de respiración que realizas durante las clases de yoga y reprodúcelos. Si no tienes mucha memoria para estas cosas, busca en Youtube «ejercicios de respiración yoga», te saldrán decenas de vídeos.

Practicar yoga durante la regla con otra persona

Si no somos unos expertos en el tema, practicar yoga de forma autónoma no es la mejor opción. Y menos cuando tenemos la regla. Aunque sepas ejecutar correctamente varias posturas de yoga y sepas llevar a cabo diferentes asanas, quizás no sabías que hay ciertas posturas que no se aconsejan durante la regla. Por lo tanto, te recomendamos que te informes bien antes de realizar yoga tú solo, ya sea durante la regla o no. O bien, que siempre intentes hacer yoga de forma acompañada. Puede ser de un instructor de yoga o de una persona cercana que tiene conocimientos de esta disciplina.

Clases de yoga durante la menstruacion
Aprender a respirar es útil para todos los aspectos de nuestro día a día.

Si ya practicas yoga con un profesor particular, ¡ya tienes un profe solo para ti! ¿Eres de los que prefiere ir a la escuela de yoga o prefieres que el profe te dé clases a domicilio?

Con un profesor particular de yoga estarás seguro de que no haces ninguna postura que puede estar contraindicada para la menstruación y ejecutarás las asanas de forma correcta. Tener un profe particular también te puede ayudar a avanzar de forma más rápida en la práctica de yoga. Hay profes que están especializados en realizar clases de yoga para aliviar dolores, como clases especiales para disminuir los dolores menstruales. No dudes en preguntarle a tu profe si tiene conocimientos y experiencia en este ámbito.

En las clases en grupo, como es lógico, es más difícil que el profe esté centrado en ti toda la clase o que te dé consejos personalizados de forma constante. No obstante, es muy probable que varias personas en el grupo de clase de yoga tengan la regla al mismo tiempo, por lo que no dudéis en pedirle al instructor que de vez en cuando haga una clase adaptada. Como hemos mencionado, no trabajarás menos, sino de forma distinta.

Si ves que el profe es un poco reacio a realizar clases adaptadas, siempre podéis pedirle que al menos haga una clase para explicar posturas recomendadas durante la regla para así aseguraros de que sabéis hacerlas. Después puedes repetir esos ejercicios en casa siempre que quieras.

Practicar yoga en compañía de una persona que tenga un buen conocimientos de esta disciplina o en compañía de un instructor de yoga es la mejor opción para cerciorarnos de que realizamos las posturas correctamente y no estamos realizando ningún ejercicio contraindicado para los días en los que tenemos la menstruación. De todos modos, recuerda que siempre debes escuchar tu cuerpo y tus sensaciones, que es lo que te guiará en la práctica de yoga y te indicará si necesitas mayor o menor intensidad.

¡Tú eres tu mejor profesor!

Cómo practicar yoga durante la menstuacion
Colocarnos en esta postura puede ayudarnos.

¿Practicas yoga y tienes la regla? ¡Cuéntanos tu experiencia! Queremos que nuestro blog también sirva como foro de debate para hablar sobre los temas que se exponen en los artículos. Te lanzamos algunas preguntas para que reflexiones sobre ellas y puedas analizar cómo la menstruación influye en tu práctica de yoga. Y decimos «tu» porque no todos los cuerpos son iguales, y lo que te pase a ti no tiene porqué pasarle a otra persona, y viceversa.

  • ¿La práctica de yoga te ha ayudado a aliviar los dolores menstruales?
  • ¿Notas que sangras más si practicas yoga durante la menstruación?
  • ¿Te ha pasado alguna vez que al practicar yoga durante la regla se te haya «cortado»?
  • ¿Tu instructor de yoga ha hablado alguna vez en clase de que durante la regla hay que adaptar las posturas? ¿Ha comentado que hay posturas que no se recomiendan para esos días?
  • ¿Te parece importante que el profesor de yoga explique, sobre todos en los niveles iniciales, cómo el yoga influye en la menstruación?

No dudes en proponernos otras preguntas, estamos pensando en hacer otro artículo sobre este tema tan interesante. ¡Te leemos!

Namaste.

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

4,00 (7 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.