Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo alimentarse cuando eres yogui?

Publicado por Elvira, el 09/01/2019 Blog > Deporte > Yoga > ¿Qué Alimentación Adoptar para la Práctica del Yoga?

Quien come lentamente, digiere bien; quien digiere bien, funciona bien y quien funciona bien, no necesita que nadie lo lleve a la cama cuando ha bebido demasiado y ha comido demasiado. – Pierre Dac (1893-1975; humorista francés)

Independientemente de tu estilo de vida, de los deportes que practiques o la forma en los que los practiques, o de tus creencias alimentarias, tener una buena alimentación es importante cuando se hace yoga. De hecho, en España se ha registrado que más de 2 millones de personas practican yoga de forma regular u ocasional, de tal modo que practicar yoga se ha convertido en una verdadera manera de desahogarse emocionalmente, así como en una actividad física real, que nos permite desahogarnos, mientras hacemos el saludo al sol y ponemos en práctica los ejercicios de respiración.

Kundalini yoga, yoga prenatal, yoga nidra, ayurveda, yoga dinámico, yoga iyengar… Encontrarás numerosos tipos de yoga en función de lo que busques. Sin embargo, por lo general, todos requieren algún tipo de condición física, ya sea un desarrollo muscular o simplemente una meditación dinámica. Un verdadero esfuerzo que, durante una sesión de yoga, requiere contar con los nutrientes necesarios.

Por lo tanto, ¿qué reglas dietéticas existen para hacer yoga? ¿Hay que seguir alguna dieta en particular? Superprof intentará ayudarte a responder a todas estas preguntas.

Top 10 de las mejores recetas para un yogui

Qué alimentos son imprescindibles para el yoga. Solo necesitarás unos pocos ingredientes básicos para alimentarte de una manera adecuada y eficiente mientras practicas yoga ya sea en clases individuales o grupales.

Antes de darte una lista con las 10 mejores recetas para los yoguis de la casa, sería bueno saber y entender por qué es necesario alimentarse bien. De hecho, gracias a las clases de yoga, a los efectos para la columna vertebral, el trabajo de la mente o incluso la respiración profunda, el yoga se convierte en una disciplina muy completa que hace que se pongan en funcionamiento muchas partes de nuestro metabolismo. Por lo tanto, es esencial que funcione bien para que sea lo más eficaz posible en lo que hacemos.

Para ello, algunas recetas ricas en energía, fibra, proteínas y vitaminas pueden ser útiles para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo deportivo. Porque sí, ¿qué hay más importante que estar en forma y lograr hacer bien las posturas de yoga? Existen diferentes maneras de entender la nutrición para los yoguis pero, siendo bastante generalistas, esbozaremos las dietas para yoguis en dos dietas distintas: la vegetariana y la no vegetariana.

Para los vegetarianos, os proponemos:

  • La sopa de lentejas con comino, buena y reconstituyente al mismo tiempo.
  • El curry de verduras, para realzar las papilas gustativas.
  • La batata asada, rica en energía.
  • Las empanadillas de berenjena, sabrosas y más originales.
  • La mezcla de legumbres y verduras, sencilla pero rica.
  • La ensalada de judías y trigo sarraceno, increíble y consistente.
  • El makis de fideos de trigo sarraceno, que transportará a tus papilas gustativas a otra parte del mundo.

Por supuesto, podrás sazonar los platos a tu gusto, ya dependiendo de si prefieres que el plato esté más o menos salado, que el sabor sea más o menos intenso, que le añadas otras hierbas como el cilantro, etc. Si con todo esto y una práctica regular de posturas de yoga, no lo logras…

Con respecto a las recetas no vegetarianas, para aprovechar al máximo los beneficios del yoga, te proponemos:

  • El carpaccio de pescado, fresco y rico en proteínas de las buenas.
  • El pastel de verduras con un toque de pollo, una dosis máxima de proteínas de todo tipo.
  • Las bruschettas con atún desmenuzado, sabrosas pero sin pasarnos de la raya.

En resumen, todas estas recetas son formas de aprehender el yoga y la nutrición de la mejor manera posible, y concentrar nuestros chakras en nosotros mismos, con plena conciencia.

Los principios básicos de la alimentación en la cultura yogui

Principios básicos de la alimentación yoga. Es importante saber qué comer cuando practicas un deporte como el yoga.

El yoga es una de esas disciplinas completas que cualquier persona puede practicar si tiene un buen dominio de la concentración, la flexibilidad y el cuerpo en general. Por lo tanto, los principios fundamentales de la nutrición en la cultura del yoga deben ser fieles a esta dinámica y, de hecho, han demostrado que una práctica del yoga como ejercicio físico  requiere la conexión entre el cuerpo, la mente y el estado de ánimo.

De este modo, es preciso que el yogui que tenemos en nuestro interior sepa controlar el equilibrio. Al igual que en los ejercicios de yoga, el equilibrio en la alimentación también es importante. Hay que encontrar un equilibrio de sabores, texturas y productos en general, todo esto en una secuencia perfecta y con una conciencia total.

Este último aspecto es imprescindible a la hora de medir lo que estamos ingiriendo. De ahí la importancia para algunos del vegetarianismo, el locavorismo o el crudivorismo.

El resultado es una preponderancia del silencio como motor para aprehender a alimentarse y para conectar con los valores del yoga. De hecho, qué mejor que saborear realmente lo que estás comiendo, en una perspectiva de plena conciencia, concentración o incluso meditación. ¡Hacer yoga se convierte en todo un arte!

Finalmente, el pequeño yogui que tenemos en nuestro interior deberá saber elegir qué comer bien, ya sean ingredientes orgánicos, frescos, locales o vegetarianos. Esto mejorará nuestra condición física para los ejercicios de yoga y para fluir de la mejor manera posible.

¿En qué consiste la dieta yoga?

Lleva una alimentación equilibrada. Ya sea como un deseo personal o una necesidad deportiva, el yoga supone un verdadero motor para poder alimentarte de la mejor forma posible. ¡Todo depende de ti!

La serenidad, dejarse llevar, el momento presente, la paz interior… ¿Te suena alguno de estos términos? Si la respuesta es afirmativa, perfecto, porque también son comunes a la dieta yóguica y nos define a qué nos referimos cuando hablamos de dieta yoga. Sí, incluso aunque se trate de comer para que una clase de yoga sea lo más beneficiosa posible, no debemos dejar a un lado la salud, ni nuestras preferencias alimenticias.

La dieta yoga también tiene ciertos valores, comenzando con el vegetarianismo, que aunque aboga por la no violencia global y el sufrimiento no animal, es un pilar de la nutrición yóguica para muchos y es lo que aporta la fortaleza, casi militante, a la disciplina.

Asimismo, debemos mencionar el crudivorismo, que es una forma de comer bastante peculiar. De hecho, esta dieta se centra en una alimentación a base de alimentos frescos, si es posible, orgánicos y de temporada, pero los alimentos que incluye están… ¡crudos! Y sí, aquí, no se permite cocinar, por lo que hay que familiarizarse con los alimentos y con su sabor de la mejor manera posible. Una especie de práctica de yoga, sin perder la serenidad y el momento presente.

Todo esto hay que llevarlo a cabo con plena conciencia, ya que, al igual que los movimientos de yoga, los alimentos deben estar lo más arraigados posible al momento presente, desarrollando los mejores sabores, gustos y principios que impulsen la forma y la práctica de ciertas secuencias de posturas.

Finalmente, no debemos dejar atrás la dieta «paleo», que podría asemejarse bastante al yoga, o al menos a algunos yoguis. Esta dieta se basa en una vuelta a lo básico, al origen paleolítico y al consumo solo de aquello que realmente necesitamos, sin azúcares refinados, sin la mayoría de los cereales, etc. Una dieta a veces un poco estricta, pero tiene el mérito de hacer que el yoga sea interesante para muchos de nosotros.

¿Qué comer antes y después de una sesión de yoga?

Alimentación antes y después de una sesión de yoga. Cuando hacemos un entrenamiento de yoga, nuestro cuerpo necesita contar con la suficiente energía; lo mismo que después de haber realizado una sesión de yoga, sobre todo para que resulte efectiva la práctica.

Independientemente de que estés en una clase para principiantes o en un curso para avanzados, el profe de yoga suele hacernos sudar, pensar, meditar, en pocas palabras, ¡vivir! Una clase de yoga no es siempre una burbuja de dulzura y descanso, ni mucho menos. Por lo tanto, tendrás que saber cómo poder hacer frente a una clase de yoga, independientemente de la hora del día, y cómo terminarla, siempre en relación con lo que hayamos ingerido. Por lo tanto, ¿qué debes comer antes y después de un entrenamiento de yoga?

Antes de una sesión, debemos tratar de completar la reducción de energía que podemos experimentar durante y después de la clase, eso sí sin atiborrarse. Por lo que tendremos que centrarnos en alimentos ricos en fibra, frutas consistentes, que también aporten azúcar rápido, para que tengamos energía de sobra para la próxima clase.

Después de una sesión, tendremos que prestar más atención a la ingesta de proteínas que definirá nuestro comportamiento alimentario; come carne blanca, legumbres, siempre acompañadas de vitaminas gracias, por ejemplo, a las verduras de hoja verde.

La clave está en saber y darse cuenta de que necesitarás hidratarte, sea cual sea la hora del día, independientemente de que tengas o no sed o de que quieras (o no) agua. El agua ayuda a preparar el cuerpo para la clase de yoga, y después de eso, permite que las células se regeneren con mayor facilidad que cuando se deshidratan.

Por lo tanto, al desarrollar una conducta adecuada, podrás seguir la alimentación digna de un verdadero yogui, rica en vitaminas, fibras y proteínas, bajo un enfoque responsable. Un enfoque más responsable con el cuerpo, con el planeta, pero también con nuestro cuerpo. No te olvides de que la dieta, como el yoga, también se basa en la unión del cuerpo, la mente y el estado de ánimo! Entonces, ¿list@ para saludar al sol? ¡Porque nosotros ya lo estamos!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar