Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Demuestra tu originalidad: ¡da clases de deporte!

Publicado por Coral, el 22/12/2016 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Hazte Entrenador Personal para Marcar la Diferencia

¿Te encanta el deporte? ¿Acabas de obtener un diploma en actividades deportivas? ¿Quieres aunar pasión y trabajo?

En el mercado del entrenamiento personal hay mucha competencia.

Para marcar la diferencia, vas a tener que pensar en los métodos que quieres emplear y no proponer copias de lo que hayas podido ver en otros entrenadores personales.

Crea programas que te correspondan y que domines, es la mejor forma de mostrarse eficaz como entrenador personal.

A través de este artículo, vamos a guiarte, darte pistas para diferenciarte en tus métodos y ayudarte a encontrar el segmento adaptado a tu personalidad y a tu visión del entrenamiento personal.

Y si todavía necesitas un empujón para animarte a ser entrenador personal, échale un ojo a nuestro artículo ¿Por qué Ser Entrenador Personal?

Benefíciate de oportunidades de carrera múltiples

Para ser entrenador personal tienes que realizar un trabajo de reflexión e introspección sobre tu forma de concebir:

  • Cómo hacer deporte
  • Tus dominios predilectos
  • Tus competencias en términos de entrenamiento personal o colectivo

Posicionarte en el mercado del entrenamiento físico. Ponte como El pensador de Rodin para saber en qué disciplinas quieres especializarte.

Pensar con antelación en el proyecto te permitirá proponer una oferta que vaya CONTIGO.

Para marcar la diferencia en materia de entrenamiento personal, es extremadamente importante posicionarse en un segmento claro:

  • ¿Prefieres la puesta en forma, el entrenamiento cardio para que tus clientes pierdan peso o te orientas al perfeccionamiento y rendimiento de un atleta o de deportistas de alto nivel?
  • ¿Prefieres el entrenamiento personal o colectivo?
  • ¿Te decantas por el entrenamiento a domicilio o en empresas?
  • ¿Has pensado en especializarte en sesiones para la tercera edad?
  • ¿Quieres añadir una preparación mental a tus clases de entrenamiento personal?
  • ¿Has pensado en entrenar en línea?

Como ves, hay una gran diversidad de oportunidades laborales en el sector del entrenamiento personal.

Ofrecer diversos programas es posible, pero te resultará imposible hacerlo todo.

¡Especialízate! Es la clave.

Tener una posición clara y definida te hará más creíble ante tus futuros clientes.

Aceptar todas las clases que te soliciten sin necesariamente tener las competencias sería un error. Corres el riesgo de decepcionar y perder credibilidad.

Otra de las ventajas del entrenamiento personal es que te permite tener un ritmo de vida más saludable y conocer mejor tu cuerpo.

Crea tus propios programas personalizados

Cuando tu posicionamiento está claramente identificado, será importante que crees tus propios programas de entrenamiento.

Ya seas preparador físico, especializado en stretching para perfilar las siluetas, en clases de aerobic o adepto al refuerzo muscular, los ejercicios y los métodos son invariablemente diferentes.

En tu sector, proponer ejercicios innovadores o poco utilizados puede constituir una buena forma de diferenciarte. No utilizar los ejercicios clásicos en materia de glúteos y abdominales, de musculación o técnicas para tener un vientre plano, permitirá que tus clientes encuentren tu método a la vez original, eficaz y adaptado a cada una de sus necesidades.

Tu programa de entrenamiento tiene que ser flexible. ¡No todo el mundo es capaz de hacer esto a la primera! Adapta el nivel de tus clases de entrenamiento personal en función de tus alumnos.

Tu programa deportivo o tu entrenamiento tiene que ser adaptable. Por una parte a las expectativas y las necesidades del cliente, pero también a las circunstancias exteriores.

Será por ejemplo imposible dar clases de entrenamiento personal a domicilio en un pequeño estudio con un banco de musculación como único material…

Sigue siempre los nuevos métodos de entrenamiento

Para conseguir tus objetivos, vas a tener que estar al tanto de las novedades en términos de entrenamiento personal. Eso implica mantenerse al corriente de los nuevos métodos o de nuevos ejercicios para muscularse, por ejemplo.

Es igualmente importante estar al día (aún más si tu actividad principal es hacer que tus clientes pierdan peso) de las nuevas dietas y sus efectos y tener conocimientos en términos de nutrición o de dietética.

Mejora tus conocimientos y fideliza a tu clientela. Si tus clientes hacen deporte para guardar la línea, puede ser interesante que tengas una formación en dietética.

También puedes ser parte activa de los cambios en tu disciplina intentando siempre mejorar tus métodos de trabajo. Eso te permitirá tener ventaja frente a tu competencia.

Todas estas características permiten diferenciar a un buen “personal trainer” de otros que sean menos rigurosos. En términos de notoriedad y de imagen, ¡eso puede ser sin duda una gran ventaja a tu favor!

Emplea herramientas de evaluación para el seguimiento de tus alumnos

Para un entrenador personal, el dispositivo de seguimiento es muy importante.

Para empezar, te permite elaborar tus futuras sesiones con serenidad, ya que te ayuda a comprender hacia donde orientar la siguiente sesión y en qué aspectos incidir.

Además, semejante dispositivo es sinónimo de rigor y seriedad, y no hay duda de que no pasará desapercibido para tus alumnos.

Las herramientas que puedes utilizar dependerán de tu especialización como entrenador personal. Podrán ser:

  • cuantitativas como la pérdida de peso, la evolución de las medidas, los tiempos en distancias precisas,
  • cualitativas como la forma en la que se encuentra tu alumno al final de una sesión, lo que te permite adaptar la cadencia en las sesiones posteriores,
  • La utilización conjunta de los dos métodos parece ser la solución más adaptada.

Por último, tomar regularmente notas te permitirá constatar a lo largo de las sesiones que tu alumno progresa. No dejes de hacérselo saber y de señalar estos avances para que esté cada vez más motivado y se perfeccione.

Agudiza tu percepción psicológica

Recuerda que cada uno de tus alumnos funciona de forma diferente. Construir un programa de entrenamiento tiene que hacerse en estrecha colaboración con el alumno que vas a seguir.

No se trata de cambiar totalmente tus métodos, sino simplemente de adaptarlos. Querer por ejemplo centrar los programas en ejercicios muy complejos (sobre todo al principio) no va a alentar a tus alumnos a retomar una actividad física regular.

Para ser eficaz en la comprensión, la escucha y la pedagogía te servirán enormemente. Cuestiónate a menudo, probar tus métodos te permitirá salir de la posición tradicional “profesor-alumno” y adaptar tus programas más fácilmente a las expectativas de cada uno.

Cambia la vida de tus alumnos

Consigue que tus alumnos se aficionen al deporte. ¡Tus alumnos no podrán prescindir del deporte! Gracias a tus servicios, se convertirá en una forma de vida.

Basar tus métodos en el éxito de tus alumnos les permitirá alcanzar una meta deportiva y mentalmente. En efecto, no sería exacto limitar el entrenamiento personal al simple rendimiento físico.

Si sigues a un deportista principiante, este impacto mental será aún más importante y su progreso todavía más visible. Acompañar a un alumno que al principio de un programa se ponía barreras psicológicas para hacer uno o más ejercicios con el famoso “no voy a lograrlo nunca” y hacer que supere sus propios límites será para él, al igual que para ti, muy enriquecedor.

Hacer entender a tus alumnos que pueden utilizar lo que han aprendido a tu lado, con tus clases y tus palabras, contribuirá a hacerles avanzar más fácilmente y a afrontar problemas que no tienen nada que ver con el deporte.

No venderás solo un servicio de entrenamiento, sino un auténtico modo de vida. Poder ver un cambio en la forma de funcionar de tus alumnos constituye también un importante objetivo para ti.

En una palabra, busca a transmitir el famoso precepto “Mens sana in corpore sano”:¡Una mente sana en un cuerpo sano!

En resumen:

  • Marcar la diferencia en términos de entrenamiento deportivo es evidentemente la clave para continuar en el mercado.
  • ¡Tienes que definirte! Si quieres orientarte a la preparación física y el entrenamiento deportivo más intenso, a clases de deporte más específicas como el aerobic, las clases de fitness o de zumba, si prefieres ser entrenador a domicilio, entrenador personal o individual más que colectivo, es tu decisión y es muy importante para tu lanzamiento.
  • Se trata sobre todo de escuchar tus propias ganas y expectativas para impartir tus clases. Sentirte cómodo con lo que haces te permitirá motivar y acompañar mejor a tus futuros alumnos.
  • Cuando empieces como entrenador personal, vas a tener que crear tus propios ejercicios y permanecer al tanto de nuevos métodos en los que podrás inspirarte.

Un entrenamiento personalizado y moderno será siempre más eficaz que si tus métodos son copias de copias. La preparación y estar a la última tienen que ser tus principales preocupaciones.

Por último, trata de ser riguroso en tu enfoque del entrenamiento y establecer una relación de confianza y de intercambio con tus alumnos. Eso te hará avanzar en tus métodos al tiempo que se afianzan en términos deportivos.

¿Qué dices? ¿Te gustaría vivir de tu pasión por el deporte?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar