Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo conjugar los verbos del mundo árabe?

Publicado por Raquel, el 25/07/2018 Blog > Idiomas > Árabe > ¡Todo Lo Que Hay Que Saber Sobre La Conjugación Verbos Arabe!

«La vida no es más que un verbo y, por eso, hay que conjugarla correctamente». Francis Blanche (1921-1974)

Por todos es sabido que el nivel de los españoles (en general) en temas de idiomas no es de los más altos del mundo: a la población española le falta mucha competencia en inglés, francés, alemán o italiano. Así que imagínate lo difícil que debe de ser para los españoles aprender árabe, con su alfabeto, su gramática y la conjugación.

Pues bien, en este artículo nos centraremos en los verbos conjugados en árabes. He aquí lo esencial para conjugar todos los verbos de este idioma.

¿Qué tiempos verbales se usan en árabe?

Para enseñar las lenguas romances que provienen del latín, se suele hablar de modos verbales (el presente de indicativo, el futuro, el pretérito perfecto compuesto, el pretérito imperfecto, el pretérito pluscuamperfecto, los modos de subjuntivo, el imperativo, etc.)

En la lengua árabe, se usan dos formas para conjugar todos los tiempos árabes, en vez de usar todos los modos de conjugación romances: el perfectivo y el imperfectivo.

Practica árabe cada día construyendo frases en presente, pasado y futuro. ¿Cómo dirías “ir a Túnez” en cada uno de los tiempos verbales?

En primer lugar, el alumno tiene que aprenderse las tablas de conjugación, los sustantivos y el sistema de escritura árabe.

El perfectivo en árabe

Si vas a clase de árabe egipcio (el más conocido y que suele usarse en la escritura), el aspecto perfectivo se explica como una acción que ya ha ocurrido: el equivalente del presente perfecto simple (y del resto de tiempos que implican pasado, en verdad). Por tanto, lo importante aquí es que el tiempo del verbo se determina en función del contexto de la frase. De esta manera, la palabra kataba está en casi todas las frases que hablan del pasado.

En realidad, hablar árabe en perfectivo implica aprenderse el alfabeto árabe, dominar la pronunciación y el pronombre personal:

  • Yo: ana, أنا.
  • Tú (masculino): ènta, أنت.
  • Tú (femenino): èntia, أنت.
  • Él y ella: houa (هو) et hia (هي).
  • Nosotros: nahnou (نحن).
  • Vosotros: ntoma (ينتما).
  • Ellos y ellas: homa (هم).

Cuando conjugamos un verbo en perfectivo, hay que tener en cuenta que los términos árabes se basan en un sistema consonántico de tres letras, un radical trilítero que nos encontraremos en cada palabra del mismo campo semántico.

Una regla fundamental: el infinitivo de un verbo árabe se escribe siempre en tercera persona del masculino singular.

Para describir una acción que ya terminó, añadimos un sufijo que consta de una o dos vocales, que concuerda con la persona, el número y el género. Por ejemplo, el verbo ser se pronuncia de la siguiente manera en tercera persona: kana o «él ha estado». Para decir, «él escribió» o «él ha escrito» hay que poner, como comentábamos antes, el término kataba, que tiene la raíz de tres consonantes: k, t y b. De esta manera, si queremos decir «él escribía» en árabe y en pasado, diremos «él ha estado + escribir en pasado»: kana yaktoub.

El imperfectivo en árabe

El siguiente modo que nos encontramos en el árabe es el imperfectivo, que se usa para describir una acción que no se ha realizado todavía, o que se está haciendo. Este modo acoge, pues, dos tiempos: el indicativo y el subjuntivo. Así, se aplica a la raíz radical un prefijo y un sufijo en función de la persona, del nombre y del género de la frase nominal.

Esto equivale a nuestro presente de indicativo en español. A continuación puedes ver cómo se conjugaría el verbo beber (charriba), por ejemplo:

  • Yo bebo: achrrabou.
  • Tú bebes, él bebe: tachrrabou.
  • Nosotros bebemos: nachrrabou.

De nuevo, ten en cuenta que hay que distinguir entre los modos de imperfectivo por la vocalización del último radical.

Como toda lengua semítica, el árabe tiene un futuro imperfectivo, que se forma con la incorporación del sufijo «sa» (سَ) o «sawfa» (سَوْفَ) al indicativo. De esta manera, «él escribirá» se conjuga de estas dos maneras:

  • Sayaktubu: سَيَكْتُ.
  • Sawfa yaktubu: سَوْفَ يَكْتُبُ.

Ahora solo nos falta hablar del imperativo, ¿no? Pues bien, es muy sencillo porque solo se conjuga en segunda persona (singular, dual o plural). Además, cumple la misma función que en español: afirmativo o negativo. Y por último, un ejemplo: la orden «escribe (tú)», se plasma como «uktub» en árabe.

¿Qué verbos árabes tengo que aprenderme?

¿Te fascina el mundo islámico? Ahora que ya sabemos cómo conjugar los verbos en presente, pasado, imperativo y futuro un hablante de árabe, toca aprender a memorizarlos para ir mejorando con buen ritmo.

Estudiar vocabulario habitual te servirá para aprender más fácilmente. Intenta aprender los verbos más frecuentes, como “comprar”.

Lógicamente, no todo el mundo tiene el mismo método de memorización: algunos tienen memoria visual, otros disfrutan de la memoria auditiva e incluso algunos poseen memoria kinestésica. En primer lugar, tendrás que aprender la lista de verbos más habituales de la lengua árabe.

El primer consejo que te vamos a dar para aprender la conjugación árabe (verbos regulares e irregulares) es escribir cada día los verbos conjugados en todos sus tiempos, con su traducción literal, fonética y en español. Por otra parte, puedes leer cosas en árabe (literatura o noticias, por ejemplo) todos los días y eso te ayudará a asimilar el sistema verbal  el vocabulario.

Para que te vayas preparando, te ofrecemos una selección de veinte verbos árabes que se usan a diario y que te ayudarán a empezar:

  • Comprar: ichtara.
  • Amar: ahaba.
  • Anunciar: a’rlana.
  • Parar: tawaqfa.
  • Asistir: hadara.
  • Ayudar: sa’rada.
  • Ir: zahaba.
  • Aprender: ta’ralama.
  • Llegar: wasala.
  • Esperar: intazara.
  • Beber: chariba.
  • Romper: kasara.
  • Entender: fahima.
  • Buscar: ba’rasa.
  • Creer/pensar: i’rtaqada.
  • Quemar: haraqa.
  • Cambiar: ghayara.
  • Comenzar: bada’a.
  • Conocer: ‘rarafa.
  • Cocinar: tabra.

No obstante, en vez de aprenderte todo esto de memoria, lo mejor es que uses los verbos en frases simples, en voz activa y en pasiva, en discurso directo e indirecto y que procures pronunciar bien cada sílaba. A ver, solo con esto no llegarás a ser bilingüe, pero al menos podrás hacerte entender y chapurrear en el Magreb, en Oriente medio o en la península arábiga.

¡No olvides los recursos de Internet! Te adjuntamos un vídeo de Youtube para que puedas empezar a trabajar la conjugación de los verbos:

Ejercicios para mejorar tus competencias en árabe

Hay un montón de formas de perfeccionar el idioma y la cultura árabe. Como ya comentamos antes, Internet te proporciona una plétora de soluciones para aprender el idioma de manera totalmente gratuita. Podemos pensar en las bibliotecas universitarias también, en las que podremos consultar un diccionario árabe-español para trabajar los verbos y la gramática.

Eso sí, nosotros te recomendamos que hagas fichas de verbos y palabras en árabe, para que les puedas dar repasos fáciles cada día/dos días. Por ejemplo, puedes leer entre 5 y 10 palabras cada día, sin esforzarte tampoco en retenerlas a toda costa. Piensa que tu cerebro siempre se va a quedar con un porcentaje importante de lo que hayas leído y este ejercicio te permitirá mitigar el impacto que pueda tener el olvido.

En la categoría de clases y ejercicios en árabe presenciales, te recomendamos que acudas a informarte a Casa Árabe. En su Centro de Lengua Árabe podrás encontrar todo lo que necesitas para aprender correctamente.

Coloca notas por casa para aprender palabras. Utiliza post-its para aprender vocabulario día a día.

En el centro, Casa Árabe ofrece cursos académicos y cursos de corta duración para que domines lo que quieras del idioma. En esa línea, te ofrecerán material, guía y consejos para que mejores en todos los aspectos el idioma (pronombres, frases, estilo interrogativo, preposiciones, artículos, etc.).

Por otro lado, existen algunas páginas con cursos gratuitos de idiomas a las que también puedes recurrir, como Busuu o Polly Lingual.

Y, ya que sabemos que el sistema de escritura es totalmente opuesto al que estamos acostumbrados a ver, ¿por qué no practicas un poco por tu cuenta con dictados, como hacías en el cole? Con este ejercicio propio podrás iniciarte también en la ortografía y en la caligrafía árabes. No obstante, si tú no eres muy autodidacta, la siguiente sección es la tuya.

¿Cómo aprender la conjugación árabe con un profesor?

Ir a clases de idioma con un profesor de árabe te permitirá beneficiarte de un seguimiento regular y progresivo. La frecuencia de las clases (y del propio trabajo) obliga al alumno a trabajar constantemente, lo que evidentemente hará que avance mucho más rápido. Pero, ¿dónde aprenderlo? Pues hay un montón de soluciones: clases en centros privados, la universidad, academias y las clases a domicilio de nuestros excelentes profesores de Superprof.

Mantén las ganas de aprender gracias a la ayuda de un docente. Descubrir un idioma con la ayuda de un profesor sirve para mantener la motivación.

Con nuestros profes, podrás trabajar todos los aspectos que necesites. De hecho, si les dices que necesitas centrarte únicamente en los verbos, cubrirán todos los aspectos del tema, como:

  • El imperativo.
  • Las formas de futuro.
  • El perfectivo y el imperfectivo.
  • Los verbos irregulares.

De hecho, de todo lo que hemos comentado, creemos que aprender a conjugar con un profesor a domicilio es la mejor solución: son clases individuales, a buen precio y con una enseñanza específica y centrada solo en ti. En Superprof, tenemos a miles de profesores de árabe disponibles solo en España para dar clases a domicilio. ¿A qué esperas?

Piensa que un formador experimentado tendrá el tiempo necesario para transmitirte, enseñarte y explicarte todo al detalle. Evidentemente, no es lo mismo que estar en clase con otras 10 o 30 personas. Por eso, los cursos particulares no te desmotivarán por falta de atención y seguirás aprendiendo en cada clase como el primer día. ¿Que te encuentras con un ejercicio difícil, un verbo inconjugable o un suspenso? ¡No hay problema! El profesor particular te lo explicará.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar