«No hay relación más amorosa, amistosa y encantadora que la unión o compañía de un buen matrimonio». – Martin Luther King

La cuestión del precio de una boda suele ser un tema de discusión para muchos. Muchas bodas implican serios problemas económicos porque se elevan a cantidades desorbitadas. Muchos son de la opinión de que con poco se puede organizar una boda, pero la realidad a menudo supera las esperanzas y convicciones. Para empezar a preparar el presupuesto de boda, descubre todo lo que necesitas saber sobre el reportaje de bodas y todo lo que engloba.

Tarifas de fotógrafos de bodas, técnicas de fotografía, lugares idílicos para sesiones de fotos: aquí te desvelamos algunos de los secretos de la fotografía de bodas.

¿Cómo escoger al fotógrafo de bodas?

Con discreción y creatividad, el fotógrafo de bodas debe ser capaz de transmitir los mejores momentos de la boda a través de la fotografía. La ceremonia, los preparativos, el intercambio de alianzas, el novio y la novia, pero también todos los invitados forman parte del objetivo del fotógrafo con el fin de guardar los recuerdos más bonitos en un álbum de fotos o en un marco.

Por lo tanto, la elección del fotógrafo de bodas es un paso fundamental sobre el que debes reflexionar.

Fotógrafo de bodas
¿Cómo encontrar un buen fotógrafo?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir a tu fotógrafo profesional es saber el presupuesto que quieres dedicar a esta partida de la boda. En función de tus medios, puedes ajustar la búsqueda y encontrar lo que quieras. Por ejemplo, el fotógrafo puede estar presente solo una parte del día (ceremonia civil, religiosa y copa de bienvenida, por ejemplo).

Otras opciones pueden incrementar el precio. Este es el caso de las sesiones de fotos de preboda y/o posboda o si decides contratar a un fotógrafo de bodas muy conocido.

La reputación del fotógrafo desempeña un papel fundamental en el precio final.

Debes saber que el servicio de un fotógrafo puede costar entre 600 y 3000 €. Por lo tanto, un fotógrafo que no tenga experiencia costará menos que uno que sí la tenga.

Por lo tanto, fijarse un presupuesto evitará que te vayas por las ramas entre todos los anuncios de fotógrafos profesionales que encuentres así como te evitará la frustración de ir a visitar fotógrafos caros que no podrás pagar.

Una vez determinado el presupuesto, debes decidir el estilo de las fotos de boda que quieres: reportaje fotográfico, fotos artísticas, poses elaboradas, fotos en blanco y negro. Hay una gran variedad de estilos disponibles; se trata sobre todo de encontrar el que combine con los novios.

La forma más sencilla de encontrar un estilo (si no lo tienes) es recurrir a las redes sociales como Pinterest o Instagram. Muchas fotos te permitirán hacerte una idea de lo que más se lleva en términos de creatividad.

Finalmente, y después de haber establecido una lista de dos o tres fotógrafos, te toca contactar con ellos. No te pongas en contacto si no sabes aún seguro la fecha y el lugar de la ceremonia. Una vez reservada la cita en el ayuntamiento, la Iglesia y el lugar del banquete, el fotógrafo puede reservarte el día de la boda.

Ese primer contacto del que hablamos permitirá que tanto el fotógrafo como los novios se conozcan y se hagan todas las preguntas necesarias. ¿Cuáles son las expectativas de los novios? ¿Cómo irá la boda? ¿Hay un tema para la boda?

Para los novios, esta puede ser una oportunidad para plantear todas las preguntas que tengan sobre la experiencia del fotógrafo y su forma de proceder.

Los fotógrafos de bodas pueden ser asesorados por amigos de la pareja o por otros proveedores. También puedes encontrar fotógrafos profesionales a través de Internet en sitios de bodas o mediante una búsqueda en los motores de búsqueda.

Diez consejos para sacar bonitas fotos de boda

Organizar una sesión de fotos de boda requiere profesionalidad, técnica y organización. Ser fotógrafo de bodas no es tan fácil y cada fotógrafo necesita invertir mucho en su equipo antes de realizar su primer reportaje de bodas o sus primeras fotos de pareja.

Consejos para fotógrafos de bodas
Aplicar estos consejos te vendrá de perlas el gran día.

Para ayudar a los fotógrafos de bodas a captar y sacar lo mejor de cada momento, dejamos algunos consejos que creemos que serán de utilidad:

  • Conocer a los novios.
  • Llevar más de una cámara de fotos.
  • Hacer una lista de los pasos importantes que marquen los novios durante la boda.
  • Ubicar los lugares de la boda.
  • Pedir ayuda a algún invitado.
  • Aprovechar la profundidad de campo.
  • Trabajar en formato RAW el día de la boda.
  • Utilizar la opción Bracketing.
  • Emplear un flash cobra para fotografiar la boda.
  • Trabajar en la posproducción de las fotos de la boda.

Estos consejos para un fotógrafo de bodas son fundamentales para sacar el máximo partido a un reportaje fotográfico. No obstante, el mejor consejo que te podemos dar es sobre todo divertirte para poder transmitir con emoción y espontaneidad la risa y la complicidad de los invitados y los novios.

¿Qué presupuesto calcular para el reportaje de bodas?

Una vez fijado el presupuesto, también es importante comprender qué suelen cobrar los fotógrafos. La mayoría de los recién casados ​​tienden a pensar que el precio de un reportaje de bodas suele ser demasiado elevado. Y aunque pueda ser cierto en algunos casos, también es verdad que es necesario tener en cuenta todo lo que va implícito en dicha tarifa.

De hecho, el trabajo del fotógrafo no se limita a hacer miles de fotografías durante el día. Como ya hemos dicho, el fotógrafo debe pasar cierto tiempo antes de la boda con los novios para conocerlos, localizar los lugares de la boda y preparar su equipo. Toda esta parte ya requiere unas horas de trabajo que hay que pagar.

No obstante, además del día del reportaje, el fotógrafo también debe pensar en el tiempo que dedicará a la posproducción. La posproducción es una etapa de selección de fotografías, retoques, realización de impresiones, ampliaciones, etc.

A todo esto hay que añadir el precio de los productos contratados, como un USB, un CD, una presentación de diapositivas, un álbum de fotos...

Por eso, es importante no reparar únicamente en el día de la boda sino tener en cuenta todo el trabajo aportado por el fotógrafo. Para un día completo de rodaje, podemos estimar que el fotógrafo tendrá que trabajar una semana en total. ¿Sigues creyendo que son demasiado caros?

Objetivos del fotógrafo de bodas
El trabajo del fotógrafo no consiste únicamente en sacar fotos el día

Por otro lado, el precio puede variar de un fotógrafo profesional a otro. Esto puede deberse a la situación de la empresa con la que trabaje, que quizá requiere más o menos gastos, pero también a que el fotógrafo puede tener un estudio fotográfico que pagar (alquiler, electricidad, etc.). Todas estas variables pueden subir o bajar el precio del fotógrafo, al igual que su reputación y experiencia.

Finalmente, el precio del material debe tenerse en cuenta en el presupuesto. El equipo se daña y es imposible prescindir de él para un fotógrafo profesional. Por lo tanto, debe renovarlo con bastante regularidad, especialmente porque necesita algo de sustitución.

Para un fotógrafo digital, es raro cobrar menos de 1.000 € al día. Este es el precio mínimo para un fotógrafo profesional (y sigue siendo relativamente bajo). Si quieres pagar un poco menos por tu boda, tendrás que prescindir de algunos servicios y elegir cuándo quieres que esté presente.

Para ahorrar algo de dinero, intenta encontrar un fotógrafo que viva cerca de donde vayas a celebrar la boda. Los costes de desplazamiento también hay que incluirlos.

En cuanto al fotógrafo que ofrezca servicios de vídeo, calcula que el precio puede subir hasta los 2.500 €. La película, el revelado y las impresiones son relativamente caras.

¿Dónde organizar una sesión de fotos de boda?

Además de los reportajes de la boda, los novios suelen solicitar una sesión de fotos (es lo que se suele denominar preboda o posboda) para la pareja únicamente, de tal forma que puedan tener un álbum completo de fotos de la boda. No obstante, esta sesión de fotos se puede realizar en una variedad de lugares y no tiene que ser el mismo día de la boda.

Lugares para sesiones de fotos de boda
¿Qué mejor que la playa para posar delante del objetivo?

Lo principal es que los novios encuentren un lugar ideal para la luz pero también para acceder a él incluso con un vestido de novia. Así que evita los campos llenos de zarzas y otros enemigos para un hermoso vestido blanco.

Para evitar tener que vestirse con vestido y traje en un día que no sea la boda, algunas parejas deciden tener esta sesión antes de la boda. Hay quienes prefieren hacerlas en lugares típicos de su ciudad o pueblo.

Otros recién casados ​​deciden hacerse el reportaje de fotos durante el mismo día de la boda, por lo que pueden aprovechar el lugar del banquete para ello.

Por ejemplo, el fotógrafo puede haceros las fotos en alguno de vuestros lugares favoritos: donde os conocisteis, el lugar de la  primera cita, un parque donde soláis pasear...

Además con la idea de conseguir fotos muy personalizadas para la boda, también puedes imaginarte fotos en lugares que te recuerden a tus hobbies o aficiones. Un centro ecuestre, un anfiteatro, un puerto... si te gusta la equitación, el teatro o la mar, te sentirás a gusto en un lugar como estos. Este es un punto fundamental para sentirse bien frente a la cámara y así transmitir emociones y momentos de vínculo entre los novios.

De por sí, hay lugares de ensueño como es el caso de castillos, playas e incluso campos de flores. También puedes elegir lugares un poco más originales como una feria de atracciones o una antigua estación de tren.

Por último, también es posible capturar los mejores momentos de una luna de miel en Venecia, Madrid, Praga o cualquier otra ciudad que te haga soñar. Sin embargo, es posible que debas contratar un fotógrafo profesional que no sea el que has contratado para el reportaje de bodas durante el gran día.

¿Necesitas un profesor de Fotografía?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».