Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
16

Los mejores consejos para aprender a coser y progresar

Publicado por Marisol, el 12/06/2018 Blog > Arte y ocio > Costura > Trucos de Costura

¿Qué hay mejor, cuando se empieza, que obtener consejos y trucos para aprender a coser y tener ganas de progresar?

Siempre se cree que coser es fácil cuando vemos a alguien haciéndolo, al igual que ocurre con la mayoría de las actividades manuales.

Pero cuando nos ponemos en la piel de los profesionales de la costuravemos cómo hay que coser una falda de tubo, un vestido largo, un bolso de tela, unas cortinas dobles, un dobladillo de un pantalón, camisetas para niñas, etc., nos damos cuenta rápidamente de que las cosas son mucho más complejas.

¿Cómo hacer un vestido o un bolso bonito, hacer un dobladillo de un pantalón o hacer una funda de cojín cosida a mano? La costura es, como todas las actividades manuales, un arte que requiere precisión, minuciosidad, organización y una gran versatilidad.

Usar tu máquina de coser (Singer, Pfaff, Brother, overlock o no), reciclar los retales que te sobran, usar los accesorios de costura, coser sin perder el ritmo: con todo esto, uno puede desanimarse rápidamente.

Coser y bordar, sin embargo, requieren que uno esté bien equipado y bien acompañado en su práctica. Es por eso que Superprof ha creado un tutorial para principiantes: aquí tienes los mejores consejos para que tus proyectos de costura te sean más fáciles.

Consejos rápidos para coser

Después de leer revistas y blogs de costura y obtener de aquí y allá algunos consejos de costura sobre el material para coser, te habrás dado cuenta de que hay muchas maneras de aprender a coser:

  • Clases de costura en línea
  • Clases de costura en casa
  • Curso de corte y confección
  • Libros de costura
  • Páginas web de mercerías en línea
  • Blogs de costura
  • Revistas de costura

Sí, hay que documentarse antes de comenzar y tener una idea precisa de lo que vas a coser.

Trucos para coser Estar bien equipado y saber qué vas a coser con tu máquina generará ideas creativas.

Porque dependiendo del proyecto de costura, variará el volumen de artículos de mercería que tendrás que comprar y la elección de la cantidad y la calidad de la tela.

Para no desanimarte por todo lo que hay que hacer, te aconsejamos que repartas el trabajo en varios días: tomar las medidas un día, hacer el patrón otro día, cortar la tela al día siguiente, empezar a coser el día siguiente.

Por otro lado, es importante estar bien equipado para coser. Aunque la máquina de coser no hace a la costurera, siempre se necesitan buenas herramientas para trabajar.

Además, para hacer una prenda, como un suéter de popelina o un vestido con volantes, es fundamental elegir bien la tela y el hilo de coser.

Bueno entonces, ¿ya has elegido correctamente las telas y los hilos? Pues te aconsejamos que laves y deslustres la tela para que adquiera su tamaño real y no se encoja en el primer lavado tras terminar la prenda.

Con una buena máquina de coser, al principio puedes divertirte haciendo cosas sencillas. Para aprender, no probaremos directamente a hacer una falda acampanada o una camiseta sin tirantes de seda. Es lo mejor para adquirir posteriormente un nivel avanzado de costura y mejorar progresivamente.

¿Te gustaría aprender a remendar tu vaquero?

Cómo hacer un patrón de costura

Vale, ya tienes todo lo necesario para empezar a coser: ¿ahora qué? Para coser puntadas rectas y unir dos piezas de tela entre sí, necesitas lo que se llama un patrón de costura.

Hacer un patrón de costura El patronaje, un requisito imprescindible para coser con éxito.

Para hacer un patrón de costura, necesitas algunas herramientas básicas:

  • Una regla,
  • Un lápiz,
  • Un portaminas,
  • Cinta de raso,
  • Unas tijeras de papel,
  • Papel para patrones (se vende en rollos de 10 a 15 metros, por 5-10 €): papel de patrón blanco, papel cuadriculado, papel de seda, papel kraft, etc.
  • Una regla japonesa,
  • Una escuadra,
  • Unas reglas de patronaje,
  • Una ruleta para marcar patrones.

Primer paso: tomar las medidas para dibujar los contornos de la pieza que se va a coser: de la cabeza a la pelvis, de los hombros hasta el pecho.

Segundo paso: dibujar el patrón, asegurándose de nombrar las piezas (parte delantera, espalda, mangas, etc.) y de respetar los ángulos rectos y los márgenes de 1 cm.

Hay cuatro métodos para dibujar un patrón:

  • Usar un patrón ya hecho: personalizar un patrón ya existente según tu morfología es la técnica más sencilla;
  • Duplicar una prenda: poner alfileres en los extremos de una prenda que nos gusta mucho y copiar en el papel sus contornos;
  • Hacer un patrón personalizado: traspasar al papel las medidas tomadas con la cinta métrica, para conseguir un corte correcto y una prenda que case con las curvas y las formas del cuerpo;
  • Usar un maniquí de costura: el método más difícil, reservado para las costureras más experimentadas.

Último truco: gracias a Internet, ahora coser es más fácil, ya que hay programas para crear patrones de costura.

¿Qué esperas para tomar tu primer curso de costura Madrid o en cualquiera otra ciudad?

Cómo elegir las agujas de tu máquina de coser

Para evitar dañar la máquina de coser y el portaagujas o hacer agujeros en la tela, es necesario saber qué aguja elegir: que sea buena, compatible y de buena calidad.

Cómo elegir las agujas La aguja debe ser compatible con la tela y también debes utilizar hilos que no se deshilachen.

Es importante no descuidar la elección de la aguja, ya que es una de las piezas clave de tu máquina de coser. Una aguja inadecuada para la tela y el hilo puede hacer que coser sea un auténtico calvario.

¿Crees que encontrar la aguja correcta es como encontrar una aguja en un pajar? Un escritor dijo que es fácil: «Solo hay que quemar el pajar y recuperar así la aguja».

Antes que nada, tienes que entender una ley fundamental de la costura: para cada tela, hay un tipo de aguja. Una aguja que es demasiado gruesa para una tela fina, o una tela demasiado gruesa cosida con una aguja demasiado fina, puede dañar el material.

De hecho, hay varios calibres de agujas de coser en el mercado, especialmente 7 tipos de agujas según el tipo de tela:

  • La aguja estándar,
  • La aguja Jersey,
  • La aguja Microtex,
  • La aguja Stretch,
  • La aguja para cuero,
  • La aguja para vaqueros y telas firmes,
  • La aguja para patchwork.

Es importante tener en cuenta que cada material tiene su propia función, sin la cual el proyecto de costura se vuelve inviable.

Como cada vaso sanguíneo, vena, arteria, órgano u hormona tiene su función en el cuerpo humano, la aguja, la tela, el hilo y la máquina de coser tienen su propósito.

Por eso es esencial elegir tus agujas dependiendo de la tela, pero también dependiendo del tipo de hilo que vayas a utilizar, ya que al igual que el grosor de la tela afecta al calibre de la aguja de tu máquina de coser, también deberás utilizar hilo compatible. Por ejemplo, un hilo fino y frágil se puede romper al enhebrarlo en una aguja para vaqueros y telas firmes para coser tela de mezclilla.

Finalmente, ten en cuenta que es aconsejable que cambies la aguja cada vez que comiences un nuevo proyecto de costura.

Aprende también con nosotros a confeccionar tu propio bolso de mano.

Cómo usar una máquina de coser

Con una buena máquina de coser, podrás dar rienda suelta a tus ideas creativas.

Si dedicas más tiempo a descoser y repetir una puntada de zigzag en una tela de algodón que a personalizar una funda de cojín o un suéter, es hora de ver tutoriales de costura para aprender a usar una máquina de coser.

Aprender a coser a máquina Si dominas la máquina de coser, podrás dar rienda suelta a tu creatividad y coser más rápido.

Cómo poner en marcha tu máquina antes de coser

Conocer la «anatomía» de una máquina de coser, configurarla y enhebrarla, saber qué es la bobina de hilo, la canilla, el devanador, la guía del hilo o el ojo de la aguja son cosas que tendrás que hacer.

Además, es necesario que conozcas el papel de cada pieza, desde el portahilos hasta la placa de la aguja, para ser capaz de repararla en alguna ocasión y usarla correctamente.

¿Cómo se pone en marcha una máquina de coser?

Primero tendrás que colocar la aguja de coser, con su ranura en la dirección del hilo, insertando la aguja completamente en su base.

A continuación, hay que alimentar la canilla girando el devanador hasta que esté lleno, luego llévala por debajo de la placa de la aguja (para que la aguja coja el hilo de la parte inferior). Baja el hilo de la bobina hacia el ojo de la aguja para enhebrarla.

Coser de forma progresiva

Para no saltarte ningún paso, es importante que empieces haciendo cosas sencillas.

Primero, cose con restos de tela, trozos de tela de mala calidad o que no valgan y aprende las diferentes puntadas (punto de nudo, puntada recta, zigzag, punto de cruz, etc.).

Aprende a hacer el punto en marcha atrás, que es muy útil, pero a menudo se olvida. Y, sin embargo, evita que la costura se deshilache. Primero hay que coser hacia adelante y luego repasar las puntadas marcha atrás para sobrehilar la tela.  

Evolucionar paso a paso y avanzar por etapas es la mejor manera de que tus creaciones sean un éxito y hagas ropa bonita para «ir de punto en blanco».

¿Sabrías hacer tu propia pajarita?

Qué hacer con los trozos de tela que sobran

Finalmente, te damos el último consejo: cómo reciclar los trozos de tela que sobran.

Comprar rollos en una tienda de telas conlleva un gasto bastante grande, sobre todo si la práctica de coser es recurrente. En lugar de acumular montones de trozos de tela en una cesta en el fondo de un armario, un truco ingenioso para reducir tus gastos es reciclarlos.

Reciclar trozos que sobran ¡Unos viejos pantalones de terciopelo se pueden convertir en una bolsa para tabaco, una billetera y un llavero!

Puedes darle una segunda vida a esos retales haciendo ropa o redecorando accesorios: puedes hacer una funda de cojín con una cortina vieja, un vestido negro con una vieja tela rota, coser un dobladillo invisible, etc.

Para ello, debes clasificar los trozos de tela por tamaño y color, haciendo diferentes montones.

Rediseña los patrones de costura y cambia el tamaño de los trozos de tela para coser accesorios cotidianos, ropa para niños o artículos decorativos para el interior de la casa.

Aquí te damos algunas ideas para usar la tela que sobra:

  • Una manta para bebé,
  • Ropa de muñecas,
  • Una pelota de patchwork,
  • Un marcapáginas personalizado,
  • Una bolsa para la ropa sucia,
  • La portada de un álbum de fotos,
  • Un monedero,
  • Una manta para el invierno,
  • Almohadas,
  • Cojines para sillas.

¡Tu familia estará más que encantada con tus creaciones!

Consejos para que arregles tu pantalón

Seguro que tienes en el armario unos vaqueros favoritos que te sientan de maravilla y que te encantan, pero que los has puesto tantísimo que los pobres están a punto de abandonarte. ¡No te preocupes! Superprof te da la solución para que puedas alargar un poquito más la vida de tus pantalones preferidos.

En primer lugar, te aconsejamos que identifiques cuál es el problema, uno de los más típicos son los agujeros. En segundo lugar,  fíjate en dónde se encuentra (bolsillos, entrepierna, rodilleras…). Y por último, ten en cuenta su tamaño, puesto que, en ocasiones, no merece la pena arreglarlo. Si consideras que aún le puedas dar una oportunidad, entonces, coge aguja e hilo y ponte a coser a mano. Y al hilo de esto, y nunca mejor dicho, puede ser que necesites remendar un vaquero a mano. Para ello, hazte del material de costura necesario: hilo, aguja, alfileres, tijeras y dedal. Elige un lugar de trabajo apropiado y, a continuación, ponte manos a la obra. Enhebra la aguja con el hilo más adecuado y cose siguiendo un movimiento regular y apretado, termina pasando la aguja por la parte final y haz un nuevo nudo, y ¡voilà! en un abrir y cerrar de ojos tendrás el vaquero como nuevo.

Remendar los vaqueros. Los vaqueros desgastados están de moda, pero no dejes que un pequeño agujero se convierta en algo que no tiene solución.

Si lo tuyo no es coser a mano, puedes recurrir a la ayuda de la máquina de coser. Ten en cuenta que tendrás que aprender a utilizarla antes de ponerte a arreglar tu ropa, por lo que no desesperes si los arreglos no te quedan perfectos en un primer momento. Otro aspecto que deberías tener en cuenta es que las máquinas de coser, dependiendo del modelo, pueden ser más o menos económicas, por lo que si lo que necesitas es arreglar algo sencillo como un pequeño agujero, quizá no te merezca la pena comprar una.

Si lo que te ocurre es que no nunca has cosido nada, ni tan siquiera un botón, también existe una técnica para ti; utilizar un termoadhesivo. Y puede que te estés preguntando qué es y en qué consiste. Se trata de un tejido que se pega sobre la tela con la ayuda de una fuente de calor, por ejemplo, una plancha. En tan solo 5 segundos lo tendrás listo.

¿Y cómo arreglar esa quemadura de cigarrillo de un fumador con prisas o un vecino descuidado? Recurre al parche de toda la vida. Hay un montón de parches decorativos, seguro que encuentras uno de tu gusto y que se adapte al tamaño de la quemadura.

Por último, seguro que alguna vez se te ha aflojado el botón de un pantalón justo en el momento en el que te estabas vistiendo para irte a trabajar. No te tienes mucho tiempo, así que ¿cómo recoser el botón de un pantalón? Tendrás que arreglar el agujero que se ha formado y coser el nuevo botón. Para evitar que el agujero se vuelva a formar y el botón se vuelva a caer, presta atención y cose el botón lo más lejos posible del agujero inicial. No te olvides de dejar el espacio necesario para que quepa la tela vaquera que rodea al botón. ¡Y listo!

Como ves, coser no es tan complicado, solo tienes que ponerte a ello y serás capaz de hacer tus propios arreglos sin tener que acudir a un taller de costura cada vez que se te caiga un botón.

No esperes más y aprende a coser tu propio cojín.

Aprende a coser tu propio bolso de mano

Al igual que ocurrió hace unos años atrás con la cocina, la costura se ha puesto de moda y está más de actualidad que nunca. Entones, ¿por qué no aprovecharlo y aprender a hacer tus propias creaciones de ropa o complementos? Y hablando de esto, ¿te apetece aprender a hacer tu propia bolsita de tela? Sigue leyendo y aprenderás a coser tu propio bolso, al que podrás dar múltiples funciones, según su tamaño; para guardar las monedas, para el maquillaje, como neceser…

Pasos para su creación:

Elige la tela (algodón, sintética, viscosa…).

Elige el tamaño (pequeño, mediano, grande). El tamaño medio de una bolsa de tela es 16 x 24cm.

Elige su forma, en función del tamaño que quieras darla (rectangular, cuadrada).

Elige el tipo de cierre (cremallera, corchete, solapa…).

A la hora de ponerte a coser, ten en cuenta:

La tela.  No te decantes por el primer estampado que te guste, piensa en que sea resistente para que puedas utilizarla tantas veces como quieras.

¿Correa o sin ella? Dependerá de cuál sea la finalidad del bolso; bolso para colgar, de mano, neceser…

¿Cosido a mano o a máquina? Si tu idea es hacer una bolsita, puede que no te merezca la pena comprar una máquina de coser. Puedes coserla a mano aunque no sea del todo perfecta, sobre todo, si estás empezando a hacer tus pinitos en el mundo de la costura. Ahora bien, si eres todo un experto o tienes la suerte de contar con una máquina de coser propia o prestada, entonces, no lo dudes, cósela a máquina.

Personaliza tu bolsa. Añade motivos, perlas, abalorios o cualquier otro elemento que le dé ese toque especial que te caracterice. Incluso, podrías decorar el forro interior para que sea única 100%.

¡Imaginación al poder!

Técnicas para crear un cojín

Actualmente, la costura ha vuelto a resurgir, de manera que ya no se trata de una labor doméstica propia de nuestras abuelas o madres. Muchos jóvenes, de distintas edades, han decidido ponerse a coser (punto, ganchillo, bordados, etc.) y realizar sus propias creaciones, tanto ropa como complementos u otros elementos para decorar la casa, por ejemplo, cojines. ¿Te apetece aprender a crear tus propios cojines para tu sofá, esa butaca del salón que tanto te gusta o ese rincón del jardín en donde te echas siestas en verano?

Sigue nuestros consejos para que el resultado sea maravilloso.

Consigue el material necesario para poder coser unos bonitos cojines. Entre otros elementos, necesitarás unas tijeras, aguja, alfileres, regla, cera para tela…

Decide que relleno de cojín prefieres; fibra sintética, espuma.

Elige un patrón de costura. Imprescindible para no equivocarse con las medidas, entre otras cosas. Incluso tú mismo podrás crear tu propio patrón de costura. En Internet, encontrarás muchas webs  y blogs especializados en donde se comparten patrones.

Confecciona la funda. Para ello, elige la tela que más te guste, no te olvides de lavarla y plancharla bien para que no quede ni una arruga. Después, marca con el patrón el contorno de los dos trozos por el lado interior. Dobla los bordes de cada lado de la tela, plancha los dobladillos y cose tres de los cuatro lados, dale la vuelta a la funda e introduce el relleno. Por último, cierra la funda.

Crea tus propios cojines y decora tu casa. ¡Decora el rincón favorito de tu casa!

Si no cuentas con una máquina de coser, ¡no te preocupes! también puedes coser un cojín a mano.

Compra bandas termoadhesivas. Las encontrarás en cualquier mercería o tienda de costura. Con estas bandas, reemplazarás las costuras de los bordes. Después, coloca el tejido termoadhesivo en los bordes de la tela que hayas escogido y pega las partes con una plancha. La plancha ha de estar bastante caliente para que pegue bien. Deja las bandas unos segundos, retíralas y déjalas reposar.

Ojo: asegúrate de que la tela que compres se puede planchar, algunas de ellas no admiten el planchado porque el tejido se puede estropear.

Pero también existen otras fundas de cojín que nosotros mismo podemos hacer en casa:

Funda de doble tela.

Funda básica sin costura ni termoadhesivo.

Personalizar el cojín con diferentes elementos como perlas, botones, motivos con hilo, etc.

¿Te apetece saber más sobre la creación de cojines?

Pasos para confeccionar nuestra propia pajarita

Algo que no puede negarse es que la costura está presente en nuestro día a día. Desde coser un simple botón, hasta evitar tirar algunas prendas de ropa que con un simple remiendo quedan como nuevas.

Y aunque cada vez hay más gente joven que se interesa por la costura, lo cierto es que pocas personas saben coser. ¿Quién no ha pedido ayuda alguna vez a su madre o a su abuela? Coser es una tarea básica en tu vida diaria, pero también en ocasiones especiales, espectáculos o fiestas. ¿Te gustaría saber coser tu propia pajarita? Sigue leyendo, verás que no tiene ningún misterio.

Lo primero que tienes que hacer, como en los casos anteriores, es conseguir el material necesario: tela de algodón, tejido termoadhesivo, alfileres, hilo blanco, tijeras, regla…

Después, escoge el patrón para confeccionar tu pajarita. Aunque existen tres patrones principales (de base, modelo, industrial), para la pajarita con el patrón de base te servirá.

Finalmente, elige el tipo de pajarita que más te guste, su finalidad y tu estilo. Existen tres tipos principales: con cierre de clip, anudadas y abierta. En función de los bordes, la pajarita tendrá bordes rectos o angulosos. Y según el nudo, hablaremos de nudo club, slim, mariposa, clásico, etc.

Si no tienes mucha experiencia en esto de coser, la pajarita podría resultar una tarea un poco complicada, pero para nada imposible. Sin duda, la paciencia, el interés y la maña te ayudarán. Y si tienes algún amigo o familiar experto en este ámbito, ¿por qué no pedirle ayuda o consejos?

Cose tu propia pajarita. Si se te da bien la costura, prueba con cosas más complicadas como una pajarita.

Otra opción es apuntarte a clases de costura en donde te guíen y enseñen progresivamente. O si no, siempre podrás ver tutoriales en Internet. En la red, encontrarás muchas webs especializadas como Mis primeras puntadas, Skarlett o Con las manos en las agujas. Podrás aprender la base que necesitas.

¡Y es que coser nunca antes había sido tan accesible y fácil!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar