«Sí, todos pueden cocinar, pero es mejor que algunas personas se abstengan». - Rémy de la película Ratatouille

Los españoles cada vez cocinan más. Al menos eso es lo que dicen las encuestas. Según los resultados, el 22 % de los españoles se consideran «expertos o expertos intermedios» en los fogones. El 47 % estima que su nivel es «intermedio».

Si tú también quieres adentrarte en la cocina tradicional mientras comes de forma saludable y equilibrada, aquí te dejamos todos los pasos que deberás seguir para elaborar un pisto delicioso. Especias, pimiento, verduras de temporada, cebolla, un chorrito de aceite de oliva, ¿empezamos?

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

Cocina: la gran historia del pisto

Platos mediterráneos de verduras.
El pisto no ha sido siempre un plato de restaurante gourmé.

No obstante, aunque este plato mediterráneo sea en la actualidad muy apreciado dentro de la gastronomía española, el pisto ha sido durante mucho tiempo un plato que nadie quería.

Su nombre original proviene de una palabra de origen occitano («ratatolha») que significa «menestra de verduras».

¿Pero cuándo se originó el pisto?

El pisto, también conocido como ratatouille (palabra de origen francés), tiene una receta de fecha reciente. No data de la antigüedad como muchos otros platos culinarios. Hasta el siglo XIX, no apareció el término en la literatura.

El pisto se entendía por ese entonces como «un plato de verduras muy diluidas, entre las que flotan algunas costillas de ternera o una oveja por aquí y por allá».

Unos años más tarde, encontramos otra definición en el diccionario de Simon Jude Honnorat:

«Sobras de una comida, comida recalentada, estofado malo; sopa para ratas».

Basta decir que el pisto no se servía en restaurantes por ese entonces.

La tardanza de su llegada se debió a que las verduras tardaron más en llegar a Europa. Por ejemplo, la berenjena no llegó a Europa hasta el Renacimiento, proveniente directamente de la India.

En el siglo XV llegó también el tomate de América para deleite de nuestras papilas gustativas.

En cuanto al calabacín, no fue hasta el siglo XIX cuando se introdujo en nuestros platos tradicionales.

Por ello, como vemos, el plato tal y como lo conocemos tardó cierto tiempo en llegar a tomar dicha forma.

Aunque el pisto de verduras no era un plato muy apetecible en el siglo XIX, a mediados del siglo XX,  se convirtió en un plato popular y apreciado. Muy similar al plato tradicional del pollo vasco, el pisto es en la actualidad una receta muy presente en nuestras cocinas y que muchos chefs intentan renovar constantemente.

En los últimos años, la celebridad de este plato se ha visto impulsada por la película animada titulada Ratatouille.

¿Cómo cocinar un pollo a la vasca?

Una receta del pisto entre tantas

La receta del pisto puede variar mucho de un cocinero a otro. Cada familia tiene sus pequeños secretos para mejorar su pisto. No obstante, aquí te dejamos la receta básica.

Los ingredientes para cuatro personas son:

  • 600 g de calabacín
  • 600 g de berenjena
  • 600 g de tomate
  • 300 g de pimientos rojos y amarillos
  • 200 g de cebolla
  • 15 g de ajo
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 5 hojas de albahaca
  • Sal y pimienta
Ingredientes para el pisto.
Combina todas las verduras necesarias para tu receta.

Para empezar la receta, saca una olla grande.

Echa un poco de aceite en el fondo, luego echa el ajo cortado en trocitos pequeños, así como las cebollas. Dale una vuelta a todo mientras se cuece unos minutos y remueve con una cuchara de madera.

Pela los tomates y córtalos en tiras. Añádelos a la olla  para sacarles su jugo.

Corta el calabacín en rodajas o cuadraditos, como mejor te parezca, luego dóralos en una sartén previamente engrasada. Haz lo mismo con las berenjenas.

Escurre el aceite de las verduras y luego añádelas en la olla. Echa también los pimientos cortados en trozos.

Si la mezcla no tiene suficiente jugo, puedes echarle más tomate.

Finalmente, sazona todo con especias, sal y pimienta.

Para que el pisto sea perfecto, cocina todo a fuego lento durante unos cuarenta minutos mientras le das una vuelta a todo de vez en cuando y remueve si es necesario. Finalmente, agrega hojas de albahaca al gusto.

¡Pisto listo para comer!

¿Cuáles son los ingredientes de la lasaña boloñesa?

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

Todo lo que debes saber para cocinar un pisto

Hay ciertos consejos que te ayudarán a mejorar aún más tu plato de pisto.

Antes de nada, debes saber que el pisto es un plato de verano. Aunque se suela servir caliente, la mayoría de sus ingredientes son alimentos de verano. El calabacín, la berenjena, y especialmente los tomates, son verduras de verano.

Esto no significa que sea imposible cocinar un pisto fuera de la temporada de verano (ya que es posible encontrar verduras fuera de temporada en los supermercados), pero la calidad de las verduras no será la misma.

De hecho, si cocinas un pisto en verano, es más probable que tengas tomates jugosos y sabrosos que en pleno invierno. Por lo tanto, el período ideal para cocinar pisto es entre junio y octubre.

Aún mejor: si tienes tu propio huerto, no dudes en cultivar todas estas verduras en tu huerto. No solo te asegurarás de tener verduras de temporada sin pesticidas, sino que también estarás orgulloso/a de haber hecho tu pisto de principio a fin.

Otro consejo es preparar este plato por la mañana para la noche, o de un día para otro. El pisto tiene otro sabor. Lo mismo le ocurre a otros platos como el pollo a la vasca, por ejemplo.

Finalmente, el pisto se suele tomar caliente, pero también es posible comerlo frío.

Verduras del pisto.
Las verduras del pisto son verduras de verano.

Ideas de cocina: las variantes del pisto

La receta original de pisto se hace normalmente con calabacín, berenjena y tomate. Luego se añaden los ajos, la cebolla, el pimiento y todos los condimentos (perejil, sal, pimienta, etc.).

Pero no dudes en modificar a tu gusto la receta inicial.

Por ejemplo, ¿por qué no añades algunas verduras más o las modificas?

¿No te gustan las berenjenas? Reemplácelas con puerro, repollo, guisantes, etc. Así, variarás los sabores y reinventarás la receta para sorprender a tus invitados. Estas variaciones también te permiten cambiar la rutina si eres muy fan del pisto.

¿Y por qué no combinar el pisto con otro ingrediente?

Con arroz, pasta, puré de patatas, el pisto es un plato que combina bien con muchos otros alimentos, ya que su salsa ayuda a aligerar las recetas más secas.

De esta manera, puedes intentar comer pisto de diferentes maneras y nunca aburrirte.

¿Cómo hacer un cuscús?

¿Dónde aprender a cocinar el pisto?

La receta del pisto se suele transmitir de familia en familia, gracias al boca a boca. Los abuelos y los padres les enseñan a sus hijos a reproducir la receta familiar. Cuando pensamos en el pisto, lo tenemos como un delicioso recuerdo de la infancia.

Pero si nadie te ha transmitido este conocimiento, ¡no te preocupes!

Puedes aprender a cocinarlo de forma autónoma. Reproduce la receta explicada anteriormente en casa.

La primera vez, puede que no sea perfecto y que te falten algunas cosas. Aprenderás poco a poco, repitiendo, según tus gustos y preferencias. Así crearás tu propia receta de pisto.

Verduras de temporada: pisto.
¿Por qué no utilizas las verduras de tu huerto para preparar un delicioso pisto?

No obstante, también es posible tomar clases de cocina para adquirir las claves de un buen pisto de la mano de grandes cocineros. De esta forma, podrás beneficiarte de todos los consejos técnicos de los mejores profesionales de la gastronomía española.

Otra solución es tomar clases particulares. Los secretos del pisto no se encuentran solo en los mejores restaurantes. Hay muchos entusiastas de la cocina que podrán enseñarte a preparar un pisto delicioso.

¡Así que a los fogones!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».