«Comer es una necesidad. Saber comer es un arte». - François de La Rochefoucauld

Las especialidades culinarias son muy populares entre los españoles. Según un estudio realizado por la empresa Coca-Cola realizada a más de 1.400 internautas a los que se les preguntó sobre los hábitos alimenticios de los españoles, se concluyó que la tortilla era el plato preferido de la gastronomía española, por delante de otros como el gazpacho, la paella o las croquetas.

Sin embargo, aparte de la tortilla, la gastronomía española destaca por otros platos completamente diferentes como el famoso pollo a la vasca.

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

La historia del pollo a la vasca

Esta gran receta de la tradición española, el pollo a la vasca, es un plato de la zona del País Vasco que se ha extendido a gran escala internacional. Como decimos, su origen yace en el País Vasco. Este plato tradicional es bastante fácil de hacer y ofrece muchos sabores, en particular gracias a su salsa, la salsa vasca.

Origen del pollo a la vasca
El pollo a la vasca ha tomado su forma de las montañas del País Vasco.

De ahí que hablemos de «pollo a la vasca» y no de «pollo vasco», ya que el origen del plato está en su famosa salsa. En concreto, se remonta a una región en el este del País Vasco (en la esquina de Soule). La salsa vasca, también llamada piperrada, está hecha a base de tomates, pimientos y varias especias.

Inicialmente, la salsa vasca estaba compuesta de pan y verduras. La salsa ha evolucionado gradualmente para convertirse en lo que conocemos hoy en día. El pan desapareció de la receta, pero las verduras perduran. Aunque la salsa se puede utilizar también para acompañar otros platos como el atún, resulta particularmente famosa por acompañar a un buen pollo.

Cocinado en una cazuela, el pollo a la vasca es una de las recetas esenciales de los buenos cocineros.

Por supuesto, es posible adaptar la receta de acuerdo a los gustos de cada uno y a los ingredientes que se tenga en casa.

La receta del pollo a la vasca

La receta del pollo a la vasca no es una receta complicada ya que la parte principal de la receta se basa principalmente en la preparación de la salsa que acompaña al pollo.

Aquí te dejamos los ingredientes para seis personas:

  • Un pollo
  • Un kilo de tomate
  • 700 g de pimiento
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • 20 cl de vino blanco
  • Especias
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta.

Para comenzar la receta, corta el ajo, la cebolla y los pimientos en trozos pequeños. Puedes cortar los pimientos en tiras si así lo prefieres.

Luego prepara una olla en la que pondrás unas cucharadas de aceite de oliva (aprox. 4 cucharadas). Espere a que se caliente un poco, luego coloca los trozos de ajo, cebolla y pimiento. Fríelos durante unos 5 minutos a fuego lento para evitar quemarlos.

Coge los tomates y córtalos en tiras también. No olvides pelar los tomates antes de cortarlos. Añádelos a la olla y luego cuece todo a fuego lento durante unos veinte minutos. Recuerda tapar la olla. Puedes mover de vez en cuando con una cuchara de madera.

Al lado, en una sartén, pon una o dos cucharadas de aceite de oliva. Una vez que el pollo esté cortado en pedazos, dóralos en la sartén.

Si no quieres un pollo entero, puedes comprar un pollo cortado.

Pechugas de pollo y muslos, ponlos en la sartén y añade sal y pimienta al gusto.

Recuerda girar los trozos de pollo regularmente para hacerlos a la parrilla por todos lados.

Una vez que hayan pasado los 20 minutos para cocinar los tomates, añade los trozos de pollo a la olla. También añade especias si te gustan.

Añade el vino blanco en la olla y deja que cueza a fuego lento durante otros 35 minutos. De esta manera, el pollo sabrá a la salsa vasca.

¡Pollo a la vasca marchando!

¿Quieres saber cómo se prepara un pisto?

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

¿Con qué se acompaña el pollo a la vasca en cocina?

El pollo a la vasca casi nunca se come solo. Para acompañarlo, el arroz basmati suele ser la opción ideal entre toda la lista de ingredientes. El arroz basmati pega muy bien con salsa vasca y con el pollo.

¿Con qué se sirve?
El arroz es el acompañamiento principal de la receta del pollo a la vasca.

Cebollas, pimientos y tomates añadirán sabor al arroz y la salsa aligerará la densidad del arroz. También puedes añadir tomillo y otras hierbas aromáticas para mejorar el sabor de la combinación.

Por supuesto, también te puede valer cualquier otro arroz.

En el norte de España, y particularmente en el País Vasco, el pollo a la vasca también se sirve a veces con patatas al vapor al perejil. ¡Una alternativa más que posible para esta receta!

Sin salirnos de las patatas, hay que recordar que las patatas fritas también pueden servirnos. Una mezcla entre el famoso pollo frito y el pollo a la vasca; ¡una combinación 100 % ganadora!

Otra alternativa a la patata es un buen puré casero.

También puedes combinarlo con unos tagliatelle. La salsa vasca da la impresión de ser como la salsa boloñesa. Con el pollo, será un plato riquísimo.

¿Cuál es la receta de la lasaña boloñesa?

Algunos buenos consejos para cocinar un pollo a la vasca

Algunos chefs te dirán que lo más importante es cocinar con amor. Aunque esta regla sea de oro para cualquier buen cocinero, no siempre basta con tener una buena receta de pollo a la vasca.

Para asegurarte de que estás trabajando con una buena materia, asegúrate de la calidad de los ingredientes, especialmente del pollo. Por ejemplo, puedes comprarlo directamente en una granja. El pollo de corral es el mejor.

Los tomates también deben ser de calidad, ya que son los que aportarán el sabor único. Intenta elegir productos maduros para que sean tiernos y jugosos. De hecho, la receta se basa en unos tomates maduros gracias al sol que tenemos en España.

Si ves que los tomates no están lo suficientemente maduros, puedes añadir azúcar a la salsa para romper la acidez del tomate, pero sin pasarse.

Otro pequeño consejo: puedes añadir jamón. Así, le darás al pollo un sabor extra. Pero ten cuidado de no salar demasiado porque el jamón ya está bastante salado.

En cuanto al vino blanco, si no quieres añadirlo, puedes reemplazarlo con caldo de verduras, carne u otro.

Último consejo: al igual que el pisto, el pollo a la vasca está casi mejor cuando se calienta. Así que no dudes en prepararlo de un día para otro.

Recetas de pollo
¿Por qué no pruebas a preparar otras recetas con otras partes del pollo?

Algunas variantes culinarias del pollo a la vasca

El pollo a la vasca, como muchas otras especialidades, tiene sus propias versiones. La receta puede variar de una localidad a otra, pero también depende de las recetas familiares, de los ingredientes disponibles, de los gustos, etc.

El pollo en la receta a veces se puede reemplazar con atún. Esta variante es particularmente conocida en las localidades de la costa: en lugar de preparar el pollo, se prepara el atún para asarlo y luego mezclarlo con la salsa.

También puedes elegir otra carne u otro pescado, no hay reglas.

Las variantes también pueden afectar la salsa.

De hecho, al agregar calabacín y berenjena, puedes lograr fácilmente una pisto. Por supuesto, puedes poner menos verduras que en un pisto real para no sobrecargar la salsa.

También es posible usar la salsa de pollo a la vasca combinándolos por ejemplo con los huevos rellenos u otras recetas.

Porque mucho más que el pollo, es la piperrada, o salsa vasca, la que tiene toda la identidad de la receta tradicional.

¿Sabes cómo preparar el cuscús?

¿Cómo aprender a cocinar un pollo a la vasca?

Aprender a cocinar un pollo a la vasca se puede hacer solo, de forma autodidacta o acompañado por un profesional en la cocina. En cada caso, lo más importante es la práctica. Simplemente leyendo una receta no te convertirás en un especialista en pollo a la vasca.

Si eres de los que se pierde al seguir la receta, no te preocupes, ve experimentando para ver las dosis que te gustan, el condimento ideal, etc.

Tomar clases de cocina puede ser la forma ideal de aprender algunos consejos del chef, tanto en términos de emplatado como de ingredientes. Cada chef tiene sus propios trucos, que a veces pueden marcar la diferencia.

Variantes de las recetas.
Introdúcete en la cocina preparando una receta de pollo con su salsa para convertirte posteriormente en el mejor cocinero de la casa.

Hay clases particulares, pero también talleres de cocina. Algunos restaurantes ofrecen clases de cocina para personas que tienen pasión por la cocina para que así puedan descubrir los secretos que hay detrás de los fogones.

Las asociaciones y escuelas de cocina también ofrecen clases de cocina durante todo el año. ¡Infórmate!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».