Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Memorizar el sistema de escritura del portugués: algunas pautas

Publicado por Raquel, el 18/11/2018 Blog > Idiomas > Portugués > Como Aprender el Alfabeto Portugués

Un proverbio portugués dice: «Dios escribe derecho con líneas curvas».

Ya estés preparando un viaje a Brasil para aprender su variante del portugués y ser capaz de darte a entender, estés organizando un viaje a Portugal para descubrir Lisboa o estés planteándote una reconversión profesional utilizando la lengua portuguesa (periodista, profesor, traductor…), seguramente sepas que hay muchos motivos por los cuales aprender la lengua de Camões es una idea estupenda.

El portugués es el sexto de los idiomas más hablados por orden de hablantes nativos (unos 260 millones) y se utiliza como lengua oficial en más de 11 países o regiones de todo el mundo.

Si quieres viajar o marcharte a vivir a Portugal, Macao, Angola, Mozambique, Timor, Cabo Verde o a alguna ciudad de Brasil (Sao Paulo, Rio de Janeiro) tendrás que antes aprender portugués, o por lo menos algunos conceptos básicos.

He aquí algunos de nuestros consejos para memorizar el alfabeto portugués, la base del aprendizaje de idiomas.

Presentación general del alfabeto portugués

El sistema de escritura del portugués se construye, igual que el nuestro, en base al alfabeto latino. A fin de cuentas, se trata de una lengua romance, y un 80% de su vocabulario proviene del latín vulgar.

El portugués es una lengua latina, igual que el francés, el español y el italiano, y su alfabeto consta de un total de 26 letras, a las que se le añaden caracteres especiales y acentos como la virgulilla (~), que se coloca sobre la «a» y la «o», y que también está presente en nuestra querida «ñ» en español.

Descubre la magia del portugués en ciudades portuguesas. Domina el alfabeto portugués antes de viajar a Porto.

¿Sabes de dónde viene la virgulilla? Pues bien, no es más que una marca que se empezó a utilizar hace siglos para marcar la omisión de una «n». De ahí que en español, la doble «n» se convirtiese en «ñ», y en portugués una palabra como «pan» se haya convertido en «pão».

En portugués también se utiliza la cedilla («ç») y el acento circunflejo («â», «ê», «ô»), el acento agudo («á», «é», «í», «ó», «ú»), el acento grave (solamente sobre la «à») y otros dígrafos, como:

  • «nh», que equivale en cierto modo a nuestra «ñ».
  • «lh», que equivale en cierto modo a nuestra «ll».

Todos estos acentos se utilizan para indicar cuál es la sílaba tónica de las palabras o qué vocales se nasalizan.

Si bien una gran parte del léxico portugués proviene del latín vulgar (lengua vehicular durante la expansión del Imperio Romano por Hispania), en esta lengua también han dejado huella otras civilizaciones posteriores, como los visigodos. En Asia, África y América Latina también encontramos trazos vinculados al imperio colonial de Portugal (del 1415 al siglo XX).

Dado que la escritura portuguesa se asemeja mucho a la nuestra, aprender el alfabeto parece bastante sencillo. Estas son las letras principales del alfabeto portugués actual: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, l, m, n, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z.

Las letras «k», «w» e «y» (que se pronuncian respectivamente «kappa», «dáblio» e «ípsilon» ―o «igrégo» en fonética―) en portugués no figuraban inicialmente en el abecedario portugués, pero empezaron a integrarse en el idioma a partir de 1990, cuando se firmó el acuerdo ortográfico portugués, que entró en vigor en 2009.

Por eso, solemos decir que el alfabeto portugués no tiene más que 23 letras: las últimas tres se añadieron muy recientemente y solo se utilizan para plasmar palabras de origen extranjero, y ni siquiera las usan todos los hablantes de portugués.

Por ejemplo, las palabras «kilo» (que se escribe también «quilo») o «kilómetro» (o «quilometro»).

Se dice que el portugués es la lengua romana que más ha mantenido sus similitudes con el latín.

Entonces, dado que el portugués se parece tanto al español, ¿podríamos decir que aprender portugués es pan comido?

Las aportaciones de la neurociencia sobre la memorización del alfabeto portugués

Hacer que los niños aprendan idiomas, o música, es la mejor forma de estimular sus procesos cognitivos y desarrollar su plasticidad neuronal.

Desarrollo tu cerebro aprendiendo portugués. El cerebro se expande como las ramas de un árbol.

En la escuela primaria, aprender un idioma nuevo puede parecer una gran complicación (hay niños que ya tienen problemas para dominar su propia lengua materna, para cuánto más una extranjera), sobre todo para aquellos alumnos con dificultades de aprendizaje.

El sistema de Educación Nacional sigue evaluando a los alumnos por sus conocimientos y clasificándolos de «buenos» o «malos» con una puntuación (de 0 a 10), un sistema que cuenta con un número cada vez mayor de detractores, entre los que encontramos sobre todo expertos en ciencias cognitivas y educación.

Según estos últimos, habrá que fomentar el aprendizaje mediante el uso de juegos o haciendo que los niños se sientan implicados, en lugar de utilizar competiciones y apuntes interminables de teoría.

Stanislas Dehaene, un psicólogo cognitivista y neurocientífico francés, defiende en uno de sus artículos la idea de que los niños están «dotados de unos algoritmos potentes rigurosos de inferencia estadística».

Eso significa que en las escuelas se pueden utilizar técnicas pedagógicas recomendadas por neurocientíficos para trasmitir conocimientos y educar a los alumnos.

Según este investigador, hay cuatro factores neurocientíficos que determinan la facilidad del aprendizaje:

  • La atención.
  • El compromiso activo de los niños.
  • El retorno de la información.
  • La automatización.

Según el autor, debemos hacer que el aprendizaje se base en la asimilación de las letras del alfabeto más que en su estudio global (fonética, pronunciación, ortografía, lectura).

El aprendizaje será mucho más efectivo si los niños investigan y buscan activamente las respuestas a sus problemas y evalúan de manera regular su progreso.

Para aprender una lengua extranjera como el portugués, hay que alternar entre el aprendizaje de letras y escritura portuguesa, y otros ejercicios (lectura en voz alta, tests de preguntas y respuestas) que impliquen a los alumnos y les motiven a seguir descubriendo el idioma en cuestión.

Busca las letras que forman términos. Intenta construir palabras completas con letras sueltas.

También es beneficioso tener en cuenta que los errores también forman parte del aprendizaje de cualquier disciplina: la equivocación (por ejemplo, en la ortografía de las palabras del portugués) permite a los alumnos enviarse señales de error para orientarse hacia las respuestas adecuadas.

Esto es lo que recomienda también la pedagogía Montessori, que aboga por una formación desprovista de límites, sanciones y castigos o malas notas, que pueden generar a los niños una sensación de impotencia o incompetencia.

En definitiva, el aprendizaje debe automatizarse: en las clases de portugués brasileño, de francés, de italiano o de árabe, por ejemplo, hay que empezar por descodificar las palabras para que el proceso acabe siendo automático y los niños puedan centrarse en la comprensión escrita y el significado de las palabras.

Si quieres aprender el alfabeto portugués, tendrás que empezar por las primeras etapas. Repasa las letras de la A a la E, luego de la E a la N, de la N a la S y de la S a la Z.

Otras técnicas estupendas consisten en utilizar juegos didácticos.

Por lo general, nos resulta más sencillo aprender portugués que otro idioma, como el árabe o el chino, porque se trata de una lengua que comparte muchos rasgos comunes con la nuestra.

A los estudiantes con problemas de aprendizaje les recomendamos también que utilicen canciones: cantar el alfabeto es una forma de ayudar a nuestro cerebro a memorizar (como si de la letra de una canción se tratase) sin tener la sensación de que estamos haciendo un esfuerzo cognitivo intenso.

En YouTube encontrarás un sinfín de vídeos y tutoriales para aprender el alfabeto y las bases del portugués.

Recuerda que esta etapa del aprendizaje es fundamental, ya que determina el aprendizaje de la pronunciación de vocabulario y gramática.

Aprende el alfabeto portugués con juegos

Jugar con las letras es una forma estupenda de superar las dificultades de las clases de portugués para principiantes.

El aprendizaje a través del juego se puede aplicar a todos los tipos de aprendizaje, sea cual sea la disciplina.

La didáctica de idiomas se vale en muchas ocasiones de juegos de memorización. Aquí te ofrecemos algunos ejemplos de las actividades favoritas de nuestros Superprofes de portugués:

Plastilina

Pedimos a los niños que hagan 26 letras mayúsculas y 26 letras minúsculas con el alfabeto portugués.

Moldeando cada letra y colocando las mayúsculas al lado de sus correspondientes minúsculas los niños irán aprendiendo y asimilando la pronunciación de cada una.

Juego de las matrículas

Seguro que alguna vez habéis jugado a esto en los viajes de carretera. Este juego consiste en pedirles a los niños que piensen palabras que se puedan formar a partir de las letras de las matrículas de los coches que se van encontrando.

Haz que los niños disfruten aprendiendo. Se puede estimular el aprendizaje de los más peques con juegos.

Juego de letras gigantes

Imprimimos las letras del abecedario en grande y las colocamos sobre una mesa de manera desordenada. Luego, le pedimos que cuente del 1 al 26 (con lo que también puede practicar los números si ya ha empezado a aprenderlos) y, en un momento dado le diremos que pare. Después, tendremos que decirle que se coloque al lado de la letra equivalente al número sobre el que se haya parado. Por ejemplo, si solo ha contado hasta 5, se tendrá que colocar sobre la «e».

Juego de post-its

Los post-its se han convertido en todo un recurso pedagógico. Son muy fáciles de utilizar, baratos y prácticos.

Podemos animar a los peques a que escriban las letras del abecedario en distintos post-its y que luego las vayan colocando sobre los objetos cuyo nombre empiece por dicha letra.

¿No te parecen ideas estupendas? Es verdad que pueden resultar demasiado infantiles, así que si eres más mayor y quieres también descubrir maneras divertidas de aprender portugués, te animamos a que veas películas y series o escuches podcasts. Irás aprendiendo en tu tiempo libre sin apenas darte cuenta.

Cuanto antes domines el alfabeto, antes podrás sumergirte en otros conceptos lingüísticos más complicados, como la gramática portuguesa o las construcciones verbales.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar