«Ser creativo es sencillo, pero comprender lo sencillo que es puede llevar toda una vida». - Philippe Conticini

Elaborar recetas de postres como una tarta de chocolate, magdalenas, tartaletas, natillas, macarrons o huesitos de santo implica tener una determinada cantidad de ingredientes a tu disposición.

En España, el sector de la panadería y de la pastelería ocupa un lugar bastante importante en cuanto a volumen de facturación. Se consumen millones de barras, teleras, piñas... y todo tipo de pan cada año, sin dejar atrás las palmeras, las magdalenas o las napolitanas.

¿Quieres aprender repostería?

Como dice el repostero Philippe Conticini, entender que es sencillo ser creativo puede llevar toda una vida. ¡Seguro que es mucho más fácil aprender a hacer postres!

¡Aquí te dejamos nuestra selección de ingredientes que no te podrán faltar en la cocina si quieres empezar a hacer repostería!

Iniciarse en repostería: ¿cómo escoger buenos ingredientes?

Todo el mundo sabe que no conseguiremos elaborar un buen pastel si trabajamos con una materia prima de mala calidad o con un producto malo.

Ingredientes para repostería
Principiante de repostería: escoge bien los ingredientes.

Pero, ¿cómo elegir el tipo de harina, el contenido de grasa de la nata, el azúcar o qué fondant comprar?

No te preocupes, a continuación, te dejamos algunos consejos de maestros pasteleros que hemos recopilado de la red.

La harina

En primer lugar, la harina es uno de los ingredientes básicos en la repostería.

Para tartas, muffins, natillas o bollería utilizaremos diferentes tipos de harinas: algunas aportan elasticidad mientras que otras aportan plasticidad a los postres.

La harina, esencial para el cocinero, es uno de los ingredientes básicos.

Con o sin gluten, elaborada a partir de trigo, harina de castaña, harina de coco, de mijo o quinoa, etc. Hay una gran variedad de tipos de harina según el tipo de grano que desees utilizar.

Entre los tipos de harinas de trigo, por ejemplo, encontramos harina de trigo normal, harina de trigo de repostería, harina de trigo de fuerza y harina de trigo integral.

La harina de repostería o la harina de trigo común se ha sometido a una molienda mayor y, por lo tanto, contiene menos restos de cáscara de grano. Por ello, este tipo de harinas será menos rico en fibra, minerales y nutrientes, pero más rico en hidratos de carbono, será más refinado y blanco.

El azúcar

¿Cómo elegir entre los diferentes tipos de azúcar también?

Hay muchos tipos de azúcar que se pueden utilizar en repostería y confitería.

Azúcar de ricino, azúcar glas, azúcar moreno, azúcar perlado, azúcar blanco, azúcar dulce, jarabe de glucosa...

El azúcar moreno es la variedad de azúcar más popular para hacer bollos dulces (brioches).

Puedes usar jarabe de glucosa o sustituirlo por miel si no lo encuentras: por ejemplo, para hacer caramelo.

La miel desempeña un papel anticristalizante que puede resultar interesante para elaborar ciertos dulces y postres.

La materia grasa

Finalmente, para hacer tus pasteles, necesitas mucha mantequilla.

Se recomienda el uso de una mantequilla blanda con al menos un 82% de grasa. Así que olvida todo tipo de mantequillas ligeras.

Para la elaboración de hojaldre o masa quebrada se debe utilizar mantequilla con un 84 % de grasa. Ofrece plasticidad y firmeza, permitiendo notablemente el laminado de hojaldre.

Muchos pasteleros también usan aerosoles engrasantes: ahorran un tiempo considerable al engrasar un molde para hornear, moldes para pasteles o bandejas. También facilitan el desmoldeo.

La lista de ingredientes para triunfar en cualquier curso de repostería

Además de la mantequilla, la harina y el azúcar, los pasteleros necesitan una gran variedad de ingredientes.

Ingredientes para cocinar postres
La miel, un sustituto ideal del azúcar en repostería.

Aquí te dejamos una lista completa que podrás utilizar en algunos cursos de formación en confitería y pastelería:

  • Agua
  • Sal
  • Harina común y harína de repostería
  • Harina de avena
  • Maicena o harina de maíz
  • Azúcar en polvo
  • Azúcar glas
  • Azúcar morena
  • Jarabe de glucosa (o miel)
  • Leche
  • Leche en polvo
  • Mantequilla
  • Nata (35 % materia grasa)
  • Spray engrasante de aceite
  • Vinagre blanco
  • Huevos: yemas y claras
  • Hojas de gelatina
  • Levadura química
  • Fondant
  • Cuajada
  • Pepitas de chocolate
  • Copos de chocolate (o fideos)
  • Chocolate negro
  • Chocolate blanco
  • Cacao en polvo
  • Azúcar avainillado
  • Vainilla líquida
  • Extracto de café
  • Colorantes...

También puede enriquecer tu cocina para realzar tus postres con los siguientes ingredientes:

  • Polvo de almendras
  • Almendras fileteadas
  • Pasta de almendras
  • Polvo de avellana
  • Uvas pasas
  • Compota de manzana
  • Puré de frambuesa
  • Peras en almíbar
  • Cerezas
  • Manzanas
  • Limones
  • Plátanos
    Frambuesas
  • Fresas
  • Brandy de frambuesa
  • Brandy de pera
  • Ron

Los frutos secos se pueden utilizar para hacer flanes, tartas, galletas...

También se incorporan para hacer cremas, sémolas, arroz con leche, flanes o bollos de leche.

¿No sabes qué añadir a tus postres? ¡Espolvorea un poco de azúcar glas para despertar aún más el paladar de tus invitados!

Para realzar tus brownies o galletas, opta por espolvorear nueces trituradas.

Otros indispensables que no te podrán faltar en la cocina

¿Tienes una idea de una receta para hacer un domingo, pero no tienes todos los ingredientes y las tiendas están cerradas?

¿Cuántas veces te ha pasado esto?

Descubre la materia prima de la reposteria.
El ágave, de la cuenca mediterránea, es uno de los ingredientes imprescindibles para muchos maestros pasteleros.

En la cocina

Para evitar quedarte sin existencias, a continuación, te dejamos una lista de ingredientes esenciales que deberás tener en la despensa y el frigorífico:

  • Chocolate con leche
  • Chocolate negro para postres tipo Nestlé
  • Chocolate negro con 70 % de cacao (para hacer mousse de chocolate)
  • Chocolate blanco (para galletas)
  • Harina común blanca
  • Sal
  • Levadura química
  • Vaina de vainilla
  • Leche semi desnatada
  • Jarabe de arce
  • Azúcar blanca en polvo
  • Azúcar morena
  • Azúcar glas
  • Polvo de almendras
  • Aceite vegetal
  • Hojas de gelatina
  • Mantequilla sin sal, o semi-salada
  • Queso blanco
  • Queso crema
  • Huevos de gallina de corral
  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Fresas
  • Coulis de frutos rojos

Además...

  • Bicarbonato sódico
  • Jarabe de agave
  • Jarabe de maíz
  • Canela en polvo o en rama
  • Especias
  • Harina de avena
  • Uvas pasas
  • Arándanos secos
  • Nueces de macadamia
  • Avellanas
  • Almendras
  • Harina de maíz o Maicena
  • Margarina
  • Miel
  • Cacao en polvo amargo
  • Lacasitos o cacahuetes cubiertos de chocolate (tipo Conguitos)
  • Caramelo de mantequilla salada
  • Nutella
  • Chispas de chocolate negro
  • Arroz redondo
  • Aroma de azahar
  • Agar agar
  • Pasta de pistacho
  • Nata
  • Ricotta
  • Mascarpone
  • Limones
  • Manzanas
  • Zanahorias
  • Frutas frescas

Adapta esta lista, por supuesto, de acuerdo a tus gustos y a lo que te gusta preparar.

Obviamente, también verifica que tienes todos los utensilios adecuados (espátula, molde para pasteles, lengua, batidora, plato de acero inoxidable, taza medidora o peso electrónico... antes de comenzar.

Recetas sencillas de postres

Para iniciarse en la repostería, no hay nada mejor que ponerse manos a la obra.

Repostero profesional
El bizcocho de chocolate es uno de los más fáciles en repostería.

No te preocupes, hay muchas recetas fáciles en Internet.

Aquí te dejamos algunas ideas de recetas fáciles para que puedas ir practicando.

Bizcocho de chocolate

¿Tienes invitados esta noche? No tendrás por qué comprar nada, ¡un bizcocho de chocolate hecho por ti también te dará el apaño!

Estos son los ingredientes de esta receta:

  • 80 g de harina
  • 125 g de azúcar
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 tableta de chocolate
  • 4 huevos
  • 125 g de mantequilla

Mezcla la harina, el azúcar y la levadura y añade los huevos batidos. Mezcla todo con la mantequilla y el chocolate derretido. Bate todo hasta obtener una mezcla homogénea y hornea a 180 ° durante 30 minutos.

Tiramisú italiano

Aquí te dejamos una receta fácil y siempre triunfadora: el tiramisú.

  • 250 g de mascarpone
  • 5 huevos
  • 6 cucharadas de azúcar en polvo
  • 1 tazón de café negro
  • 2 paquetes de bizcochadas
  • 100 g de cacao amargo

Separa las claras de las yemas. Bate las yemas de huevo con el azúcar glas, incorpora el mascarpone y bate hasta obtener una masa homogénea.

Bate las claras de huevo por separado e incorpora el mascarpone con una espátula.

Baña los bizcochos en café y forra el fondo del molde con los bizcochos. Cubre después con la mitad de la crema de mascarpone.

Extiende una segunda capa de bizcochos y cúbrelos con el resto del mascarpone.

Deja reposar al menos unas 8 horas en el frigorífico y espolvorea el cacao amargo en la superficie del postre antes de servir.

Tejas de almendra

Aquí te dejamos todo un clásico de la repostería: las tejas de almendra.

  • 30 g de almendras laminadas
  • 60 g de azúcar glas
  • 2 claras de huevo
  • 20 g de harina
  • 30 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal

En un bol, echa el azúcar glas, la harina, las almendras laminadas y la sal.

Derrite la mantequilla, bate las claras y agrégalas a la mezcla.

Unta con mantequilla el molde para hornear y coloca la masa de almendras en montoncitos con la ayuda de una cuchara sopera.

Extiende cada montón con la ayuda de un tenedor, extendiéndolos lo más finamente posible hasta que las tejas sean ovaladas.

Hornea durante unos 10 minutos. Ten cuidado, las tejas se enfrían muy rápido.

Coloca las tejas y con la ayuda de un rodillo enharinado dales forma hasta que se enfríen por completo.

¡Prueba estas recetas, te sorprenderán!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».