Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Rusia Lugares de Interés, que no te puedes perder

Publicado por Raquel, el 29/03/2019 Blog > Idiomas > Ruso > Viajar a Rusia: Los Mejores Monumentos Rusos por Descubrir

«Rusia no está en Moscú; está en el corazón de sus niños, ¿no es así, papá?» – extracto de Guerra y Paz, León Tolstói.

El Kremlin de Moscú es, sin lugar a dudas, el monumento más visitado del mundo entero. En general, cada vez son más los turistas que se animan a viajar al país de Puskin. Tanto es así que la agencia TourStat ha registrado un alza considerable del turismo en 2017 en toda Rusia, con un total de 24,5 millones de visitantes, un 21% más que en el año 2000.

Y tú quizás te preguntes: ¿cuáles son los monumentos más relevantes en Rusia? ¿Cuáles son aquellos que llaman más la atención de los turistas extranjeros, que visitan toda Rusia o una parte del país? ¡En este artículo te respondemos!

Nota: en este artículo no podemos dar cuenta de todos y cada uno de los monumentos de Rusia que merecen la pena. La lista que presentamos no es más que un pequeño extracto.

No te pierdas nuestros consejos para visitar el país de los zares.

El Kremlin y la Plaza Roja: los imprescincibles

En un viaje a Moscú es muy difícil que pases por alto el Kremlin o la Plaza Roja, que son el corazón de la capital rusa. El Kremlin no es solo el Palacio Estatal (lugar de trabajo del gobierno ruso), también abarca:

  • El conjunto de las catedrales del Kremlin, símbolo de la ortodoxia rusa con un monasterio central, la Catedral de la Dormición.
  • El Arsenal del Kremlin, con su museo y su colección de joyas y diamantes.
  • Otros palacios, como el Gran Palacio del Kremlin (que solo se puede visitar con reserva previa), el Palacio Estatal.
  • Los edificios administrativos.

Puedes llegar a cualquiera de estos monumentos en metro: Ploshchad Revolutsii (línea azul), Okhotny Ryad (línea roja) o Teatralnaya (línea verde).

No te puedes perder el Kremlin en tu viaje a Rusia. El Kremlin, un lugar que representa el poder y la historia de Rusia.

Tampoco debemos olvidarnos de que, desde la Plaza Roja, puedes también admirar la Catedral San Basilio o el conocidísimo GUM («Principales Tiendas Universales»), unas galerías de compra, una especie de El Corte Inglés en versión lujosa y ostentosa. En Navidades, en esta zona encontrarás un mercado y una pista de patinaje. No muy lejos de aquí también verás el Teatro Bolshói, otro monumento magnífico.

¿Tienes claro qué ciudades visitar en Rusia?

El mausoleo de Lenin: un símbolo de la historia rusa

En la Plaza Roja, justo al lado del Kremlin, encontrarás el mausoleo de Lenin, un monumento que ofrece una experiencia única: visitar la tumba de Lenin, instigador de la Revolución Rusa y de la Unión Soviética.

Construido en 1930, es uno de los grandes atractivos de la ciudad rusa, pero tendrás que ir con mucha paciencia: los horarios de apertura son muy limitados (de hecho, solo se puede visitar los martes, miércoles, jueves y sábados, de 10h a 13h) y las filas de espera pueden llegar a ser muy largas.

Un consejo: acércate a las 8:30h para empezar la cola de espera en la entrada de la Plaza Roja, en el lateral de Kremlevskiy Proyezd.

La Torre Ostankino: un monumento único en Rusia

Con una altura que llega a los 540 metros, se trata de la primera torre de radiodifusión de toda Rusia, pero también es a tercera más grande del mundo en funcionamiento. Permite emitir 15 cadenas de televisión y otro tanto de cadenas de radio.

En lo alto se encuentra el restaurant «7 nubes», para el que tendrás que reservar. Eso sí, las vistas no te dejarán indiferente.

Podrás verla en todo su esplendor desde el metro VDNJ. Para acceder a la torre, tendrás que reservar tus entradas con antelación a través de su página web y presentarte 30 minutos antes para pasar los controles de seguridad. Disfrutarás también de un museo dedicado a la radiofonía y admirarás como nadie los alrededores moscovitas.

La catedral de San Isaac: emblema de San Petersburgo

Si buscas una catedral ortodoxa rusa auténtica y grandiosa, San Isaac cumplirá todos los criterios. Acabada en 1858, tras 40 años de obras, es impresionante tanto por dentro como por fuera, especialmente por su decoración, con más de 400 kilos de oro, 16 toneladas de mármol, 1 tonelada de bronce y 500 kilos de piedras preciosas. Otra curiosidad: cada columna frontal pesa, por sí sola, 114 toneladas.

Descubre el emblema de San Petersburgo. No te puedes perder la imponente catedral de San Isaac.

Un consejo: te recomendamos que reserves con antelación tus entradas para evitar las colas interminables que se forman cada día en la entrada.

Si quieres admirar todo San Petersburgo, te animamos a que subas a lo más alto de la cúpula a través de la columnata de San Isaac. Solo tendrás que subir 226 escalones.

Prepara un presupuesto para tu viaje a Rusia.

El monumento a los Conquistadores del Espacio en la capital moscovita

También al lado del metro VDNJ (justo al ladito) encontrarás el monumento a los Conquistadores del Espacio, que se erige con orgullo junto al museo de los Cosmonautas. Muy característico de la cultura popular rusa, este monumento es impresionante: tiene 110 metros de altura y se construyó en honor al éxito del programa espacial soviético.

¿Sabías que los soviéticos fueron los primeros en enviar una persona al espacio en 1961? Esta persona fue Youri Gagarine, y es muy conocido y apreciado en el país.

El Museo del Hermitage: un monumento auténtico de la historia rusa

Con más de 233 000 metros cuadrados dedicados a la cultura y más de 3 millones de objetos, el museo del Hermitage es el más grande del mundo en términos de exposiciones. Fundado en 1764, forma parte del paisaje principal de San Petersburgo y es conocido tanto por sus colores originales como por sus cooperaciones internacionales (sobre todo con Francia) en materia de arte.

¿Sabías que el Museo del Hermitage atrae a 4,2 millones de turistas al año?

Si el exterior te parece impresionante, más te lo parecerá la cola de espera para entrar. Si no eres previsor, puede que tengas que esperar hasta 4 horas para acceder al Palacio de Invierno y fundirte en las masas de los zares que vivieron en él.

Consejo: reserve una visita guiada en español para disfrutar al máximo de este monumento. Sus detalles ocultos te dejarán boquiabierto, sin duda alguna.

No te pierdas la belleza arquitectónica del Hermitage. El Museo del Hermitage, en San Petersburgo, no te dejará indiferente.

La mezquita de Qol Šärif en pleno Kazán

La mezquita de Qol Šärif, la segunda más grande de toda Europa (después de la de Estambul), es un edificio religioso musulmán situada en el corazón del Kremlin de Kazán, la capital de Tartaristán. Contempla con orgullo desde las alturas toda la ciudad y sirve como museo del Islam. Todos los días tiene un tiempo dedicado al rezo.

La mezquita data de inicios del siglo XVI y sufrió los destrozos causados por el asedio de Iván el Terrible.

Para los turistas más curiosos: se puede visitar el interior de la mezquita de manera totalmente gratuita, pero siempre y cuando lleves las piernas y la cara cubiertas. Los agentes de la entrada se asegurarán de que vayas vestido adecuadamente.

¿Has pensado dónde vas a alojarte en Rusia?

La Puerta Dorada de Vladimir, una auténtica pequeña ciudad rusa

Viajar a Rusia supone también viajar en el tiempo, sobre todo si paseas por las calles de Vladimir a unos pocos kilómetros de Moscú. En esta pequeña ciudad encontrarás uno de los monumentos más emblemáticos de la óblast: la Puerta Dorada. Construida en 1164, hoy en día forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La Puerta Dorada formaba parte de una muralla de protección, de la que solo queda esa entrada.

La tumba de Kant, en la simbólica ciudad de Kaliningrado

Si buscas ver un monumento cargado de historia, pon rumbo a Kaliningrado (un enclave ruso del Extremo Oriente); allí encontrarás la tumba de Kant. En esta ocasión no tendrás que levantar la cabeza, sino más bien bajarla: cerca de la catedral de Königsberg se encuentra la famosa sepultura del escritor y filósofo.

El Palacio histórico de Livadia, en Crimea

Antiguo lugar de veraneo (sobre todo para el Zar Nicolás II), el Palacio de Livadia se encuentra a unos kilómetros de Yalta, en Crimea. Durante mucho tiempo fue residencia imperial, con un estilo renacentista muy consolidado.

¿Sabías que en este palacio se desarrolló la Conferencia diplomática de Yalta en febrero de 1945 que permitió poner fin a la Segunda Guerra Mundial?

Hoy en día, el Palacio es un museo y contiene algunos archivos que el público general no puede consultar.

La fortaleza de Shlisselburg, en los confines de Leningrado

Si quieres alejarte de la ajetreada vida de Moscú, te animamos a que visites Leningrado y, lo que es más, la desembocadura del lago de Ládoga, a tan solo 35 kilómetros de San Petersburgo.

No te pierdas la historia de la fortaleza de Shlisselburg. ¿Te animas a descubrir este rincón insólito?

La fortaleza, famosa desde su construcción en 1323 por formar parte del Mar Báltico (por Nóvgorod) es en la actualidad un museo dedicado a la historia de la Segunda Guerra Mundial, pero también a la cárcel que fue durante la época zarista.

La escultura del Teclado, en Ekaterimburgo

No se trata de un edificio, sino de una obra de arte al aire libre. Esta escultura creada en 2005 por el artista Anatoly Vyatkin, es 30 veces más grande que un teclado normal. Es una escultura original que merece la pena ver si pasas por Ekaterimburgo.

Para ver todos estos monumentos, ¡no olvides solicitar el visado!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…
avatar