«Una receta no tiene alma. Es el cocinero quien debe darle alma a la receta» - Thomas Keller

La paella es uno de los platos más famosos de la cocina española. Ha traspasado fronteras y se puede encontrar en cualquier lugar del mundo y preparada de mil y una formas diferentes.

Hay para todos los gustos, desde los arroces con carne, verduras o pescado y marisco, pasando por la textura caldosa, melosa o seca, y si alguno destaca por tradición, es la famosa paella de marisco.

¿Quieres aprender a cocinarla? ¡Te damos los mejores consejos!

Descubre con nosotros las mejores recetas de cocina para principiantes.

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

Origen de la paella

Todos hemos probado la paella de muchas formas diferentes y nos hemos deleitado ante esta delicia culinaria, pero ¿sabes cuál es el origen de la paella?

Antes que nada, un poco de etimología… La palabra española «paella» proviene directamente del valenciano y significa «sartén»;​ esta deriva del latín patella, que es un diminutivo de patina, que significa «plato plano y ancho» o bien «sartén». Como sabes, los españoles nos referimos con paella al plato, mientras que llamamos paellera a la sartén donde se cocina.

Origen de la paella
¿Te has preguntado alguna vez cuándo se cocinó la primera paella?

Ahora sí… ¡Vamos a hablar un poco sobre la historia de la paella! El origen de la paella comienza en la cuna del arroz, Valencia, junto a la Albufera. Este ingrediente base de la paella llegó a Europa procedente de Asia en el 330 a. C.,​ gracias a las incursiones índicas de Alejandro Magno. Desde entonces, se hizo un alargado periplo hasta instalarse el cultivo en las costas orientales españolas.

Sin embargo, el arroz no fue cultivado en España en grandes cantidades hasta la llegada de los árabes a la Península. Además, los árabes también trajeron el comercio del azafrán. Por tanto, dos de los ingredientes esenciales de la paella llegaron a tener relevancia en los cultivos de la zona de la costa debido a la invasión musulmana de la península ibérica.

Así, para los investigadores culinarios, la paella es una unión entre los romanos que trajeron el recipiente (la platina y la aegineta) y los moriscos que trajeron el arroz y el azafrán a las tierras españolas para su cultivo.

Ya en el siglo XVI se tiene noticia del cultivo de arroz en Valencia por Francisco de Paula Martí que escribe un pequeño tratado en el que muestra ya cómo era famoso el plato a comienzos del siglo XVI y cómo se cocinaba en otras regiones españolas.

Este plato surge por la necesidad de los campesinos y pastores de una comida fácil de preparar y con los ingredientes que tenían a mano en el campo. En sus orígenes, los ingredientes eran las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran al alcance, arroz, azafrán y aceite de oliva, que se mezclaban en la paella con agua y ramas de naranjos. Todo se cocinaba a fuego lento.

Poco a poco este plato típico español se fue posicionando al más alto nivel, despertando admiración e interés hasta llegar a las cocinas de la realeza europea o incluso a llegar a ser el plato favorito de un presidente de los Estados Unidos de América.

Descubre también cómo hacer unos deliciosos crepes.

Cómo hacer una paella de marisco

La paella es uno de esos platos que admite prácticamente cualquier ingrediente, por lo que cada persona utiliza el que más le gusta y nunca hay una igual a otra. No existe una receta que unifique la gran variedad de posibilidades de este plato.

Receta de la paella de marisco
¡Triunfa con tu paella de marisco!

Nosotros te vamos a dar la receta de la paella de marisco, que es uno de los arroces más arraigados y que más se suele preparar. Para que salga una buena paella, se necesita fundamentalmente un buen sofrito, un caldo casero y productos de calidad, buenos mariscos que le aporten todo el sabor.

Estos son los ingredientes de una paella de marisco para 4 personas:

  • 300 gr de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 tomates grandes
  • Pimiento rojo grande
  • Pimiento rojo asado
  • Mejillones 200 g
  • Almejas 200 g
  • Sepia 200 g
  • Langostinos 200 g
  • Ajo
  • Azafrán
  • Aceite de oliva
  • Sal

Primero, vamos a preparar el caldo. Hay que pelar casi todos los langostinos (guarda algunos enteros para después) y reservar las cáscaras para hacer el caldo. Después, rehoga con un poco de aceite las peladuras de los langostinos durante un minuto y cubre con agua para cocerlas durante 15 minutos.

Luego hay que limpiar los mejillones y las almejas. Hiérvelos por separado y reserva el líquido colado para añadirlo al caldo.

Por otro lado, para hacer el sofrito, corta la cebolla y el pimiento rojo muy finos. Ralla el ajo, pela el tomate y rállalo también. Por último, corta la sepia en daditos.

Pon la paellera en el fuego con aceite, el ajo y la cebolla y rehoga hasta que esté dorado. Añade el pimiento rojo, cocina durante 2 minutos y añade el tomate. Echa la sepia y cocina durante unos 4 minutos.

Añade el arroz y cubre con dos partes y media de caldo por cada una de arroz. Es recomendable que reserves el resto del caldo caliente por si se queda seco. Añade la sal y el azafrán.

Cuando empiece a hervir, coloca en la superficie los mejillones y las gambas, baja el fuego el mínimo y deja que se cocine unos 18-20 minutos. Y recuerda: ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más.

Cinco minutos antes de que se haga el arroz, añade las almejas, los mejillones, los langostinos y las tiras de pimiento asado, a modo de decoración.

Cuando esté listo, apaga el fuego y déjalo reposar 5 minutos antes de servir. ¡Y ya tienes tu primera paella de marisco!

¿Quieres saber también cómo preparar una pizza casera?

Otras versiones de la paella

¿Prefieres el arroz con carne? ¿O el arroz con verduras? ¡No te preocupes! Como hemos dicho, la paella admite casi cualquier ingrediente. Aquí te dejamos estas dos versiones de la paella.

Arroz con carne

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr. de arroz bomba
  • 1 pechuga de pollo
  • 4 muslos de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1,5 l de agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • azafrán
Receta de arroz con pollo
Una de las versiones de la paella es con carne.

Primero, debes trocear la pechuga y salpimentarla. Pon sal y pimienta también en los muslos de pollo y dora toda la carne en una cacerola con un poco de aceite. Retira la carne y resérvala. Vierte el vino a la cazuela para desglasarla y resérvalo.

Ahora hay que preparar el sofrito. Pica las verduras (ajos, cebolla, pimientos) en daditos y ponlas en una cazuela con aceite. Añade un poco de sal. Cuando se doren, añade la carne y el vino y cubre con agua. Cocina durante 30 minutos a fuego medio. Cuela el caldo y reserva tanto el guiso como el caldo.

Por otro lado, rehoga el arroz junto con el azafrán en una paellera con un chorrito de aceite. Vierte el triple de caldo de cocción que de arroz y el guiso de verduras y carne. Deja cocinar durante 18-20 minutos. Deja reposar unos minutos cubierto con un paño limpio. ¡Y ya está lista tu paella de carne!

¿Te interesa saber también cómo hacer una buena tortilla de patatas?

Arroz con verduras

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr. de arroz bomba
  • 800 ml. de caldo de verdura
  • 200 gr. de champiñones
  • 6 corazones de alcachofa en conserva
  • 100 gr. de judía verde redonda
  • 3 c.s. de tomate rallado (o triturado de lata)
  • 1 c.p. de concentrado de tomate
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de azafrán
  • ½ c.c. de pimentón dulce
Receta de paella con verduras
¿Prefieres la paella con verduras? ¡Está riquísima!

Primero, pon a calentar el caldo en una olla. Es importante incorporar el caldo ya caliente para no interrumpir la cocción del arroz.

Ahora, vamos a preparar el sofrito. Corta la cebolla y los pimientos en cuadraditos, pica el ajo, limpia los champiñones y las judías verdes. Quítales las puntas a las judías verdes y córtalas en trozos de unos 2-3 cm. Escurre los corazones de alcachofa (si están en conserva).

Ponemos a calentar la paellera en el fuego más grande. Una vez caliente, añade un poco de aceite de oliva y sofríe la cebolla. Cuando coja color, añade el resto de las verduras (excepto los corazones de alcachofa) y el ajo picado. Deja cocinar durante unos 5 minutos.

Añade el tomate y, cuando haya perdido el agua, añade el arroz y rehoga bien. Añade el caldo caliente, los corazones de alcachofa, el concentrado de tomate, el azafrán y el pimentón dulce. Remueve un poco y deja cocer unos 20 minutos o hasta que ya no quede caldo. Cuando el arroz esté en su punto, apaga el fuego ¡y sirve tu rica paella de verduras!

Consejo para todas las versiones de paella: durante la cocción se supone que no se debe remover el arroz, solo hay que agitar la paella de vez en cuando. Si los fogones de tu casa no son muy grandes, es posible que el calor no llegue bien a los bordes de la paella y que el arroz de los lados quede crudo. En ese caso, habrá que saltarse la norma de no remover el arroz y llevar el arroz de los bordes hacia el centro un par de veces durante la cocción.

¡Que aproveche!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.