«¡La gula comienza cuando ya no tienes hambre!» - Alphonse Daudet

¿Estás cansado de hacer pasta y buscas ideas de recetas? Sin tener que ser un gran cocinero, es muy posible variar haciendo sabrosos platos. Según una encuesta, al 78 % de las mujeres y más del 89 % de los hombres les gustaría pasar más tiempo preparando recetas. 

Entonces, ¿a qué esperas para jugar con los ingredientes? Calabacín, zanahorias, camarones, salmón, espárragos, arroz, cordero, pollo, ensaladas, postres… ¡Diviértete cocinando! Y, para empezar, ¡aquí tienes algunas recetas fáciles que pueden preparar los cocineros novatos!

Yaremi montero
Yaremi montero
Profe de Cocina
5.00 5.00 (28) 10€/h
¡1a clase gratis!
Camille
Camille
Profe de Cocina
15€/h
¡1a clase gratis!
Juan josé
Juan josé
Profe de Cocina
12€/h
¡1a clase gratis!
Yolanda
Yolanda
Profe de Cocina
10€/h
¡1a clase gratis!
Patrick
Patrick
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Hafsa
Hafsa
Profe de Cocina
18€/h
¡1a clase gratis!
Lola
Lola
Profe de Cocina
5.00 5.00 (6) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nando
Nando
Profe de Cocina
5.00 5.00 (2) 20€/h
¡1a clase gratis!

¿Cómo hacer una buena paella?

Seguro que has probado la paella de muchas formas diferentes y te has deleitado ante esta maravilla culinaria, pero ¿sabes cuál es la historia de la paella?

Aprender a hacer una paella
¡Aprende a cocinar una paella y deslumbra a tus amigos!

Para los investigadores culinarios, la paella surge de la aportación de los romanos del recipiente (la platina y la aegineta) y la aportación de los moriscos del arroz y el azafrán a las tierras españolas para su cultivo.

Así, este plato surge en el siglo XVI porque los campesinos y pastores necesitaban una comida fácil de preparar y con los ingredientes que tenían a mano en el campo. Los ingredientes de las primeras paellas eran las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran a mano, arroz, azafrán y aceite de oliva, que se mezclaban en la paella con agua y ramas de naranjos.

¿Te han entrado ganas de aprender a cocinar una paella? Para preparar una paella de marisco, estos son los ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr de arroz
  • 1 cebolla
  • 2 tomates grandes
  • Pimiento rojo grande
  • Pimiento rojo asado
  • Mejillones 200 g
  • Almejas 200 g
  • Sepia 200 g
  • Langostinos 200 g
  • Ajo
  • Azafrán
  • Aceite de oliva
  • Sal

Primero, hay que preparar el caldo. Pela casi todos los langostinos (guarda algunos enteros para después) y reserva las cáscaras para hacer el caldo. Después, rehoga con un poco de aceite las peladuras de los langostinos durante un minuto y cubre con agua para cocerlas durante 15 minutos.

Luego hay que limpiar los mejillones y las almejas. Hiérvelos por separado y reserva el líquido colado para añadirlo al caldo.

Por otro lado, para hacer el sofrito, corta la cebolla y el pimiento rojo muy finos. Ralla el ajo, pela el tomate y rállalo también. Por último, corta la sepia en daditos.

Pon la paellera en el fuego con aceite, el ajo y la cebolla y rehoga hasta que esté dorado. Añade el pimiento rojo, cocina durante 2 minutos y añade el tomate. Echa la sepia y cocina durante unos 4 minutos.

Añade el arroz y cubre con dos partes y media de caldo por cada una de arroz. Es recomendable que reserves el resto del caldo caliente por si se queda seco. Añade la sal y el azafrán.

Cuando empiece a hervir, coloca en la superficie los mejillones y las gambas, baja el fuego el mínimo y deja que se cocine unos 18-20 minutos. Y recuerda: ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más.

Cinco minutos antes de que se haga el arroz, añade las almejas, los mejillones, los langostinos y las tiras de pimiento asado, a modo de decoración.

Cuando esté listo, apaga el fuego y déjalo reposar 5 minutos antes de servir. ¡Y ya tienes tu primera paella de marisco!

¿Cómo hacer unos buenos crepes?

Crepes: un manjar tanto para adultos como para los más peques. Con azúcar, chocolate, caramelo, mermelada, dulce o salado, los crepes se pueden comer en cualquier ocasión. Pero ¿sabes cómo hacer crepes?

¿Y de dónde viene esta maravilla culinaria? Los crepes se remontan al 7000 a. C. En esa época, se ​​cocinaban tortas hechas de agua y cereales triturados. Mucho más gruesas que los crepes como los conocemos hoy en día, fueron el origen de la receta actual.

Aprender a hacer crepes
¡La receta de los crepes es larga pero muy fácil!

Pero fue en el siglo XIII cuando los bretones inventaron las tortas de trigo sarraceno, proveniente de Asia, y empezaron a hacer crepes salados. Poco a poco, esta receta fue cambiando. Aparecen los crepes cocinados con harina de trigo y leche.

Actualmente, encontramos variantes de los crepes en todo el mundo. Blinis, tortitas… ¡todos adaptan la receta de crepes a su manera!

¿Quieres aprender a cocinarlos? Para hacer buenos crepes, necesitas harina, leche, huevos, mantequilla, azúcar y sal. 

Vierte la harina en un recipiente grande. Haz un agujero en medio y añade los huevos uno por uno. Mezcla los huevos y la harina con una varilla, luego añade la leche poco a poco para diluirlo todo.

Añade la mantequilla blanda y una pizca de sal y azúcar. Sigue mezclando hasta obtener una masa homogénea y líquida. La masa debe ser ligeramente más espesa que el agua. Luego, deja reposar la masa durante una o dos horas en el frigorífico.

Para cocinarlos, si no tienes una crepera, puedes usar una sartén antiadherente. Caliéntala durante unos minutos y luego vierte un poco de aceite y extiéndelo.

Con un cucharón, coge un poco de masa y viéreala sobre la sartén. Luego gira la sartén para extender la masa.

Deja cocinar durante dos minutos. El crep debe desprenderse solo. Usando una espátula, dale la vuelta al crep y deja que se cocine durante otro minuto. Aprovecha este tiempo para añadir el ingrediente que lo va a acompañar. ¡Tu crep ya está listo!

Puedes variar la receta básica de los crepes: veganos, crepes salados, crepes de ron, etc. Todo es posible. Luego elige los ingredientes que quieras para rellenar tu crep.

Cocina: ¿cómo hacer una pizza tú mismo?

Después de los crepes y la paella, ¿por qué no aprender a hacer pizza casera?

Plato estrella italiano, la pizza ha evolucionado mucho desde la rebanada de pan con tomates que era hasta la pizza reina que solemos pedir un sábado por la noche. Hoy en día, la pizza es un plato famoso en el mundo entero.

Receta pizza casera
¿Te apetece una pizza? ¡Aprende a hacerla!

Aprender a hacer tus propias pizzas es una buena manera de ahorrar dinero y elegir tus propios ingredientes según tus gustos.

La clave para una buena receta de pizza está en la masa. Gruesa, esponjosa, fina, aromatizada… Hay muchas posibilidades.

Puedes hacer tu propia masa de pizza con harina, levadura y un poco de agua tibia. Tras unos minutos amasando y unas pocas horas de reposo, obtendrás la masa de tus sueños. Pero, por supuesto, hoy en día también es posible comprar una masa de pizza ya hecha en la tienda si no tienes tiempo de hacerla tú mismo.

Extiende la masa según el tamaño que quieras y colócala en un plato previamente preparado con aceite de oliva o papel de hornear. Métela en el horno durante unos diez minutos a 220 ° C. Sácala del horno y añade los ingredientes.

Puedes elegir entre una base de nata fresca o de salsa de tomate. También puedes hacer una versión dulce con una base de chocolate derretido, compota u otros ingredientes. Luego elige los ingredientes y repártelos como mejor te parezca.

Ya solo queda meterla en el horno y controlar cuidadosamente la cocción. El tiempo de cocción dependerá de los ingredientes que hayas elegido. Por lo tanto, es mejor quedarse cerca del horno y echar un vistazo de vez en cuando.

¿Cómo hacer una tortilla de patatas?

Todos sabemos que la tortilla de patatas no puede faltar en ninguna fiesta, ya que es el plato típico español por excelencia pero ¿conoces su historia? Resulta que su origen no está del todo claro.

Receta de la tortilla de patatas
¿Te gusta la tortilla de patatas? ¡Empieza a practicar hasta que te salga perfecta!

Según una leyenda, la tortilla de patatas surgió de una humilde ama de casa navarra que una noche recibió la visita del general carlista Tomás de Zumalacárregui (1808-1835). La señora, que era pobre y lo único que tenía eran huevos, cebolla y patatas, para ponerle algo de comer, acabó haciendo un revuelto con esos ingredientes. Al general le encantó y más tarde la popularizaría entre sus tropas carlistas, ya que era un plato sencillo, económico y muy nutritivo.

Pero ¿sabes cocinarla? ¡Aquí te dejamos la receta de la tortilla de patatas! Estos son los ingredientes para una tortilla de patatas para 4 personas:

  • 6 huevos
  • 3 patatas (600 gr)
  • 1 cebolla
  • 2 vasos de aceite de oliva
  • Sal
  • Una hoja de perejil

Primero hay que pelar y cortar la cebolla en tiras finas. Después, tienes que pelar las patatas, lavarlas para quitarles la suciedad y secarlas. Córtalas por la mitad a lo largo y después corta cada trozo en medias lunas finas de uno o dos centímetros.

Coge una sartén grande y antiadherente. Ponla al fuego y añade un buen aceite de oliva virgen extra. Introduce todo en la sartén, sazona a tu gusto y fríe a fuego bajo durante 25-30 minutos.

Después, hay que retirar la fritada y escurrirla. Pon el aceite en un recipiente y resérvalo. Limpia la sartén con papel absorbente de cocina.

Ahora tienes que batir los huevos en un recipiente grande. Añade un poco de sal y la fritada de patatas y cebolla, y mezcla bien. Puedes dejar reposar la mezcla durante 5 minutos para que se junten bien todos los sabores.

Coloca la sartén nuevamente en el fuego con un chorrito del aceite que habías reservado y añade la mezcla. Remueve un poco con una cuchara de madera y espera a que empiece a cuajarse. Para este tipo de tortilla solo necesitamos 4 minutos a fuego medio-alto por cada lado. Depende de lo cuajada que queramos que quede la tortilla.

Y ahora llega lo más emocionante… ¡darle la vuelta! Para ello, puedes usar un plato llano grande de mayor diámetro que la sartén.

Deja que se haga la otra cara de la tortilla a fuego medio unos 5 minutos más. Si te gusta menos cuajada, cocínala durante menos tiempo.

¡Y ya has hecho tu primera tortilla de patatas! ¡Que aproveche!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.