Ya sea para ponerse en forma o para trabajar la musculación, los motivos para ir a un centro deportivo pueden ser muy diversos. En España hay varios tipos de clubs de entrenamiento: hay centros especializados en ponerse en forma, salas de fitness y salas de musculación; o todo en uno.

Ante la variedad de posibilidades, a veces no es fácil decidir a qué gimnasio ir para entrenar. Todos proponen servicios similares pero con ciertas diferencias para realizar actividad física. Así mismo, las tarifas también suelen variar. Para elegir correctamente, tenemos que tomarnos el tiempo de compararlos.

Superprof te ayuda en este artículo a comparar las tarifas de los diferentes centros deportivos de España, ya sea para perder peso o tonificar tus músculos. El objetivo es definir el presupuesto necesario para asegurarnos de que podrás acudir al gimnasio a largo plazo.

Gimnasios: tener motivación y dinero

El presupuesto que necesitas para entrenar.
Primer paso: motivación. Segundo paso: pagar. Tercer paso: darlo todo.

Antes de apuntarse a un centro deportivo así a la ligera, es primordial que valoremos de qué medios disponemos. Lo más importante para realizar un buen entrenamiento y sacarle partido, económicamente hablando, es amortizar el abono al gimnasio y mantener la motivación.

Antes de apuntarte, define cuales son tus objetivos. ¿Buscas tonificar tu cuerpo? ¿Quieres desarrollar musculatura? ¿Consideras que necesitas perder peso por cuestiones de salud? Cualquier razón es válida para apuntarse al gimnasio.

Enumera y céntrate en las zonas del cuerpo o en las habilidades que deseas mejorar una vez que empiezas con los entrenamientos, por ejemplo:

  • Los abdominales.
  • El culo.
  • El cardio.
  • La musculatura en general.
  • La resistencia.
  • Los muslos.
  • La relajación.
  • Esculpir tu cuerpo.
  • Quemar calorías.

Del cardio-training al abdomen-culo, existen numerosas posibilidades y eres tú el que tiene que decidir qué quieres trabajar. Definir la zona de trabajo te otorga la motivación y las ganas para superarte, y quizás, llegar a hacer deporte de alta intensidad. No obstante, la motivación no es lo único a tener en cuenta.

De hecho, necesitas contar con un cierto presupuesto para pagar el abono mensual del gimnasio. Se trata de una suma de dinero nada despreciable mes a mes, por lo que tienes que asegurarte antes de apuntarte de que tienes los recursos necesarios para pagar cada mes el abono.

De todos modos, si estás motivado y tienes la posibilidad de ir a tu centro deportivo varios días a la semana, el gasto será rentabilizado. Alcanzar los objetivos que te hayas propuesto exige invertir una parte de tus recursos económicos, pero, sin duda, la mayor inversión que puedes hacer es en tu salud, tanto física como mental.

Con todo, nuestro consejo es que te apuntes a un gimnasio después de haber valorado los recursos que puedes destinar. Elabora un riguroso planning en el que establezcas qué días entrenar y de qué forma, para mantener la motivación y obtener resultados. Así mismo, no dudes en ir a clases grupales o contactar con un entrenador personal de Superprof.

Los gimnasios low-cost en España

El presupuesto del gimnasio.
Incluso las salas más baratas cuentan con decenas de máquinas para realizar tu entrenamiento. ¿Listo para ponerte en forma?

En general, consideramos que el abono de los centros deportivos son caros y pensamos en si será mejor gastar ese dinero en otras cosas o ahorrarlo. Tú eres quién decide cuales son tus prioridades.

Afortunadamente, hay soluciones económicas que te permiten inscribirte en un gimnasio. Muchos centros ofrecen tarifas y servicios adaptados a tus necesidades, que nada tienen que envidiar a centros más caros.

El costo medio mensual que tiene un abono a un gimnasio low-cost en España oscila entre los 25 € y 30 €, lo que se puede considerar como una cantidad asequible que encaja en tu presupuesto. Estos centros cuentan normalmente con todas las infraestructuras necesarias: espacio para hacer cardio, zona de musculación y zona de relajación.

Entre algunos de los gimnasios más económicos encontramos Go-Fit, VivaGym o Basic Fit. Los tres cuentan con buen equipamiento para entrenar en buenas condiciones.

La diferencia entre unos y otros puede radicar en si tienen permanencia o no. Unos tienen permanencia de 3 meses, otros de un año y otros son sin permanencia. Otra cosa a valorar es sí la matrícula es gratuita o no. Si se da el caso de que haya que pagar una matrícula inicial, durante el año se suelen hacer descuentos, como al inicio del año o del curso escolar.

Así mismo, existen también tarifas especiales para familias y estudiantes. Todo es cuestión de informarse bien y comparar. Dentro de lo low-cost podemos encontrar aún lo más low.

La edad también importa. En ciertos gimnasios encontramos reducciones en las tarifas para menores de edad o para jubilados. Muchos ofertan también la primera sesión gratuita o de prueba, así que no dudes en aprovecharla para ver las instalaciones y probar las máquinas.

Ten en cuenta que el precio aumentará si quieres tener un entrenador personal o si te apuntas a ciertas clases en grupo que se ofertan en los clubes de fitness. Si ya has ido al gimnasio o tienes conocimientos sobre cómo practicar deporte y conoces bien tu cuerpo, no necesitas un entrenador obligatoriamente.

Aún hay más. Hay gimnasios que tienen una tarifa más baja para aquellos que vayan al establecimiento en las horas de baja afluencia, como por ejemplo a la hora de comer. ¡Está todo más que pensado!

En fin, no hay excusa ante la cantidad de posibilidades. Si consideras que no vas a ser regular en la práctica de deporte, también puedes pagar sesiones individuales, es decir, pagas la sesión del día que vas y nada más. Esto solo te sale rentable si vas pocos días al mes. Si lo prefieres, también existe la posibilidad de contratar un entrenador personal los días que quieras en la plataforma de Superprof.

Los gimnasios más caros: ¿una buena idea?

Los centros deportivos de lujo.
En los centros deportivos más lujosos tendrás piscina, sauna, jacuzzi y áreas de bienestar.

Ir a un gimnasio low-cost es la mejor forma de ahorrar dinero. No obstante, también nos estaremos privando de servicios que de verdad queremos. Obviamente centros como Dreamfit o McFit no pueden ofrecerlo todo.

En un centro deportivo más caro, tienes derecho a un seguimiento personalizado. Gracias a este, reducirás las posibilidades de tener accidentes o de hacerte daño cuando entrenas. Lo bueno de estos centros más caros es que mucho cuentan con una zona de agua, ideal para practicar aquagym, aquabike o natación; así como otros servicios como la sauna o el jacuzzi.

Así mismo, podrás utilizas todas las máquinas cuanto quieras, así como todo el equipamiento que haya en las instalaciones: pesas, mancuernas, sacos de boxeo y básculas profesionales que te dicen no solo cuánto pesas, si no tu masa muscular, la cantidad de agua que tienes, el peso de los huesos…

Los centros deportivos más caros proponen un abono mensual de alrededor de 50 €. Obviamente los hay más caros, de 100 € o más. Entre estos gimnasios de alta gama podemos encontrar el Reebok Sport Club en Madrid, el The Gym by Six Senses Spa en Barcelona o el Spa & Sport Itaroa en Huarte, Pamplona.

No olvidemos también que las tarifas de los gimnasios, incluso de los low-cost varían en función de si están en una gran ciudad o en zonas más pequeñas. No hay una lógica común: a veces el gimnasio de un pueblo es más caro frente al de la ciudad por la poca oferta de gimnasios que puede haber en la zona y en otras ocasiones los gimnasios de zonas pequeñas son más económicos que los de áreas grandes.

Compara los centros deportivos para encontrar el mejor precio

Tarifas de la sala de musculación
Además del abono mensual, hay servicios que tendrás que pagar aparte.

¿Vale más pagar más y tener un buen seguimiento o pagar menos y entrenar solo?

El quid de la cuestión. Unos gimnasios tienen más máquinas que otros, equipamiento más moderno e innovador, diferentes servicios… Hay que informarse bien y comparar.

Cuanto más caro sea el gimnasio más innovación tendrá y, por supuesto, estará equipado con las últimas tendencias del mercado. Eres tú quién decide. ¿Qué prefieres? ¿Qué necesitas para alcanzar tus objetivos? ¿Prefieres la sencillez o máquinas complejas? ¿Eres más de entrenar a tu aire o en grupo? ¿Necesitas los consejos e instrucciones de un entrenador?

Queda claro por tanto que comparar los precios y las instalaciones de los diferentes gimnasios es primordial antes de inscribirse en uno u otro establecimiento. ¿Te quedas con los gimnasios low-cost o te atreves con los más caros? ¿Esperas alguna oferta especial o te lanzas ya a matricularte?

Un buen método si no sabes por cual decantarte es consultar las reseñas y opiniones sobre los gimnasios.

Mencionar por último que en muchos gimnasios low-cost, al no tener un entrenador personal, han puesto fichas en las paredes y en las máquinas en las que se explican cómo utilizar las máquinas y con qué fin.

Es el momento de tomar una decisión, que esperemos que sea la correcta. No olvidemos tener también en cuenta la distancia entre el gimnasio y dónde vives: esto puede jugar a tu favor o en tu contra.

Para finalizar, aquí te dejamos una tabla comparativa de los precios del abono mensual de los principales gimnasios de España:

GimnasioAbono mensual
Reebok Sport Club100 € - 300 €
The Gym by Six Senses Spa150 €
Cubo Spa & Sport75 €
Fitness Place29,99 €
Fitness 1929,90 €
Dreamfit32,90 €
VivaGym24,90 €
Basic Fit19,99 €
McFit29,90 €
Altafit30,99 €
Go-Fit45,46 €

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre tarifas y equipamiento de los principales centros deportivos de España. Para más información sobre gimnasios y entrenadores personales en las diferentes ciudades de España, consulta otros artículos de esta sección. Así mismo, puedes empezar con sesiones de entrenamiento con uno de los entrenadores personales que tenemos en nuestra web.

¿Necesitas un profesor de Entrenador personal?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 2 voto(s)
Cargando…

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.