Hacer deporte o ejercitarse es una activad esencial para mantener una buena condición física, sentirse a gusto con uno mismo o para perder peso; tanto sea por razones personales o de salud. Ya sea para ponerse en forma o fortalecer la musculatura, siempre hay buenas razones para ponerse a ello.

Aunque con el confinamiento se han desarrollado múltiples métodos y formas de hacer ejercicio en casa, no siempre tenemos los medios o las ganas de hacer musculación, cardio o entrenamientos de fitness en casa. Ahí es cuando acudimos a los gimnasios: esos lugares consagrados a la práctica deportiva. Un espacio concebido para alcanzar objetivos y quemar calorías.

En este artículo Superprof te invita a descubrir diversos aspectos de los templos de la puesta en forma: el presupuesto necesario y las tarifas que suelen barajar los gimnasios, centros deportivos reconocidos en España, qué máquinas hay según el tipo de establecimiento y, finalmente, las ventajas e inconvenientes de ir al gimnasio.

Precios del abono al gimnasio

Las tarifas mensuales para entrenar.
El precio del abono del gimnasio puede ser la razón por la que te vuelvas atrás a la hora de inscribirte, pero se trata de una inversión que vale la pena.

En función de cómo sea el gimnasio al que te apuntes, tendrás que pagar un abono mensual con o sin permanencia. Así mismo, en algunos tendrás que pagar también una matrícula inicial. Con todo, se trata de un gasto a considerar dentro de nuestro presupuesto mensual.

No obstante, los gimnasios eran antes más caros hasta que llegaron las cadenas y franquicias de centros deportivos, así como los gimnasios low-cost. Este tipo de establecimientos sí son más asequibles y puedes encuadrarlo en tu presupuesto. Al fin y al cabo, priorízate.

Algunas de las franquicias o cadenas de gimnasios que tenemos en España son VivaGym, Altafit, BasicFit o DreamFit. La suscripción mensual cuesta entre 25 € y 30 €, dependiendo de cual escojamos.

Decidir si te sale caro o a buen precio dependerá del uso que le des. Para las personas que se pasan horas haciendo primero cardio, luego musculatura, después tonificación, a continuación estiramientos… les sale rentable. Todo depende del tiempo que le dediques y las máquinas que utilices.

Sobra decir que estos gimnasios low-cost están muy bien para el precio que tienen, pero obviamente no pueden ofrecer un servicio excepcional. Si buscas una mayor calidad o máquinas más modernas y novedosas te irás ya a gimnasios en los que el abono mensual ronda los 50 €.

Por esto precio seguramente tendrás a una persona que te pueda diseñar planes de entrenamiento y esté atento a tus necesidades. Así mismo, sea un gimnasio low-cost o no, mira bien qué incluye el abono mensual, ya que ocurre a menudo que las clases que se imparten, como por ejemplo spinning o step, no estén incluidas.

Valora también si te gustaría tener acceso a otros servicios como una piscina o una sauna.

En el otro rango de precios, entre los gimnasios más caros, encontramos el Reebok Sport Club en Madrid, el The Gym by Six Senses Spa en Barcelona o el Spa & Sport Itaroa en Huarte, Pamplona. Si tienes los medios, ¡tú eliges en dónde gastarlos!

Antes de inscribirte compara las tarifas, el estado de las instalaciones y los servicios ofertados (horarios, clases, máquinas).

En resumen, consulta las tarifas de varios gimnasios y lo que ofrecen antes de decidirte. Si ofertan una sesión de prueba, ¡aprovéchala!

¿Qué centros deportivos son los mejores?

Cómo elegir el gimnasio
No todos los gimnasios valen: elige aquel en el que te sientas más a gusto y tenga mayores ventajas.

Hoy en día hay multitud de gimnasios en España y tendrás un gran abanico para elegir si vives en una gran ciudad. Hemos realizado una comparativa entre los mejores gimnasios de España, ya que aunque todos son similares, ofertan servicios diferentes, lo que puede hacer que te decantes por uno u otro.

Antes de nada, recordemos las cadenas de gimnasios que suele haber en todas las ciudades españolas:

  • Fitness Place
  • Fitness 19
  • Dreamfit
  • VivaGym
  • Basic Fit
  • McFit
  • Altafit
  • Go-Fit
  • Metropolitan

La mayoría de estos centros son gimnasios low-cost pero disponen de todos los elementos esenciales de un gimnasio: espacio para realizar cardio, espacio para musculación, zona de fitness, zona de reposo y, con suerte, un zona de agua para practicar aquagym o aquabike.

Ya sea VivaGym o Go-Fit, por ejemplo, tendrás acceso a todo el equipamiento necesario para trabajar tu musculatura, mejorar tu rendimiento y liberar tensiones; todo en un buen ambiente distendido. Que un gimnasio sea más barato no quiere decir que vaya a ser menos eficaz.

Es innegable que la presencia de un entrenador personal que te ayude, te apoye y te aconseje a la hora de hacer deporte será más llevadero y eficaz. Adaptará las sesiones y el peso de las máquinas a tus necesidades y te guiará hacia el objetivo que quieras conseguir.

En conclusión, piensa por qué y para qué quieres ir al gimnasio y cuánto puedes o estás dispuesto a gastarte. Echando un ojo a los diferentes centros de entrenamiento, ¿con cuál te quedas? ¿Has probado ya alguno?

¿Qué equipamiento hay a tu disposición en los gimnasios?

Máquinas para entrenar.
Al principio, quizás te sientas abrumado ante la cantidad de máquinas disponibles en tu gimnasio pero rápidamente aprenderás a utilizarlas.

Abdominales, glúteos, muslos, bíceps, pectorales… en los centros deportivos puedes trabajar cada músculo de tu cuerpo, incluido el corazón. ¿Por qué? Porque hoy en día hay máquinas diseñadas única y exclusivamente para ello, cada vez contamos con equipamiento más especializados y adaptado a las necesidades de cada persona.

Explicar todos los tipos de máquinas que hay en el mercado sería interminable. No obstante, hemos seleccionado las más comunes para que tengas una visión de conjunto de lo que te puedes encontrar para trabajar tu cuerpo. Las marcas de equipamiento deportivo más vendidas son Technogym y Matrix.

En primer lugar, tenemos siempre en todos los gimnasios máquinas para trabajar cardio, que también nos servirá para fortalecer músculo. Entre este tipo de máquinas encontramos las bicicletas estáticas, las bicicletas de spinning, las elípticas, bicicletas estáticas con respaldo, cintas de correr… toda una serie de equipos para mover las piernas y el corazón. Su uso está muy recomendado para la pérdida de peso.

Así mismo, tendrás acceso a múltiples máquinas para tonificar y aumentar la musculatura de las piernas, como el leg press para los cuádriceps, abductores e isquiotibiales. El booty builder te ayudará a conseguir un culo tonificado y redondeado en unas cuantas semanas.

Para trabajar los abdominales, tienes la opción de hacer varias series de abdominales sobre una esterilla pero también hay una máquina destinada a ello: el abdominal crunch. Fácil de utilizar, te permitirá lucir una buena tableta de chocolate. Sin embargo, cuidado con cómo posicionas los brazos ya que puedes dañar las articulaciones.

En resumen, existen multitud de máquinas para esculpir la parte superior del cuerpo, como por ejemplo:

  • Arm Curl: bíceps.
  • Wide Chest Press: pectorales y tríceps.
  • Shoulder Press: hombros.
  • Vertical Traction: espalda.
  • Chest Press: pectorales, deltoides y triceps.
  • Low Row: espalda.
  • Low Back: espalda (zona de los riñones).
  • Arm Extension: tríceps.
  • Rotary Torso: abdominales.

Con todas estas máquinas, imposible no encontrar aquellas con las que te sientas más a gusto. Evidentemente, también podrás trabajar la parte superior en los bancos de musculación y la zona de halterofilia.

Razones para ir al gimnasio de forma regular

Pros y contras de los centros deportivos
El motivo número uno para ir al gimnasio es definir tu cuerpo, y hacerlo de forma rápida y eficaz.

Por todos es sabido que hacer deporte es bueno para la salud, tanto física como mental. Para ello, no hay necesidad estricta de ir a un centro deportivo; podemos practicar deporte al aire libre o en casa. Entonces, ¿Cuáles son los pros y contras de ir al gimnasio?

Ir al gimnasio presenta numerosas ventajas: la primera de ellas es que encontrarás un equipamiento para realizar deporte del que difícilmente podrás disfrutar si no vas al gimnasio. Además, en muchos gimnasios puedes disfrutar de la ayuda de un entrenador personal así como de clases en grupo para entrenar.

Y, actualmente, con los precios competitivos que ofrecen los gimnasios low-cost, no hay motivo para no ir al gimnasio. Con el tiempo, ir al centro deportivo será parte de tu vida y de tu rutina y te mantendrá motivado para seguir y conseguir los objetivos que te propongas.

Sin embargo, ir al gimnasio no son todo ventajas.

De hecho, una de las razones por lo que la gente se vuelve atrás es el gasto. Ir al gimnasio en un gasto mensual más que no todos se pueden permitir y menos cuando no le dan un gran uso a las máquinas. Muchos prefieren hacerlo en casa con un equipamiento más sencillo.

Otro problema es que hay personas que pueden no sentirse a gusto en el gimnasio ya que hay gente que te mira y te acabas sintiendo cohibido. Aunque no es lo habitual, ya que cada uno va a lo suyo.

Por otro lado, uno de los factores claves por los que la gente no va al gimnasio es por la falta del tiempo o por la lejanía del centro deportivo. Pero todo es cuestión de fuerza de voluntad y organización. Habrá meses en los que irás más apurado o no tengas motivación ni ganas; y otros en los que ir al gimnasio sea la forma de desconectar y dedicarte tiempo a ti mismo.

Ahora ya sabes todo lo necesario para comparar centros deportivos y decidir a qué gimnasio apuntarte. Si quieres saber más sobre ponerse en forma y entrenamiento personal, no dudes en consultar otros artículos de esta sección. Además, tenemos un montón de superentrenadores esperando para ayudarte.

¿Necesitas un profesor de Entrenador personal?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 2 voto(s)
Cargando…

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.